SLAIN BACK TO HELL (Digerati Distribution, 2016)

El género indie de la industria del videojuego: pequeños artesanos de los bits y los frames con poca gente desarrollando y aún menos dinero para la gestación de sus obras, son la fuente principal de un género que su principal target es un público ya bastante entrado en años (presente), individuos que no quieren adaptarse a las modas actuales del mundo lúdico cibernético de las 3D, sandbox, el juego online u otros palabros actuales del mundo gamer entre otros conceptos que se me escapan.

Como avispado lector que eres ya sabes de qué voy a dar la murga. El mundo retro, señoras y señores. El hogar del jubilado de los jugones, el retiro de los que antes le dábamos caña al CPC 464 o el Spectrum de teclas de goma, o el arcaico rincón donde aporreábamos los pads de nuestras Megadrives o Super Nintendos.

imagen1

Slain Back to Hell, creado por Andrew Gilmour del sello Wolf Brew Games y distribuido por la compañía Digerati Distribution, es todo un homenaje al Castlevania, ya que la obra se mueve por el concepto arcade  plataformero 2D a la vieja escuela de scroll clásico tanto horizontal como vertical con ambiente terrorífico, gótico y con mucha sangre.

Controlas a Bathoryn, un viejo y rudo guerrero vikingo portando un mega espadón para protegerse de hordas de demonios, esqueletos y otros seres del mal de distintos tamaños, colores y pelajes por paisajes oscuros tenebrosos y decrépitos. El manejo del protagonista es sencillo, donde con pocos botones puedes hacer todos los movimientos de forma bastante simple. Puede que ese aspecto a otros jugadores más experimentados que  quieren un control algo más complicado les sepa a poco, para mi gusto es perfecto.

imagen2

Otro de los puntos fuertes del juego es la banda sonora, donde el heavy metal está presente muy del estilo de la saga de Konami. Curt Victor Bryant, guitarrista y bajista que estuvo en los Celtic Frost en la etapa del Cold Lake, es el creador de la misma. El aspecto gráfico como he mencionado antes no dista de una consola de 16 bits, recordando mucho a Castlevania de la SNES o el maravilloso Symphony of the Night de la PSX. Tanto los enemigos como los escenarios están bien detallados y cuidados.

El aspecto sonoro es de 10, dando una ambientación genial al juego y emulando perfectamente la saga del Castlevania, haciendo que te metas más aun en el meollo del asunto y para disfrute de los fans de la saga del caza vampiros de Konami.

Este juego está para PCs, Xbox One, Playstation Vita y PS4, en formato de descarga directa. Si os gusta el Rastan y sobretodo el Castlevania este es vuestro juego. No pasará a la historia de los videojuegos, no es el summum de la originalidad, pero entretiene y para mí es bastante.

Saints in Hell

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s