Immolation – Atonement (2017)

Immolation–Atonement(2017)

Con ya prácticamente 30 años a sus espaldas, la leyenda neoyorkina Immolation edita su álbum número 10 en estudio, donde demuestran y con creces que siguen siendo una verdadera maquinaria haciendo lo que mejor saben, auténtico Death Metal. Continúan de la mano de Nuclear Blast, tercer disco con ellos desde que abandonaran Listenable Records en el 2007 con su excelente “Shadows in the Light”, y nos disponen de un conjunto de canciones que los sitúan como posiblemente unas de las bandas longevas más en forma, así como con una trayectoria más digna y meritoria dentro de los terrenos del Metal extremo.

12 cortes nos traen en este nuevo disco que lleva por nombre “Atonement”, que se va a los 48 minutos de duración, donde lo primero que nos sorprende a nivel estético y visual es la excelsa portada que nos presentan realizada por Pär Oloffson, quien se encarga de estos quehaceres desde su trabajo del 2010 “Majesty and Decay”, así como que también han dejado atrás el logo lineal que venían utilizando, pasando de nuevo a su clásico logo que no utilizaban desde aquel clásico “Here In After” y que muchos viejos fans agradecemos que vuelvan a utilizar.

En todos y cada uno de los cortes tenemos a unos Immolation en gran forma y plenitud, tal y como han sido siempre en su historia, sin ningún tipo de bajón y siempre constantes a nivel de sonido, ejecución, composición y destreza a la hora de componer todos sus temas en una onda de Death Metal clásico y tradicional que te atrapa por su forma de llevarlo a la práctica, sabiendo a la perfección llevar bien los tiempos en su medida justa, es decir, dominando de una forma correcta tantos los pasajes lentos y pesados, como los más brutos y rápidos. Y es que con todo esto, Immolation siempre han sabido bien en toda su historia cómo compaginar todo y cómo sonar brutales sin tener la necesidad de estar realizando blast beat sin ton ni son, conjugándolos de una forma excepcional con sus riffs potentes y pesados a la vez que retorcidos, haciendo de todo ello un sonido muy personal y característico de los americanos.

No hay tema que destaque por encima de otro, todos ellos forman un bloque homogéneo y a prueba de bombas. Immolation desgranan excelsos cortes de Death Metal de una forma colosal y auténtica. Ross Dolan cada disco que pasa dispone de una voz más cavernosa y de ultratumba y sigue con maestría con su bajo atronador. Robert Vigna sigue como “hacha” principal y destripa riff tras riff y solos de los cuales cualquier novato que se inicia en el género debería aprender y tomar nota. Esta vez le acompaña a las 6 cuerdas Alexander Bouks (ex de Goreaphobia e Incantantion), nuevo en la banda sustituyendo a Bill Taylor y que cumple con creces su cometido. Steve Shalaty se sigue estableciendo como un genial batería que se adapta a los nuevos tiempos y tecnología para dotar al ensamblaje de la banda un sonido clásico a la vez que actual y poderoso.

No hay vuelta de hoja, aquí sólo hay auténtico y oscuro Death Metal sin paliativos ni edulcorantes. Immolation y todo su armamento siguen demostrando que son una apuesta segura en los quehaceres de fabricar Death Metal de un corte clásico y directo a la vez que retorcido. Sin discusión válida, apunta a uno de los discos del año.

https://www.facebook.com/immolation

http://www.everlastingfire.com/

Mantas

Anuncios