Immolation – Atonement (2017)

Immolation–Atonement(2017)

Con ya prácticamente 30 años a sus espaldas, la leyenda neoyorkina Immolation edita su álbum número 10 en estudio, donde demuestran y con creces que siguen siendo una verdadera maquinaria haciendo lo que mejor saben, auténtico Death Metal. Continúan de la mano de Nuclear Blast, tercer disco con ellos desde que abandonaran Listenable Records en el 2007 con su excelente “Shadows in the Light”, y nos disponen de un conjunto de canciones que los sitúan como posiblemente unas de las bandas longevas más en forma, así como con una trayectoria más digna y meritoria dentro de los terrenos del Metal extremo.

12 cortes nos traen en este nuevo disco que lleva por nombre “Atonement”, que se va a los 48 minutos de duración, donde lo primero que nos sorprende a nivel estético y visual es la excelsa portada que nos presentan realizada por Pär Oloffson, quien se encarga de estos quehaceres desde su trabajo del 2010 “Majesty and Decay”, así como que también han dejado atrás el logo lineal que venían utilizando, pasando de nuevo a su clásico logo que no utilizaban desde aquel clásico “Here In After” y que muchos viejos fans agradecemos que vuelvan a utilizar.

En todos y cada uno de los cortes tenemos a unos Immolation en gran forma y plenitud, tal y como han sido siempre en su historia, sin ningún tipo de bajón y siempre constantes a nivel de sonido, ejecución, composición y destreza a la hora de componer todos sus temas en una onda de Death Metal clásico y tradicional que te atrapa por su forma de llevarlo a la práctica, sabiendo a la perfección llevar bien los tiempos en su medida justa, es decir, dominando de una forma correcta tantos los pasajes lentos y pesados, como los más brutos y rápidos. Y es que con todo esto, Immolation siempre han sabido bien en toda su historia cómo compaginar todo y cómo sonar brutales sin tener la necesidad de estar realizando blast beat sin ton ni son, conjugándolos de una forma excepcional con sus riffs potentes y pesados a la vez que retorcidos, haciendo de todo ello un sonido muy personal y característico de los americanos.

No hay tema que destaque por encima de otro, todos ellos forman un bloque homogéneo y a prueba de bombas. Immolation desgranan excelsos cortes de Death Metal de una forma colosal y auténtica. Ross Dolan cada disco que pasa dispone de una voz más cavernosa y de ultratumba y sigue con maestría con su bajo atronador. Robert Vigna sigue como “hacha” principal y destripa riff tras riff y solos de los cuales cualquier novato que se inicia en el género debería aprender y tomar nota. Esta vez le acompaña a las 6 cuerdas Alexander Bouks (ex de Goreaphobia e Incantantion), nuevo en la banda sustituyendo a Bill Taylor y que cumple con creces su cometido. Steve Shalaty se sigue estableciendo como un genial batería que se adapta a los nuevos tiempos y tecnología para dotar al ensamblaje de la banda un sonido clásico a la vez que actual y poderoso.

No hay vuelta de hoja, aquí sólo hay auténtico y oscuro Death Metal sin paliativos ni edulcorantes. Immolation y todo su armamento siguen demostrando que son una apuesta segura en los quehaceres de fabricar Death Metal de un corte clásico y directo a la vez que retorcido. Sin discusión válida, apunta a uno de los discos del año.

https://www.facebook.com/immolation

http://www.everlastingfire.com/

Mantas

Death… The Brutal Way – Entrevista ASPHYX

asphyx_02

Asphyx, una legendaria banda como pocas, no podía faltar en Pitchline, y más estando de vuelta y actualidad con la salida de “Death… The Brutal Way”, sus consiguientes conciertos por Europa y España, así como todo el antiguo material reeditado que está cayendo por el lado de Century Media. No quisimos perder la oportunidad de poder charlar con Bob (batería) acerca del presente de la banda, así como de algún tema del pasado. Muy amablemente esto fue lo que nos contestó…

Hola Bob, Para Pitchline es un verdadero honor haceros esta entrevista y el incluiros en nuestras páginas. Enviaros un saludo a toda la banda de parte de todo el Staff de Pitchline. ¿Cómo está todo por Holanda y en el seno de Asphyx? ¿Todo bien?

Hola, es un honor para nosotros también. Todo bien por aquí, Asphyx va bien. El concierto del Turock en Essen (Alemania) el fin de semana pasado estuvo genial, así que estupendo.

Bien, las últimas noticias que tenemos en relación a la banda son de la reciente salida de Asphyx de Wannes Gubbels, ¿qué ha sucedido exactamente? ¿Qué causas han motivado su salida? Su puesto ha sido ocupado por Alwin Zuur, quien proviene de bandas no muy conocidas como son Pulverizar o Escutcheon. ¿Cómo fue el que entrara él a la banda? ¿De qué le conocíais? (Veo algo de conexión entre Escutcheon y Thanatos sobre el sello que les edita sus trabajos…).

Bueno, algunas cosas no fueron muy bien y las dos partes quedamos descontentas, así que mejor sEPararnos. Aún somos amigos, de todas maneras.

La historia de Alwin es curiosa, imprimí algunas pegatinas para esta banda, Escutcheon, y él las recogió. Tomamos unas cervezas, hablamos sobre nuestros grupos y pensé que él era exactamente lo que necesitábamos para reemplazar a Wannes. Así que Martin, Paul y yo lo hablamos, salimos por ahí con Alwin, nos emborrachamos a saco, y se quedó como bajista. ¡Funcionó perfecto!

asphyx_06

Bob, es inevitable que hablemos sobre la obra que ha marcado vuestro regreso como banda. De nombre “Death… The Brutal Way”, pone de nuevo a la palestra el nombre de Asphyx y ofrece un excelente disco de Death Metal, ¿cómo lo veis en el seno de la banda? ¿Se podría decir que es como vuestro regreso soñado?

Estoy MUY orgulloso de “Death… The Brutal Way”. Es crudo, oscuro, pesado, es 100% Asphyx. Y sí, podríamos considerarlo como un sueño hecho realidad. Ha sido recibido con excelentes críticas.

Hablando musicalmente sobre él, ¿creéis que la banda ha sabido mantener el antiguo espíritu de Asphyx? ¿Qué relación veis entre discos como “The Rack” o “Last One On Earth” y “Death…The Brutal Way”? ¿Se podría decir que es como aquellos discos pero adaptándose la banda a las nuevas tecnologías?

Sí, no creo que hayamos cambiado mucho. De hecho, mucha gente considera “Death… The Brutal Way” como la auténtica continuación del “Last One on Earth”. Y debo decir que… estoy completamente de acuerdo con eso. Y salió de forma muy natural, como siempre, ha ha. Es más, “Death… The Brutal Way” se grabó como una demo… pero nos gustó tanto que se convirtió en álbum.

Ya van para cerca de 3 años desde cuando os reunisteis de nuevo como banda, ¿qué propició el juntaros de nuevo? ¿Fue en un principio sólo para tocar en algunos festivales? ¿Por qué no estuvo en esta reunión Eric Daniels como muchos fans de la banda hubieran querido? ¿Qué tipo de relación tenéis con él en la actualidad?

Los del Party San nos llamaron y nos preguntaron si queríamos tocar en la edición del 2007. Íbamos a hacer sólo ese concierto, pero otros nos llamaron después para lo mismo, y ya que disfrutamos tanto tocando los temas de Asphyx, pues los hicimos también.

Eric no participó, no podía en ese momento. Pero sigue siendo mi mejor amigo, siempre lo ha sido. Tenemos otro proyecto llamado The Company of Undertakers en el que también participan Paul y Martin, así como Theo (HoB) al bajo.

Y de ahí, ¿qué propició el cambio de reuniros sólo para tocar en unos conciertos a pensar en componer nuevos temas y grabar nuevo material? ¿Surgió todo de forma natural? ¿Qué papel tuvo en todo esto Century Media? ¿Os unía con ellos algún vínculo contractual desde tiempos anteriores?

Paul escribió los riffs de “Scorbutics” en el local de ensayo mientras Martin, él y yo tocábamos. Nos impactaron mucho esos riffs brutales y empezamos a tocarlos. Y desde ahí, Paul siguió escribiendo más temas para Asphyx. ¡Increíble! Salieron de forma muy natural. Century Media no tenía ni idea de esto en ese momento, pero cuando les preguntamos si querían publicar un nuevo disco de Asphyx al momento respondieron “¡¡SÍ!!”. Y firmamos un nuevo contrato. Ahora mismo somos la banda más veterana del sello, desde 1990.

Vuestro primer paso discográficamente hablando desde vuestra vuelta fue el 7”EP “Death The Brutal Way”, un EP editado por el sello Iron Pegasus Records que contenía el tema que luego daría el nombre al disco y una versión de una tema de Celtic Frost, “Os Abysmi Vel Daath”. ¿Cómo surge todo este tema? ¿Cuando sale este EP está decidido ya todo el tema del álbum? ¿Qué nos puedes contar sobre esta grabación y qué sensaciones teníais al volver a grabar tanto tiempo después?

Teníamos que hacer una versión para el recopilatorio de aniversario de Century Media. Cuando grabamos fue muy excitante de nuevo. Fue genial. El 7” se agotó enseguida.

¿Cómo fue todo el proceso de creación de los temas que irían destinados al disco? ¿Quién componía mayoritariamente tanto la música como las letras? ¿Cómo fue todo el proceso en los Sonic Assault Studios?

Paul escribió todos los temas. Martin y yo hicimos algunos arreglos menores y los grabamos, primero como una demo… Martin hizo las letras. Fuimos al estudio Sonic Assault, que es de nuestro técnico de sonido Frank Klein Douwel. Fue todo muy cómodo.

El disco fue producido por Dan Swanö, el cual, como es menester en él, ha hecho un excelente trabajo. ¿Cómo fue el contar con Dan? ¿Cómo fue vuestro trato con él para realizar este trabajo? ¿Se hizo todo de una manera natural y estábais de acuerdo 100% de cómo debía sonar todo?

¡Fue genial trabajar con él! Paul y Dan hicieron todo el trabajo. Dan controla muchísimo y realmente entiende la esencia del death metal a la perfección. ¡Y también es un tío agradable! También se encargará del próximo disco de Asphyx.

¿Cómo están reaccionando los fans sobre este nuevo disco? Supongo que para vosotros sería interesante saber tanto la opinión que tienen tanto de “Death…The Brutal Way” los antiguos fans de la banda como los nuevos “Metalheads” y nuevos seguidores del Metal extremo. ¿Qué os suelen comentar sobre esta nueva entrega de Asphyx?

El feedback ha sido más que bueno. Al 95% de la gente le encanta y se está vendiendo muy bien. A los fans nuevos también les encanta, y lo han votado mejor álbum del año en varios sitios. También tenemos fans nuevos, una nueva generación. Ellos mantienen el metal vivo.

Parece ser que a nivel de conciertos no vais a realizar una gira de presentación como tal, sino que estáis tocando en determinados conciertos puntuales y sobretodo en festivales. ¿A qué se debe esto? ¿No queréis agobiaros al tener una obligación de estar fuera de casa unas cuantas semanas? ¿Es ése el plan de aquí en adelante?

Bueno, este año hemos estado bastante ocupados. Pero 15 conciertos al año es nuestro máximo, yo tengo una familia con la quiero estar y Paul y Martin también tienen HoB.

En los últimos tiempos habéis estado tocando en España, ¿cómo se desarrollaron estos conciertos? ¿Cómo reaccionó el público español ante la vuelta de Asphyx? ¿Hay más planes de tocar en nuestro país?

¡El concierto en Barcelona fue genial! ¡Muy salvaje! Nos encantaría tocar de nuevo en España.

asphyx_03

En los conciertos que estáis llevando a cabo últimamente vuestro set list lo basáis en los dos discos de la banda en los cuales estuvo presente Martin Van Drunen, aparte lógicamente de temas del nuevo disco, ¿a qué se debe esto? ¿Se trata de una imposición de Martin? ¿No os gustaría tocar grandes temas como lo pueden ser “Depths Of Eternity” o “Summoning The Storm”? (No vale la excusa de que no hay espacio para todos…).

Eso es porque los mejores temas están en esos discos. Todos lo creemos así. Pero también tocamos otros temas, como “Waves of Fire”, “Rite of Shades”, “Abomination Echoes”… ¡pero ya sabes, hay que elegir porque no podemos tocar toda la noche, ha ha!

Vuestra reunión o vuelta a nivel fechas ha coincidido con el nacimiento como banda de Hail Of Bullets, grupo con el cual Asphyx comparte 2 miembros. A nivel de sonido hay ciertos paralelismos entre las dos bandas, ¿creéis que esto es así o que básicamente es una simple apreciación debido a que Martin canta en ambas bandas? ¿Puede deberse también esta similitud a que ambos discos (“Death… The Brutal Way” y “Of Frost And War”) hayan sido producidos por la misma persona?

Creo que hay una enorme diferencia entre ambas bandas, también en el sonido. Mientras que HoB es un death metal más grave, el de Asphyx es más crudo, más caótico. Pero dado que Martin canta en ambos grupos, en las voces claro que hay similitudes.

En este sentido, también los conceptos de ambos discos gira en torno a lo mismo, el tema bélico. Es conocida la admiración que tiene Martin Van Drunen por estos temas. ¿No creéis que es demasiado parejo el concepto utilizado en los dos discos? ¿Qué nos puedes contar sobre la portada y el Artwork de “Death…The Brutal Way”?

Sí, pero en “Death… The Brutal Way” también podemos encontrar otras temáticas. Hay dos canciones sobre guerra, pero siempre hemos tenido alguna (Forgotten War, Ms Bismarck…) así que nadie debería sorprenderse. Los demás temas no son de carácter bélico.

La portada y artwork han sido realizadas por Mick Koopman, un buen amigo del grupo. Es algo así como unas Tierras Baldías (del Terror) [NdT: Wasteland of Terror] que encajan muy bien con nuestra música.

El disco ha sido editado en dos diferentes versiones, una de ellas en un CD simple y otra en el cual incluís un Bonus DVD con vuestra actuación en el concierto del Party San del año 2007. El DVD tiene muy buena calidad tanto a nivel de sonido como de imagen. ¿Cómo surge el editarlo de esta forma? ¿Pensáis que es una buena oportunidad de combatir la piratería ofreciendo algo más a vuestros fans aparte del disco?

Es debido a que les debemos a los del Party San el hecho de que nos hayamos juntado de nuevo. Es un homenaje a ellos y el festival. No tengo nada en contra de las descargas. Están aquí y no tengo inconveniente al respecto. No me importan.

Y sobre el tema de la piratería, ¿en qué medida creéis que afecta a Asphyx? ¿Es algo en lo que realmente estéis preocupados? ¿Cómo se siente un músico al ver que una creación suya está disponible en libre descarga para todo el que lo desee? ¿Es algo por lo cual un músico puede llegar a un cierto grado de frustración?

Por supuesto que afectan a las ventas, pero ¿qué puedes hacer al respecto? Como he dicho, me son indiferentes. Algunas personas simplemente no tienen dinero para comprar discos, así que los descargan. Es una manera que tienen de acceder a la música. Yo haría lo mismo.

Está planeada la próxima edición de un Split 7”EP de Asphyx con la banda finlandesa de Doom / Death Metal Hooded Menace, ¿cómo va el proyecto? ¿Cuándo se tiene pensado que salga? ¿Qué material contendrá de Asphyx? ¿Algún tema nuevo? ¿Algún clásico regrabado? Por cierto, ¿qué te parecen Hooded Menace como banda y el disco “Fulfill the Curse” en particular?

Sí, estamos en ello. Vamos a grabar un tema nuevo llamado “We Doom You to Death”. ¡Es un honor para nosotros hacer un split 7” con Hooded Menace porque son una de mis bandas favoritas! ¡Doom/death metal con talento! ¡“Fulfill the Curse” es bueno hasta el final! ¡Tremendo!

asphyx_05

Aprovechando que Asphyx se encuentra de completa actualidad con la vuelta y la salida de vuestro nuevo disco, Century Media ha reeditado trabajos vuestros como “Asphyx”, “God Cries”, “Embrace The Death” o “On The Wings Of Inferno” e incluso el disco de Soulburn, discos que estaban completamente descatalogados. Las ediciones son realmente excepcionales. ¿Cómo surge la reedición de estos discos? ¿Crees que es un buen momento para volverlos a poner a la venta? ¿Qué nos podéis contar sobre estas reediciones?

Sí, debido a que ha habido una gran demanda de esos discos. Han hecho una gran labor con esas reediciones, con bonus tracks y tal. Fue idea de Century Media. También es una buena forma de completar la discografía de Asphyx para los nuevos fans que no nos conocían.

Estas ediciones no respetan en el caso de Asphyx las portadas originales de los discos, ¿por qué ese cambio de portadas? ¿No hubiera sido mejor el editarlas como fueron concebidas originalmente?

Pues debo decir que me gustan más las nuevas portadas, ¡especialmente la de “Embrace the Death es formidable! ¡Auténtica oscuridad! Esa fue hecha por Erik de Watain. ¡Excelente!

En la reedición del disco “Embrace the Death” hay un segundo CD que incluye material antiguo de Asphyx el cual ya fue incluido en una antigua reedición del disco “Last One on Earth” ¿Por qué duplicar este material? ¿No había otro material anteriormente no editado y que hubiera estado mejor incluir?

Esos temas encajan perfectamente en la época del “Embrace the Death”, especialmente en lo que se refiere a la atmósfera.

Century Media va a publicar también una caja limitada de 7” con las viejas demos, ensayos y material en directo de finales de los 80 y principios del 91, 1500 copias. Incluirá el tema nunca publicado “The Priest of Mendes” con las partes de “Pages in Blood” y “Wasteland of Terror”. Fue algo así como un “tema donante”.

Bob, no quisiera desaprovechar la oportunidad de preguntarte por algunos temas que no están de actualidad, pero que pueden ser muy interesantes para nuestros lectores, ¿de acuerdo? Siempre me he preguntado por tu salida de la banda en 1994. ¿Qué sucedió en esos momentos? Con tu salida la banda grabó un excelente disco, “Asphyx”. ¿Qué opinión tienes sobre él?

Bueno, simplemente me harté del aspecto empresarial del tema. Me quitó el placer de tocar en un grupo. A pesar de que Asphyx es mi propio grupo, odiaba tener que encargarme de la parte no musical. Tenía ganas de volver a los viejos tiempos de demos y en ese punto, pensé que era mejor dejarlo. Sin embargo le di a Eric permiso para continuar con Asphyx y publicaron el álbum “Asphyx”, que es excelente salvo por las voces.

En el periplo entre los discos “God Cries” y “On The Wings Of Inferno” montaste el proyecto Soulburn. Editasteis un fabuloso disco llamado “Feeding on Angels” (que también ha sido reeditado por Century Media). ¿Qué significó aquello? ¿Pensaste en algún momento en dejar de lado a Asphyx y continuar todo el legado bajo Soulburn? ¿Por qué se retomó Asphyx un par de años después? ¿Hay posibilidad de volver a sacar algo bajo el nombre de Soulburn?

Soulburn era un buen proyecto. Sin estrés, sin expectativas, simplemente a lo nuestro. Pero claro, sonaba 100% Asphyx… ha ha ha. Pero bueno, qué te puedes esperar si estamos Eric y yo en el mismo grupo… de modo que el feeling a lo Asphyx era tan fuerte que volvimos a Asphyx de nuevo. También teníamos temas de Asphyx en el setlist de Soulburn, así que fue fácil. Y no, no vamos a publicar nada bajo el nombre de Soulburn.

Quisiera también preguntarte por Theo Loomans. No sé si te sentirás cómodo al hablar de él. ¿Pensaste el tirar la toalla tras su muerte? ¿Cómo cayó todo aquello en el seno de Asphyx y Soulburn? ¿Qué buenos recuerdos guardas de él?

No pasa nada. No pensé en dejarlo cuando llegó su muerte, pero desde luego me impactó terriblemente. Tanto Eric como yo fuimos a su funeral y eso fue duro. Pasamos buenos momentos con Theo. Siempre fue muy atento. Tenía una gran personalidad y vivió por Asphyx. Nunca le olvidaremos.

Bien Bob, esto es todo por el momento, agradecerte tu tiempo empleado para esta entrevista. Un saludo para toda la banda. Si te apetece añadir algo, adelante.

¡Gracias a ti por esta excelente entrevista! ¡Un saludo a todos los fans españoles! Y recordad… SI NO OS ENFRENTÁIS A LA MUERTE… NOSOTROS LO HAREMOS

Entrevista: Mantas

(Publicado originalmente en Pitchline-Zine en Abril de 2010)

links_image_main

Kreator – Gods of Violence (2017)

kreatorgodsofviolencecd

The Kreator has returned!!! Y ya era hora, pues su anterior disco “Phantom Antichrist” data de 2012, así que este nuevo CD se ha hecho esperar. ¿Y qué nos vamos a encontrar aquí? Pues el formato que yo tengo es una edición en digipack que además incluye un DVD extra. Diez temas más una intro es lo que contiene el CD.

La impresión que me da al escuchar el CD es que Mille no quiere volver a arriesgar, encontró la fórmula en 2001 con “Violent Revolution” y hasta ahora… Esto sería un poco el resumen. Personalmente, aunque me guste y esté disfrutando el CD echo de menos algo de riesgo, ya lo hicieron varias veces en los 90, ¿por qué no ahora? ¿Acomodación? ¿Las ventas mandan? Quizá una mezcla de ambas cosas.

Y vamos ya a lo que es el CD, en “Gods of Violence” nos encontramos con unos Kreator igual de brutos a la vez que melódicos, incluso creo que este álbum lleva más azúcar que el anterior “Phantom Antichrist”, pero ¿por ello dejan de ser cañeros? En absoluto.

El CD se abre con una de sus mejores intros llamada “Apocalypticon”, con unos tambores de guerra marcando la intro y dejando la parte final unos coros muy épicos, para dar paso a “World War Now”, un tema que podría definir como resumen de este CD, pues lo contiene todo: caña, melodía, parte de más cadencia, genial solo y alaridos varios de Mille con su voz. Sin tregua viene otro de los grandes temas del CD, “Satan is Real”, un tema más lento en el que seguro que el estribillo hará las delicias del público en directo, sin duda lo que más me gusta de esta canción es cuando suben un tono en el último estribillo. Seguimos con “Totalitarian Terror”, ¿mi tema favorito de este CD? Posiblemente, tiene caña, mucha caña, aquí podemos reconocer a los primigenios Kreator y el chorus que da paso al estribillo es muy pegadizo y no podrás dejar de cantarlo.

Guitarras acústicas ¿y un arpa? podemos encontrar en el inicio del tema que da nombre al CD, “Gods of Violence”, otro tema para el directo, pues esos ‘we shall kill’ me temo que serán más que coreados. “Army of Storms” es un tema que también me recuerda a los antiguos Kreator, a destacar la parte melódica intermedia. Seguimos con “Hail to the Hordes”, canción que a mí me ha recordado a los primeros In Flames. “Lion With Eagle Wings” nos devuelve la caña pero sin dejar de lado la melodía, sobre todo en los fraseos de guitarra. “Fallen Brother” es un tema meramente Heavy Metal si no fuera por la voz de Mille, de riff machacón, y de la que me encanta la parte intermedia recitada en alemán, canción que como su nombre indica está dedicada  a los hermanos caídos (que cada vez son más). Volvemos a la caña con “Side by Side”, caña cortada con unos arpegios de guitarra casi al final del tema para volver al estribillo y que realmente queda bastante bien. Y llegamos al último tema, para mí otro de los grandes del CD, se trata de “Death Becomes My Light” y tiene casi siete minutos y medio de duración, el tema empieza con arpegios de guitarra limpia y Mille casi recitando para romper con una melodía puro Maiden y unas guitarras cabalgantes, solos, cambios de ritmo y una parte más cañera a mitad de canción para volver a un final más lento.

Como he dicho antes, esta edición lleva un DVD que no es ni más ni menos que la actuación en Wacken de 2014, un concierto brutal de principio a fin, y es que en directo estos tíos no pinchan, muy potente, con un gran escenario, telón de fondo, pirotecnia, confetis, Mille disparando una pistola de CO2, en fin, un extra que da gusto comprar.

Lo dicho, este CD sigue la tónica marcada en 2001, más melódico si cabe, con muchos fraseos de guitarra, con mucha melodía de guitarra y con riffs más heavys, pero sin dejar de lado la caña habitual en ellos. Yo para el próximo álbum agradecería un volantazo, quizá no tan brusco como los que dieron en los 90 pero sí algo más de aporte. Y vuelvo a repetir que “Gods of Violence” me ha enganchado.

Laguless

Paradise Lost – Icon (1993)

icon

“Icon”, el cuarto álbum de Paradise Lost, fue un revulsivo para la escena doom de los primeros noventa. Mientras bandas como My Dying Bride o Anathema (en plena promoción de “Turn loose the swans”, una obra de culto dentro del género, y “Serenades”, que tampoco se queda a la zaga, respectivamente) se mantenían fieles a este estilo, caracterizado por estructuras pesadas y unas melodías aderezadas con teclados y/o voces femeninas que evocan melancolía a raudales, y los Cathedral de Lee Dorrian (quien fuera cantante de la época grindcore de Napalm Death) sacaban a la luz todas las influencias del rock’n’roll de los primeros Black Sabbath en “The ethereal mirror”, Paradise Lost se reafirmaban en su particular manera de entender la música. Encontraron la fórmula pionera de fusionar el doom que tanta reputación les había hecho ganar en “Gothic” (su segundo larga duración, publicado en 1991) con el heavy metal, hecho que supuso la ruptura con gran parte de sus antiguos seguidores, que los veían como unos vendidos a la industria al dejar definitivamente atrás su recorrido por el circuito underground. Si en su tercer disco, “Shades of God” (1992), ya trataron de llevar este “cocktail” a buen puerto, en “Icon” lo consiguen bordar y sientan los cimientos de lo que luego se conocería como metal gótico.

“Icon” forma un bloque compacto: no se puede obtener el máximo del disco si no es escuchado en su totalidad y entendido como un todo. En él, la guitarra de Gregor Mackintosh domina y orienta el sonido de la banda, conduciendo al oyente por cada pasaje y provocando con sus armonías un torbellino de sentimientos. La interpretación de Nick Holmes es magistral, con una voz que todavía anda a medio camino entre el death de sus primeros días y James Hetfield (con quien guarda cierta similitud vocal, aunque ello se haría más notorio en “Draconian times”, que marcó el salto a la palestra metálica en 1995). Si unimos a esto unas letras de contenido simbólico y metafórico, tenemos como resultado una atmósfera oscura que el quinteto recrea a la perfección. Buenas muestras de ésta son “Embers fire”, “Widow” y “True belief”, que formaban parte indiscutible del set list del tour que realizaron como teloneros de lujo de Sepultura durante 1993 con motivo de “Chaos A.D.” (y que movilizó a los fieles de los británicos, que iban casi exclusivamente a ver su descarga -sin menospreciar a los brasileños, quienes se encontraban en la cumbre de su carrera-). Tampoco podemos olvidarnos de “Remembrance”, “Forging sympathy”, “Joys of the emptiness”, “Dying freedom”, “Shallow seasons” o “Christendom”, sin las cuales difícilmente habrían logrado hacer de este trabajo un clásico de esta magnitud.

Paradise Lost siempre ha sido un grupo rodeado de polémica debido a su controvertida evolución, que les ha llevado a pasar por géneros a priori tan irreconciliables como el death, doom, heavy o, más recientemente, el techno. Criticados duramente por sus cambios de chaqueta (que en realidad responden a la actitud del grupo de hacer la música que les viene en gana sin preocuparse por nada más), sus detractores deberían ser más justos ya que probablemente estemos ante una de las bandas que más fronteras ha abierto dentro del metal y, lo más importante, que lo ha hecho sin renunciar a su personalidad, intacta a lo largo de todos sus álbumes. Eso sí, “Icon” define mejor que ningún otro el pesimismo, la tristeza y la nostalgia que desprenden las composiciones de la banda. Si eres de los que disfruta con el metal gótico, no te lo pienses dos veces, éste es tu disco.

J. A. Puerta

(Publicado originalmente en THE SENTINEL WEB MAG durante el primer lustro de la era 2000)

flyersentinel2

Entombed – Left Hand Path (1990)

Entombed-Left-Hand-Path

Se podría catalogar a este disco como uno de los primeros discos de Death Metal fabricados en Europa. Quizá con algún disco de los Celtic Frost sería de los primeros en editarse.

Entombed provienen de las cenizas de una banda como Nihilist, los cuales grabaron alguna demo como “Premature Autopsy”, “Only Shreds Remain” o “Drowned”. De esta banda Nihilist se podría decir que salieron dos bandas, una de ellas Dismember (que después sacarían excelentes discos como “Like An Ever Flowing Stream” o “Pieces”) y de los que estamos tratando, Entombed.

Tras esta separación también grabaron su única demo “But Life Goes On”, en la cual se fijó el sello Earache y los firmó un contrato. De este contrato salió su primera entrega, “Left Hand Path”, y con ya casi 12 años de vida y 11 discos a sus espaldas lo considero su mejor trabajo y un disco clave en la historia del death metal europeo.

Entombed, con bandas como los mencionados Dismember, Grave, Heatsheads, Unleashed, etc. crearon lo que se denominó el death metal sueco, el cual no tenía mucho secreto (un sonido muy grave, pesado, temas no excesivamente muy rápidos…). Una de las claves de ese sonido era que casi la gran mayoría de bandas grababan en unos estudios llamados Sunlight en Suecia con el productor Tomas Skogsberg, padre de todas estas bandas y del citado sonido.

Existen bastantes ediciones de este disco, algunas de ellas con Bonus tracks, etc., pero comentar que la edición original editada por Earache contiene 10 temas, de los cuales 3 ya provenían de su anterior andadura con Nihilist, el caso de “Revel In Flesh”, “When Life Have Ceased” y “Abnormally Deceased”, que seguramente sean los temas más duros y potentes que hayan creado en su carrera. Del disco destacaría sobre todo un par de temas, que con el paso del tiempo se convirtieron en clásicos de la banda (aunque actualmente ni los toquen en directo), que son “Supposed To Rot” y el tema título “Left Hand Path”, con unas guitarras supergraves por parte de Alex Hellid y Uffe Cederlund y con una voz de ultratumba de L.G. Petrov. Sobre “Left Hand Path” se podría decir que es una de las canciones más variadas del disco, pues tiene de todo, desde un inicio con unas guitarras mortíferas destripando riffs de envenenado death metal hasta partes más calmadas con un sonido superdenso, para finalizar con mucha melodía en la parte final del tema, cosa bastante inusual para los Entombed de la época.

A modo de curiosidad, se cuenta que las líneas vocales de “Left Hand Path” se habían grabado frase a frase para conservar la misma intensidad y potencia a lo largo de toda la grabación, cosa que al parecer realizaban muchas bandas de esa época y que grababan en esos estudios, con ese productor…

Como comento, representó mucho para la época la edición de este disco, pues fue como el inicio de una época o estilo. Casi con toda seguridad después de la edición de “Left Hand Path” salieron discos con mucho mejor sonido y producción, caso de su mismo “Clandestine” (segundo disco), “Slumber of Sullen Eyes” de Demigod, “You´ll never see” de Grave, “Where No Life Dwells” de Unleashed o el genial “Mindloss” de Gorefest (discos que no deberían faltar en cualquier colección de un buen amante del death metal), pero por todo lo que significó y representó, me quedo sin lugar a dudas con este “Left Hand Path”.

La banda ahora deriva en otra onda, bastante alejada de sus dos primeros discos. Su batería Nicke formó con gran éxito Hellacopters y el resto siguen sacando discos como “Uprising” o “Morning Star”, pero eso ya es otra historia…

Javibackyard

(Publicado originalmente en THE SENTINEL WEB MAG durante el primer lustro de la era 2000)

flyersentinel2

Metal Extremo: Introducción a 30 Años de Oscuridad y a las Crónicas del Abismo

Metal-Extremo-Portada-LQDesde HOT ROCKIN, como amantes del Metal en general y de sus vertientes más extremas en particular, no podíamos dejar pasar en nuestra sección dedicada a la lectura el trabajo realizado por Salva Rubio, que en 2011 publicase aquella obra de reconocimiento generalizado por crítica y público denominada Metal Extremo: 30 Años de Oscuridad (1981-2011), que como su nombre indica supone un extenso viaje a través de la evolución del Heavy Metal hacia corrientes más extremas y vanguardistas, así como una vasta recopilación de muchas de las bandas que lo hicieron posible.

Tanto ha sido el éxito de la obra de Salva, que además de editarse a finales de 2016 lo que significa ya la quinta edición de Metal Extremo: 30 Años de Oscuridad (1981-2011), simultáneamente y como apéndice a lo que fue dicha obra capital ha visto la luz Metal Extremo 2: Crónicas del Abismo (2011-2016), que prosigue la estela continuista de su predecesor, abarcando evidentemente este último lustro y ampliando cómo no el abanico de formaciones incluidas en aquél.Metal-Extremo-2-Portada-PEQ

Podríamos desgranar la obra aquí mismo, pero narrar una narración no tendría mucho sentido, amén de que ya lo hace el mismo Salva en una Introducción al Metal Extremo de factura propia, que también podéis descargar en la web del autor www.librometalextremo.com, así como informaros acerca de las mencionadas ediciones e incluso del resto de publicaciones de Salva Rubio.

Enteramente recomendable tanto para devotos del género como para neófitos en la materia, ambos volúmenes de Metal Extremo se presentan como auténticos tratados de rigurosa consulta y de gran acervo literario, ideales bien para zambullirse por vez primera en el maremágnum de bandas que dieron forma al entramado metálico más underground, bien para sumergirse de nuevo en la historia de todas ellas y regodearse al son de tanto hallazgo discográfico. A la memoria de Quorthon Seth y Chuck Schuldiner.

Bubbath

A continuación, os transcribimos la entrevista que Mantas le hizo a Salva para la versión cibernética del CRAWL Zine al hilo de Metal Extremo: 30 Años De Oscuridad (1981-2011). Disfruten de su lectura.

 1.      Muy buenas Salva, recibe un afectuoso saludo. ¿Cómo va todo por Madrid? ¿Cómo se te presenta este final y principio de año?

Hola Javi! Muchas gracias por tu bienvenida y gracias por brindarme un espacio en Crawl Zine! El fin de año se cerró con muchos proyectos terminados y alguno pendiente! 2013 ha empezado muy fuerte y hay muchos proyectos por delante!

2.      Por lo primero que me gustaría comenzar hablando es sobre cuándo comenzaron tus inquietudes a nivel musical. ¿Cuándo comenzaste a escuchar música? ¿Cuáles fueron tus primeros discos que compraste? ¿Quién te inició o de qué forma comenzaste a escuchar Metal Extremo? ¿Qué grupos y bandas solías escuchar?

Curiosamente, al contrario que mucha gente, en mi casa nunca se escuchó demasiada música, por lo que llegué a bachillerato sin realmente tener formado unas aficiones o gustos específicos. Fue en la asignatura de “Música” donde comencé a interesarme por distintos estilos, para ver cuál era “el mío”: me pasaron pop, techno, etc, pero reconozco que sentí algo muy especial la primera vez que escuché Metal. Recuerdo claramente cómo me deslumbró un tema de Celtic Frost cuando sonó en un video que me dejaron! Sentí que necesitaba mucha más música como esa y fue un amigo de clase el que me empezó a pasar lo clásico de esa época: Metallica, Megadeth, Slayer… Y de ahí al Death Metal. 

3.      Bien, pues el tema principal sobre el cual quiero girar esta entrevista es lógicamente por tu libro “Metal Extremo: 30 Años de Oscuridad”. ¿Cuándo comenzaste a sospechar la idea de comenzar su creación? ¿Tenías claro desde el principio el concepto que querías llevar? ¿Pensabas cuando lo iniciaste la magnitud que podía llegar a tener y cómo se iba a seguir desarrollando? Es decir, ¿tenías claras las pautas que ibas a tener para ir confeccionando el libro?

Como he contado en alguna otra ocasión, la idea surgió mientras estudiaba Historia del Arte en la Complutense allá por 2003. Una de las asignaturas era, precisamente, “Historia de la Música”, y el profesor era un reputado musicólogo bastante abierto de mente. Le propuse hacer un trabajo para subir nota con el Metal Extremo como tema, y se sorprendió bastante, pues pese a su carrera, no sabía nada de este estilo musical. Finalmente, realicé el trabajo y me propuso ampliarlo y publicarlo a través de una institución, pero él falleció y el asunto quedó casi diez años en el dique seco.

Puede verse, pues, que el concepto del libro surgió poco a poco en mi mente más como un “ideal”, como el libro que yo querría leer, que como algo que podía realizar. Pero cuando me encontré con tiempo y ganas, escribí un capítulo que sirviese de muestra, el del Thrash metal, y lo envié a varias editoriales. ¡Ya sólo la dimensión que tomó ese capítulo me hizo darme cuenta de que sería un trabajo realmente amplio! Y cuando Milenio decidió publicarlo, supe que tenía que hacerlo tan amplio como el material lo necesitase.

4.      ¿En qué te basaste para confeccionar los apartados del libro? ¿Cómo pensaste en cómo estructurarlo todo? ¿Te ibas marcando algún tipo de guión?  ¿Te fue dificultoso el realizarlo de una forma cronológica?

El criterio con el que enfoqué el libro es formalista, es decir, me basé en el sonido y las estructuras musicales para distinguir cada estilo de los demás. Y dentro de cada uno, busqué las posibles variantes sonoras que distinguían a un subestilo de otro, y les apliqué dos criterios más: el ético y el estético.

Sobre el desarrollo, por un momento pensé en hacer una “gran historia” en que cada capítulo fuese un año y repasáramos los 30 años de manera cronológica, pero de esa manera se perdía la división estilística y el libro era mucho menos claro, por lo que elegí la división por estilos que quedó en el libro final.

5.      ¿Cuánto tiempo te llevó toda la confección de lo que fue finalmente el libro? ¿Te has parado a valorar todo el tiempo que te ha conllevado llevarlo adelante? ¿Crees que el finalizado ha valido realmente la pena? ¿Es reconfortante tener el libro en tus manos en contraprestación a todo el trabajo que ha tenido?

Siempre es complicado responder a esta pregunta: como el tiempo dedicado en cada época es variable, es difícil dar una respuesta precisa. Pero pueden contarse muchos años de documentación y casi dos de redacción, y varios meses dedicado en exclusiva, con sesiones de trabajo de doce y catorce horas diarias….

Por otro lado, la recepción del libro en la escena ha hecho que cada minuto invertido en él mereciese la pena, especialmente por las muestras de aprecio por su contenido y por los mensajes de los lectores.

6.      El libro abarca la historia del Metal extremo desde sus raíces allá por los primeros años 80 hasta la actualidad. Ya que no te veo escuchando Metallica con 5 ó 6 años J, ¿cómo te has documentado para generar todo lo relacionado en aquella época? ¿Has consultado otros libros o revistas? ¿Cómo te formaste una opinión de cómo comenzaron todas las raíces de lo que fue el Metal extremo?

Como decía anteriormente, empecé en esto allá por el 91-92, como muchos de los que nos introdujimos en el extremo, gracias al trabajo de Drowned Prod. y Repulse Records. Por lo demás, como decía anteriormente, el enfoque del libro es puramente formalista: utilicé continuamente las fuentes directas que constituyen los discos propiamente dichos y mucho material de referencia (fanzines, libros, webs, etc.) para datos concretos, como fechas de lanzamiento y demás datos concretos.

Como podrá ver cualquiera que lo lea, el enfoque que tiene el libro (alejado del crítico o periodístico) hizo innecesario consultar este tipo de fuentes, que por otro lado, son secundarias y en parte, veladas por la idiosincrasia del momento. Esto hizo que pudiese ver con otros ojos grandes discos que la crítica o los periodistas del momento ignoraron o no supieron apreciar.

7.      En el libro, aparte de tocar toda la historia de lo que ha sido el Metal Extremo, luego lo diversificas con las ramificaciones de lo que ha tenido en sí el estilo (Thrash Metal, Death Metal, Grind Core, etc., etc.). ¿Te fue difícil o complicado comenzar a encasillar todos los estilos y contar la historia de cómo fue evolucionando cada uno? ¿Piensas que se te ha quedado alguno fuera? ¿Y banda?

Me llevó un tiempo encontrar un método para asignar cada banda a un estilo, y como cuento en la introducción, dado que muchas bandas cambian de estilo pasado el tiempo, decidí que las situaría dentro del estilo en que lanzaron su primer disco, el cual habitualmente es el que más impacto causa en la escena.

Sobre los que se quedaron fuera, como igualmente digo en la introducción, salvo algún error reconocido (Terrorizer o Looking for an Answer), para elegir a los grupos que habían de figurar puse un baremo del impacto internacional que tuvieron o hubiesen tenido sus discos en su momento de tener mejor distribución. Podían haberse incluido más bandas o menos (el número final es de 1107), pero la intención no era (nunca lo fue) hacer una enciclopedia, sino hacer una revisión de lo que ha sido el metal extremo en estos treinta años a nivel internacional.

8.      El libro fue lanzado a finales del año pasado, por lo tanto se cumple un año de su edición. La editorial que lo llevó a cabo fue la Editorial Milenio. ¿Cómo surgió el interés por parte de ellos de lanzarlo? ¿Fue fácil ponerse de acuerdo con ellos para sincronizar el cómo editarlo y demás? ¿Cómo fue todo ese proceso?

Aunque una parte del proceso trabajosa, el proceso en sí fue sencillo. Simplemente, me puse en contacto, entre otros, con Javier de Castro de Editorial Milenio, quien dirige una colección de música pop y rock muy prestigiada en esta editorial. Dado que no había libros sobre Metal Extremo publicados en el panorama español, lo consideró muy interesante y lo apoyó desde el principio, sobre todo teniendo en cuenta la extensión del libro.

Por otro lado, Javier me dio libertad y confianza absolutas sobre aspectos tan importantes como la portada, el título o el diseño, algo que también pesó mucho para mi elección de Milenio como editorial.

El proceso en sí fue sencillo: una vez terminado el original, lo envié y su corrector me devolvió, meses después, las galeradas para corregir. Tras ello, el libro se mandó a imprenta y de ahí, a distribución.

9.      A primeros de Diciembre del pasado año realizaste una presentación del libro en la Casa del Libro de Madrid, incluso se llegó a “transmitir” por Internet y esta visible por algún lugar todavía en la red. ¿Cómo fue todo? ¿Fue un buen empujón para la salida del libro? ¿Quién lo organizó todo? ¿Fue mucha gente? Después realizasteis una especie de Fiesta en un PUB con audición de Metal Extremo e imagino que con mucho jolgorio, ¿cómo fue todo?

La verdad es que fue una de las partes más divertidas de todo el proceso. Logramos presentar el libro en la librería más grande de España (Casa del Libro de Gran Vía) y según fuentes de la librería, la asistencia fue enorme, mucha más de la que esperaban!  Y como había que celebrarlo, efectivamente, después montamos una fiesta posterior en el pub Nightfall, en que igualmente lo pasamos realmente bien.

10.   Por cierto, ¿cómo pensaste en la portada del “Transilvanian Hunger” de Dark Throne para la portada del libro? ¿Pensaste en muchas ideas para la portada de libro? ¿Se te pasó por la cabeza algo que tuviera que ver con Chuck Schuldiner o Death? ¿Piensas que la imagen del “Transilvanian Hunger” de un simple vistazo se puede asociar a lo que es el Metal Extremo? ¿Tuviste que solicitar algún tipo de permiso para utilizarla? ¿Qué fue aquello?

Efectivamente, tenía varias imágenes en mente para la portada, lo que no sabía era si conseguiría el permiso para utilizarlas. Desde un principio pensé en “Transilvanian Hunger” como un icono de nuestra música, y creo que es también una declaración de principios sobre el tipo de música underground que reivindica.

El proceso fue muy sencillo: me puse en contacto con Paul G de Peaceville, explicándole qué tipo de libro quería hacer y tras consultarlo con la banda, me dio su aprobación.

Por otro lado, efectivamente, lo he comentado en alguna ocasión: si no hubiese conseguido esta portada, muy posiblemente hubiese usado una de Chuck Schuldiner como un homenaje a su música y su influencia.

11.   Una de las voces más autorizadas en relación al Metal Extremo en España es sin lugar a dudas Dave Rotten, quien realizó el prólogo del libro. ¿Cómo le sugeriste el realizarlo? ¿Teníais relación previa con él o vuestra amistad surgió a raíz de la edición de libro? En el caso de que fuera previa,  con la experiencia que él dispone sobre esta materia, ¿te realizó tanto antes como después algunas recomendaciones de cómo realizar o cómo promocionarlo después?

Aunque el primer concierto al que asistí fue de Avulsed (creo que allá por el 94), yo no conocía personalmente a Dave, nos presentó Phlegeton, amigo común de ambos. Le presenté el libro a Dave y le dije que me diera su opinión, y si le gustaba, le ofrecía prologarlo. Después de leérselo, y de hacerme alguna corrección en su contenido (que fue muy bienvenida), aceptó prologarlo, de lo que estoy encantado. Después, acabó vendiéndolo en Xtreem Music, algo de lo que me alegro mucho, pues siempre he querido que pese a que este libro pueda encontrarse en la FNAC, por ejemplo, nunca pierda el vínculo con lo underground y su venta pueda favorecer a sellos pequeños. Si tenéis uno y queréis distribuirlo, poneos en contacto con Editorial Milenio!

12.   El libro está escrito en lengua castellana, ¿se ha pensado o se ha visto la posibilidad de traducirlo y editarlo en otras lenguas? ¿Es algo en lo que la editorial y tú habéis pensado? ¿Es algo que te gustaría? ¿Ha surgido algún tipo de interés sobre el libro en países donde el castellano no es la lengua principal? ¿Has recibido peticiones de libros en países no castellano parlantes?

La traducción del libro al inglés es un objetivo claro desde el inicio. Por supuesto que me gustaría verlo traducido en otras lenguas de países metaleros (alemán, sueco, etc…), pero está claro que estas traducciones no tendrán lugar si la inglesa no llega antes.

Sigo buscando y moviendo contactos para que esta edición pueda tener lugar algún día, por suerte, el mundo está muy globalizado y sería fácil conseguirlo. Sin embargo, para muchas editoriales extranjeras, un libro sobre Metal Extremo hecho por un español aún es un concepto un poco “marciano” y les cuesta creérselo. Yo seguiré buscando maneras de hacerlo, de eso no hay duda.

13.   Algo que personalmente echo en falta en el libro es que no se toquen estilos y que no se nombre a bandas dentro del género Sludge, Stoner o Post Metal y grupos como Eyehategod, Sleep y otras como Neurosis, etc., las cuales han sido realmente importantes en la concepción de lo que son ramificaciones del Metal Extremo. ¿No lo consideras tú así? ¿No eres personalmente seguidor de estos estilos o no las crees importantes para lo que es la historia del estilo como tal?

Me gusta que me hagas esta pregunta, pues le he dado muchas vueltas, antes, durante y después de terminar el libro.

La respuesta larga es que para escribir “Metal Extremo” tuve que definir de antemano los parámetros con los que iba a definir los contenidos del libro. Esos parámetros fueron la forma musical, la ética y la estética.

Para definir como punto de partida dichas forma, ética y estética, me basé principalmente en el aporte de los pioneros del metal extremo: Hellhammer, Celtic Frost, Bathory y Repulsion. Y para acotar todos los estilos, subestilos, bandas y demás, que vinieron después, me basé en esa forma, ética y estética definida por ellos.

Es por eso que hay estilos y subestilos que no entran dentro de las formas, éticas y estéticas que los pioneros marcaron, y por tanto, quedaron fuera del libro.

La respuesta corta es que aunque la forma musical de dichas bandas es asimilable a la del Metal Extremo, son bandas que provienen de universos distintos a él, como el Hardcore en el caso de Eyehategod, el Stoner en el caso de Sleep, Sludge en el caso de Neurosis… Y podríamos seguir hablando del Heavy Doom de que provienen Candlemass, por ejemplo.

Igualmente, me han preguntado por qué en el capítulo del doom no incluí a bandas como Pagan Altar, Candlemass, Neurosis… es el mismo caso: aunque su forma musical sea similar, sus éticas y estéticas no son las del metal extremo, sino del Heavy Metal, Sludge Metal, Drone…

También hay gente que me ha preguntado por qué no incluyo en el libro el Hardcore metal de Isis, Converge, etc., así como el Metalcore o el Deathcore, y la respuesta es que, aunque su forma musical sea afín al metal extremo, sus éticas y estéticas vienen del mundo del hardcore, no del metal extremo de los pioneros. Por eso decidí no incluirlos, para mantener la coherencia.

En cualquier caso, lo cierto es que esta pregunta me la han hecho muchas veces, suficientes para que esté dándole vueltas a la cabeza el cómo satisfacer a estos oyentes del Doom que se han quedado con ganas de más. -y aquí, quizá, o no, esté dando una pista ;-)-

14.   El libro ya lleva editado como hemos comentado anteriormente un año, ¿tienes datos sobre el número de ventas que lleva? ¿Sabes y tienes conocimiento de cómo se ha distribuido y hasta qué lugares ha llegado? ¿Sabes si ha tenido buena aceptación en Sudamérica y en países de habla hispana? ¿Cuántas copias se han llegado a lanzar del libro? ¿Cuántas ediciones? ¿Es algo que la editora te mantiene informado?

Sobre todas estas cuestiones, de momento sé lo mismo que todo el mundo: que la primera edición se agotó y que ahora mismo estamos vendiendo la segunda. Las devoluciones de tiendas se hacen en el primer trimestre y sólo entonces la editorial sabe cuántos se han vendido, así que para marzo debería tener más datos de venta. Lo que aún no sé es si puedo hacerlos públicos o no, por razones de confidencialidad con la editorial. Lo sabré en su momento.

Sobre la aceptación en países de habla hispana, de momento se vende en México, Venezuela, Uruguay, Chile, Colombia y esperamos que pronto en Argentina, y por los mensajes que me mandan los lectores “de allá”, lo cierto es que parecen satisfechos con el libro y con la presencia que sus países tienen dentro de él.

15.   Uno de los muchos detalles que me ha gustado mucho del libro es la calidad de las fotografías de que dispone. Si no recuerdo mal, antes del lanzamiento del libro y durante la creación de él anunciaste que buscabas fotografías personales de seguidores del Metal extremo que estuvieran dispuestos a cederlas para el libro. ¿Cómo fue todo? ¿Te llegaron a remitir mucho material? ¿Cómo lo seleccionaste todo? ¿Fue duro? ¿Alguna foto en especial que te dolió dejar fuera por algún motivo en particular?

Efectivamente, soy aficionado a la fotografía y contaba con un archivo propio para meter fotos en el libro, pero me apetecía que, si algún fotógrafo de la escena quería usar el libro como plataforma para mostrar su trabajo, pudiese hacerlo. Esta iniciativa surgió muy al principio, cuando terminé de escribir el libro, pero aún faltaba un año para publicarlo, y los primeros fotógrafos que contactaron conmigo fueron los que se llevaron el gato al agua. Hubo algunas fotos muy buenas que quedaron fuera, pero fue sólo por razones de espacio.

16.   En tu web personal indicas: Soy guionista de cine, tv, animación, comic y escritor. ¿En qué trabajo se basa tu día a día? ¿En qué proyectos profesionalmente hablando andas involucrado? En el tema de libros y demás, tengo conocimiento de que has lanzado aparte del Libro del Metal Extremo otro tipo de libro, ¿nos podrías hablar sobre él?

Efectivamente, me gano la vida escribiendo guiones de varios tipos, actualmente estoy contratado para desarrollar cuatro largometrajes que, si todo va bien, verán la luz en los próximos años, pues los procesos del cine son realmente lentos. No puedo decir mucho sobre ellos, solo que una de esas películas es de animación y que recientemente TVE y el ICAA han mostrado su apoyo para que se realice.

El otro libro al que te refieres es una novela titulada “Zíngara: buscando a Jim Morrison” y es una especie de road-movie literaria que tiene como punto de partida la visita que el Rey Lagarto realizó de incógnito a España en el 71. El protagonista, Jaime, es un muchacho disminuido físico que no ha salido de casa nunca por culpa de su enfermedad, y que de pronto, se verá recorriendo España por todos los medios posibles para llevar a cabo esa improbable misión que es encontrar a Jim Morrison.

Por otro lado, la mayor parte de mi trabajo se centra en generar ideas, proyectos y propuestas que puedan interesar a productoras, editoriales, etc… Y dar forma a las que van saliendo.

17.   A nivel estrictamente musical andas metido en The YTriple Corporation, una banda con un par de Ep’s ya lanzados (“Undercover Antibody” en el 2008 y “The Sentinel’s Eyes: A Flashforward” en el 2011). ¿Qué nos puedes contar sobre el grupo? ¿Es un grupo de continuo o se trata de un proyecto únicamente de grabación? ¿Habéis llegado a debutar en directo? Y a nivel general, ¿qué tipo de aceptación estáis obteniendo? Aparte de The YTriple Corporation, ¿estás en algún otro grupo?

Efectivamente, The YTriple Corporation es la banda en la que canto y como podréis ver si visitáis www.ytriple.com, realizamos una mezcla entre Death Metal Melódico y Thrash con influencias que van desde Carcass, a Machine Head, Fear Factory o Arch Enemy.

Como bien dices, hemos publicado esos dos Eps, siendo “The Sentinel’s Eyes” de libre descarga, y recientemente hemos publicado un tema de adelanto de nuestro primer Lp “Medusa Megalopolis”, cuyo videoclip podéis ver haciendo click aquí.

La aceptación está siendo realmente buena: como ejemplo, obtuvimos 1200 visitas al videoclip en sólo 24 horas, lo que creemos que es un buen resultado, siendo como somos una banda nueva.

Algo que tiene el grupo de especial es que está formado en base a un concepto narrativo: cada canción es un “episodio” o “escena” y cada álbum, un libro o película. Queremos ampliar este concepto al transmedia y desarrollarlo en distintos formatos, sobre lo que ya diremos más.

Como se ve, queremos hacer las cosas un tanto diferentes a como se hacen normalmente en el universo musical, en cualquier caso, somos una banda estable y esperamos que  podáis vernos en directo pronto.

Algo que quiero destacar es que tanto el sonido de “Medusa Megalopolis”, como el videoclip, fueron producidos, mezclados y masterizados por Delta314, así que a los que os guste, os aconsejo que conozcáis su trabajo.

Hay algún otro proyecto musical en que estoy involucrado, pero de momento son cosas que corren menos prisa y saldrán en su momento.

18.   ¿Qué gustos musicales tiene personalmente Salva Rubio? ¿Están centralizados en el Metal Extremo? ¿Cuáles son tus discos preferidos de toda la historia de la música? ¿Y bandas favoritas? ¿Piensas que en algún momento te has llevado por tus preferencias personales a la hora de realizar el libro? ¿Qué discos y bandas estás escuchando en los últimos tiempos?

Como puede imaginarse, lo que más me gusta, y la música que más suena por mis altavoces o auriculares, es el Metal Extremo. Normalmente mezclo cosas recientes con clásicos mil veces escuchados.

Por otra parte, también me gusta que suenen por casa otras cosas realmente variadas, por ejemplo, desde Tom Waits, al rock escandinavo de los noventa, el surf de Los Coronas, la música cabaretera, y en numerosas ocasiones, como ahora mismo, pongo BBC Radio 3 para escuchar sus programas de clásica.

Sobre mis discos favoritos, es imposible numerarlos, cada vez que pienso en alguna lista, metería decenas y decenas. Por citar uno solo, uno de los discos que más influencia ha tenido en mi vida es “Symbolic” de Death.

Sobre si mis preferencias personales han influido a la hora de escribir el libro, diría que todo lo contrario, ya que era la gran oportunidad para redescubrir a decenas de bandas que nunca había tenido tiempo, excusa u ocasión para escuchar como es debido, e incluso discos que no me gustaban los he entendido mucho mejor.

Ahora mismo llevo en el iPod entre otros a Gorefest, My Dying Bride, Ihsahn, Death, At the Gates, Ackercocke, Ancient Rites, Confessor, Darkthrone, Enslaved, Entombed, Ghost, Godflesh, Hail of Bullets, Hypocrisy, Immolation, Incantation, Napalm Death, Necronaut, Nocturnus, SOD, Samael, Tragedy… Como digo, un poco de todo.

19.   Ya pensando en el futuro, ¿has pensado conforme ha pasado el tiempo desde la edición del libro en ir actualizándolo con lo acontecido en siguientes años desde el 2011? ¿Hay pensado realizar algo al respecto? ¿Es algo que te gustaría? ¿Y algo realizado en relación a escribir alguna biografía o algo específico sobre algún género?

Sobre la actualización del libro, futuras ediciones, por el momento, corregirán errores, y erratas, pero la ampliación ocasional está fuera de las posibilidades de la editorial, a no ser que en algún momento se haga una edición revisada, lo que es decisión de ellos.

Me gusta pensar, eso sí, en la idea de repetir libro cuando se cumplan los 50 años del nacimiento de nuestro movimiento musical, veremos si por 2031 la cosa se tercia 😉

Igualmente, me gustaría seguir escribiendo libros sobre música, estoy jugando con varias ideas, pero todo depende de que llegue a un acuerdo con la editorial y el trabajo cotidiano me permita dedicarme a ello.

20.   Bien Salva, esto es todo por el momento, ha sido un verdadero placer el realizar esta entrevista. Si te apetece o deseas añadir algo sobre algún tema que no se haya tratado en esta entrevista adelante, tienes tu espacio. Un saludo y gracias por todo.

Perfecto, Javi! Pues por mi parte, sólo recordaros que cada semana actualizo el blog www.librometalextremo.com con artículos y entrevistas sobre la escena española, y de aquí a un tiempo habrá un par de novedades que hace tiempo quiero dar, así que estad atentos!

Y por lo que se refiere a mi banda THE YTRIPLE CORPORATION, os invitamos de nuevo a descargaros nuestro Ep “The Sentinel’s Eyes” haciendo click aqui y a visualizar nuestro videoclip “Cold Architecture of Epsilon”, que adelanta nuestro primer LP “Medusa Megalopolis”.

Y si queréis estar al tanto de nuestras novedades, visitad el blog www.librometalextremo.com, haced “Me Gusta” en la página de facebook de “Metal Extremo: El Libro” o en la de The YTriple Corporation; además, podéis seguirnos en twitter aquí y aquí.

Un abrazo a todos! Join The Corporation!

Entrevista: Mantas

(Publicado originalmente en CRAWL Zine en 2013)

crawl

 

Dark Tranquillity – The Gallery (1995)

darktranquility2

Si tuviera que elegir una de entre la vorágine de bandas extremas surgidas la década pasada en la fría Escandinavia esa sería Dark Tranquillity, y si hubiera que extraer uno de los trabajos claves y más representativos tanto del grupo como de esa nueva ola de transgresoras formaciones ese sería “The Gallery”. Y es que el trabajo que nos ocupa, como bien muestra la portada de Kristian Wåhlin, es un auténtico laberinto sonoro en el que se dan la mano por un lado los estilos más extremistas del metal, el black y el death, y por otro las corrientes más progresivas de dicho género.

A principios de los noventa, mientras en Noruega se sucedían todos los hechos relacionados con el Inner Circle y la quema de iglesias, en la vecina Suecia arrancaban unos cuantos jóvenes a los cuales todo aquello les sobrepasaba por completo y a los que lo único que les llenaba era tocar cada vez mejor y ver el fruto de ello plasmado en disco. De entre esas formaciones sobresaldrían unos técnicos At The Gates, unos heavylones In Flames (provinientes de las cenizas de Ceremonial Oath, de donde también saldría el conocido Oscar Dronjak, aunque eso es otra historia) y, cómo no, una fusión de ambos con un curioso nombre, Dark Tranquillity.

En 1993 se presentaron al mercado discográfico con “Skydancer” (fue precisamente este trabajo el que animó a Jesper Stromblad a salir de los citados Ceremonial Oath y a formar una banda que practicara ese estilo que fundía tan bien las corrientes más agresivas con el heavy clásico), al que siguió el mini CD “Of Chaos And Eternal Night”, ya con una mejora considerable en el sonido y con las pinceladas de lo que sería su siguiente obra maestra, el trabajo que nos ocupa.

“The Gallery”, grabado en los conocidos estudios Fredman de Fredrik Nordström (actualmente en los noveles Dream Evil), vio la luz en la primavera/verano de 1995 bajo el sello blacker Osmose Productions, el cual abandonarían tras su siguiente “The Mind’s I”, según la propia banda porque ya no se sentían a gusto encasillados dentro de un género tan acotado. El disco, como no puede ser de otra forma, era una maravilla de la cabeza a los pies. Era como si el espíritu de unos Dream Theater hubiera entrado en el cuerpo de unos Immortal. Ese cruce tan brutal tenía un nombre, y no era otro que el de Dark Tranquillity (no en vano encuentro bastante similitud entre los suecos y los neoyorkinos, tanto en la personalidad como en el propio nombre).

No podría ni sabría destacar ningún tema por encima de otro en este caso, porque desde el que abre, “Punish My Heaven”, extraído en su día como single para una recopilación del sello Wrong Again Records llamada “W.A.R. Compilation”, hasta el cierre con “…Of Melancholy Burning”, todas y cada una de las piezas contenidas en el plástico mostraban la misma línea de brutalidad y elegancia a la par; la rapidez prototípica del black (esas quintas de guitarra a toda pastilla y la caja de la batería machacada como si de un percutor se tratase) se quebraba con unos cambios de tiempo más propios de unos Queensrÿche que de cualquiera de los alfeñiques de la patria vikinga, la voz de Mikael Stanne mostraba un desgarro y una fuerza inusual –tanto que el propio Jesper Stromblad requeriría de sus servicios para “Lunar Strain”, el debut de In Flames-, contrastada dulcemente tanto por los punteos en los descansos como por esporádicas voces femeninas (“The Gallery”), y la presencia del thrash y el heavy metal de corte más clásico era evidente en los riffs principales (“Silence, and the Firmament Withdrew”, “The One Brooding Warning”). En fin, estaría hablando y alabando el disco horas, pero tampoco es cuestión de aburrir.

Un disco grande, que impactó en su día (a la hora de hacer la reseña ojeaba algunos fanzines y revistas especializadas de la época y la nota no baja del sobresaliente) y que sigue creando escuela. Una excelente muestra de cómo hacer música brutal, técnica y con elegancia, cosa de la que no muchos pueden presumir. Si buscas algo que combine todo eso este es tu disco.

Bubba

(Publicado originalmente en THE SENTINEL WEB MAG durante el primer lustro de la era 2000)

flyersentinel2

 

In Thousand Lakes – Age Of Decay (2017)

InThousandLakes_AgeOfDecay

Muy grata la sorpresa que me he llevado con el retorno discográfico a lo grande de los bilbaínos In Thousand Lakes, y digo a lo grande tanto por el formato de la entrega como por el resultado de la misma, ya que si bien es cierto que habían vuelto a la escena con single y Ep bajo el brazo (“Martyrs Of Evolution”, 2014), así como con el reciente recopilatorio “The Memories That Burn” (2016), todo esto parecía insuficiente con tanto tiempo de sequía discográfica desde aquel lejano “Lifeless Waters…” de 1998 (se han secado bastantes lagos desde entonces).

En cualquiera de los casos, parece que tanto el descanso discográfico como los cambios en la formación han sentado de lujo a la banda vasca, ya que “Age Of Decay” está a años luz de lo que fue el ya mencionado debut de la banda, literal y musicalmente hablando. Los estigmas del pasado y las odiosas comparaciones por otro lado lógicas de antaño han dado paso a un presente mucho más sólido y colorido, y lo que otrora eran influencias más que evidentes y por su parte mejorables (Heavy/Doom/Death melódico en general y Paradise Lost/Amorphis/In Flames en particular), ahora se presentan infinítamente más cohesionadas y difuminadas, que sumadas a la excelente producción de Pedro J. Monge (ni más ni menos, en su sitio) y a la impecable presentación del producto (curiosa portada cortesía de The Blind Gallery), amén del soporte del sello Xtreem Music de Dave Rotten, sin duda van a hacer que este trabajo tenga una gran acogida tanto en el panorama nacional como incluso fuera de nuestras fronteras.

Lo primero que llama la atención es una lograda producción de sabor añejo y analógico (Chromaticity Studios), como ya decía antes han conseguido un resultado óptimo en la masterización del producto, en la que los instrumentos tienen identidad propia y no se diluyen en la típica mezcla pro-tooliana de la que gozan (o más bien padecen) la mayoría de los trabajos actuales, donde se hace realmente imposible distinguir discos e incluso bandas en los primeros compases (productores, un poquito de identidad y personalidad, por favor). Y si acertada es la producción no lo es menos la consolidación de Jose en el puesto de vocalista, su registro prototípicamente death-metal old school (Martin Van Drunen, Chris Barnes y compañía) empasta y contrasta con las melodías de la banda de forma idílica, originando una combinación perfecta y muy agradable a la escucha.

En cuanto al track-list, el disco se escucha del tirón y no hay relleno que valga. “Death Train” abre el disco y supone un buen resumen de éste, un tema asequible con caña, melodía, guturalidad y estribillos a la par. “Fall Into The Void” sigue la tónica del primero, de estructura reconocible y power-death melódico con buenas guitarras y dobles bombos, mientras que “I Rise” tiene toques de la época más clásica de In Flames (Whoracle / Colony), muy pegadizo y de melodías de guitarra muy marcadas. “True North” es de lo mejor del disco para el que suscribe, muy heavy / thrash, de escalas guitarreras y cambios de tempo, poderoso y melódico a la vez. Un temazo como un copón de Pampero-Cola. “Age Of Decay” por su parte recuerda a la faceta más doomy de la banda, las melodías retrotraen a la época más barroca de Paradise Lost (Gothic / Shades Of God), con voces limpias incluidas a modo colaboración y un solazo de guitarra en la parte final.

“Hunter Of Souls” contiene fragmentos a lo Dark Tranquillity muy bien ensamblados con el etilo ITL, mientras que “Blind Eyes” te puede recordar a los Hypocrisy más melódicos y comerciales de la última época, con dobles bombos, dobles guitarras y doble de todo (ya sabes, dobla el cuello). “Ethereal” se antoja de lo más desapercibido del disco hasta su interludio, con un solo de guitarra de lo más agradecido, y las melodías góticas de “Vanished” te volverán a recordar a los Paradise Lost más crudos, esta vez con teclas incluidas. “Wolfzeit” podría ser fruto de la cópula de unos Amorphis / In Flames, de excelentes guitarras, y el tema que cierra, “4 Walls (Scars)”, es un puñetazo en toda la jeta en la más pura vena Testament, el broche ideal para un suculento trabajo.

Si eres de la vieja escuela y has leído hasta aquí supongo que poco más te puedo decir y tú necesitas oír, lo único que falta es que te agencies sin mucha demora este trabajo (www.xtreemmusic.com) y disfrutes de él como lo estoy haciendo yo. Si por el contrario eres un recién llegado a esto del Metal en sus distintas variantes o ya eres degustador de la vertiente más cafre del género y no te suenan de nada las referencias citadas yo de ti probaría, tienes un auténtico crucero por la década de los 90 garantizado, y además sale del Cantábrico.

Bubbath