Ghost – Square Hammer (2016)

front

Tras el excelso “Meliora” (2015), que como ya hiciera su predecesor largo “Infestissumam” (2013) con respecto al debut de la banda volvió a dar un vuelco tanto en sonido como a composición se refiere, conservando eso sí las señas de identidad del grupo y acercándolo cada vez más a todos los públicos, Emeritus III y sus Nameless Ghouls siguen lanzados en su senda hacia el Olimpo del Metal, por no decir directamente al de las Estrellas del Rock.

Repiten de nuevo la fórmula disco-ep-disco, y al igual que sucedió con “If You Have Ghost” (2013, producido ni más ni menos que por el mecenas Dave Grohl), editan a un año vista de su obra magna un puñado de canciones a añadir a la colección, lo que denota el inmejorable estado de forma de la banda y el torrente de creatividad e influencias que atesoran estos jóvenes suecos, desgraciadamente cada vez menos desconocidos para el respetable. Esperemos que aún aguanten un tiempo hasta el definitivo destape (todo KISS tiene su “Lick It Up”, es inevitable).

“Square Hammer” abre el Ep, la única cosecha propia del disco, una delicia pop-metal de aire fresco en forma de hit-single, ideal para abrir los directos del grupo y alzar cuernos al unísono. En éste apreciamos de nuevo un paso de gigante con respecto al pasado, tanto en estructuras como en sonido, e incluso podemos escuchar a Emeritus en un registro mucho más alto y juvenil, como si ABBA o Pet Shop Boys hubieran ganado el pulso al Hard Rock y el Heavy Metal. Himno diseñado para la euforia colectiva (y para seguir tocando los cojones a sus detractores), y un video-clip que efectivamente parece obra de la Hammer.

“Nocturnal Me” arranca el apartado de homenajes, en esta ocasión a la banda de Ian McCulloch, los irreductibles Echo & The Bunnymen (todavía andan por ahí descargando y de qué forma, por si te interesa), una de las piezas más oscuras de aquel mítico “Ocean Rain”, obra capital del post-punk más psicodélico y que contenía la inevitable “Killing Moon”, que Ghost hacen suya por derecho propio y sin prostituir en ningún momento su esencia original.

Con “I Believe” de Simian Mobile Disco llegamos al ecuador del trabajo, un tema techno-pop en su concepción que Ghost trasladan directamente al ambient, y para mi gusto sale ganando. Un punto seguido lleno de feeling y sosiego instrumental.

“Missionary Man” nos devuelve a los Ghost más rítmicos y machacones, de pegada sólida y hammond por un tubo, con un resultado más propio de los GUN de “Word Up” que de Annie Lennox y compañía. Colaboran con mucho acierto Fia Kempe en los coros y Brian Reed a la armónica.

Y para acabar tenemos “Bible”, un tema de corte mesiánico-eclesiástico original de Imperiet, grupo post-punk sueco surgido en la Suecia natal de nuestros amigos, y que nuevamente hacen suyo dotándole de un aire mucho más pop que el original, con coros a tutiplén (Fia Kempe parece Kai Hansen por momentos) y de aire apocalíptico, ideal para cerrar el breve pero suculento viaje.

Produce el trabajo en esta ocasión Tom Dalgety, mientras que Zbigniew M. Bielak repite en el artwork al más puro estilo de “Meliora”, creando otra obra maestra para la vista que, al igual que sucede con el susodicho, conviene ojear en el papel de su libreto original.

Poco más que añadir, la banda sueca prosigue en su particular longway-to-the-top aunque a pasos agigantados, aunando legiones ávidas de la next-big-thing a lo Beatles / Elvis Presley y perdiendo por el camino a fans decepcionados y rockeros malhumorados, que de golpe y porrazo pasan a engrosar filas con aquellos que nunca hicieron caso. Pero tú y yo sabemos que el sacrificio merece la pena, ¿a que sí?

Bubbath

Anuncios