MOONTOWER STUDIOS

Hoy rescatamos la entrevista que Mantas le hizo a Javi Félez para Pitchline Zine en su día, en la que, al margen de sus demás labores como músico y redactor / editor de fanzines / magazines, nos hablaba en exclusiva de todo lo relacionado con sus Moontower Studios en Barcelona, una charla ideal para amantes de la música en general y de su grabación en particular. Que ustedes la disfruten.

cropped-cropped-cropped-4

Por las paredes de Moontower Studios han pasado bandas de alto peso dentro del panorama español. Primigenium, Teintanblood, Ataraxy, Morbid Flesh, Körgull the Exterminator, Lord Of Bukkake, Warchetype, Graveyard, Wolfhead, Between The Frost o Decapitated Christ, todas ellas atesorando una calidad de sonido altamente especial, fabricado en los estudios que nos atañen, situados en Rubí y que propone todas las facilidades del mundo para que cualquier banda de Metal pase por sus paredes y realice una grabación 100% profesional. Contactamos con Javi, dueño del estudio, el cual muy amablemente nos puso al día, así como nos explicó todo el funcionamiento global de los Moontower Studios.

Buenas Javi, ¿cómo va todo por Barcelona? ¿Cómo ha estado el final del verano en la factoría Moontower?

Buenas tocayo, todo bien por aquí, algo estresado pero bien, que a fin de cuentas es lo que importa. Desde que volví de vacaciones en Agosto no he parado ni un día y hemos grabado 3 maquetillas más lo nuevo de ATARAXY, SURVIVAL IS SUICIDE, MEMEST y OUIJA que lo estamos acabando ahora, ¡y se supone que el verano está para descansar, ha-ha!

Bien Javi, quisiera centrar esta entrevista sobre lo que son los Moontower Studios, estudios de tu propiedad. Según tengo entendido los creaste como tal en el año 2007, cuando seguramente los medios con los que trabajabas eran bastante menores que los que tienes ahora, ¿qué nos puedes contar sobre los inicios de los estudios? ¿Qué te dio por crearlos? ¿Con qué finalidad? ¿Con qué equipamiento contabas?

Yo empecé a montar los estudios a principios del 2007 si mal no recuerdo y durante el primer año estuve haciendo doblajes para películas, locuciones y movidas por el estilo, muchas de las cuales para la anterior empresa donde estuve trabajando los últimos 5 ó 6 años. Eso era lo que me daba el dinero pero claro, a mí lo que me gusta es grabar música pese a que esté mucho peor pagado, así que paralelamente empecé a grabar algunas cosas tanto para otras bandas como para mis proyectos. De las primeras grabaciones no me siento muy orgulloso, la verdad, pero es lo que había: pasar de grabar maquetas en locales de ensayo, garajes, la habitación de mi piso, ¡el lavabo incluso!… a un estudio en condiciones resulta un salto considerable. Los medios con los que contaba en el 2007 no eran muy diferentes a los que tengo ahora. Hice una inversión en equipos considerable y vendí todo el material que tenía en mi haber para comprar equipo mejor, el problema es que dominar esos equipos lleva un tiempo, he he he, dado que al principio son ellos los que te dominan a ti.

Creé los Moontower Studios porque ese era mi sueño desde jovencito. La verdad es que recuerdo que de joven siempre que veía estudios en la Tv o en videos vhs de grupos me quedaba flipado y lo veía como imposible que yo algún día pudiera tener algo así, pero mira, con paciencia, muchas ganas, cientos de horas de esfuerzo y curro y la ayuda de mis padres (sobre todo de mi padre que junto a mí montamos casi todo el estudio ahorrándonos miles de euros), pues aquí paro, como un niño pequeño con zapatos nuevos. Sobre el equipamiento, pues como te digo, no era muy diferente a lo que tengo ahora. Por supuesto que he ido comprando muchas cosas a lo largo de los últimos años, pero lo gordo (ordenador, plataforma de grabación, previos, micros…), viene a ser el mismo (Mac Pro, ProTools TDM, previos Focusrite, UA, SPL, ART, TL Audio, altavoces Genelec, micros AKG, Senheiser, Rode…).

¿Cuándo fue cuando diste el paso adelante para crear los Moontower Studios como unos estudios medianamente profesionales? ¿Te supuso mucho desembolso económico para agrandar más los estudios? ¿Qué tipo de material te hizo avanzar a nivel de calidad?

Pues como te dije, en el 2007. A mí me había quedado un buen pellizco del finiquito con la empresa y mis padres estaban dispuestos a ayudarme con la hipoteca del local (que es de compra). De otro modo, imposible habría sido meterme en este fregao. El desembolso económico fue grande, pero no tanto como podría parecer. El local era perfecto pero el propietario no quería alquilarlo, quería sacárselo de encima como fuera (¡quizá el avispado se veía venir la crisis que todavía no había explotado!), así que nos lo vendió a precio de risa. La inversión en equipos rondó los 30 mil euros mientras que otros 20 y pico mil se los llevó la empresa que sonorizó y acondicionó acústicamente en el estudio. El resto (carpinterías, instalación eléctrica, acabados, muebles, instalación y montaje de equipos, cablear todo el estudio…) nos lo hicimos mi padre (que estaba jubilado ya) y yo en horas y horas y horas y horas… Y miles de horas más.

A nivel de calidad, avancé considerablemente al comprarme un nuevo ProTools que es el software que yo utilizo para grabar. Pasé de un ProTools Digi 002 a un ProTools HD2 que cuesta 8 veces más y tiene casi infinitas posibilidades. Por supuesto, el tener previos de micro de alta calidad ha supuesto un paso clave para que la captación sonora sea, por lo menos, notable, si no excelente.

¿De qué equipación dispone actualmente los Moontower Studios? ¿Nos podrías dar algunos detalles del tipo de material con el que trabajas en ellos?

Claro hombre, ¡aunque a la inmensa mayoría de los lectores les suene a chino! En el estudio tengo mil y un aparatos, pero muchos de ellos no forman parte de la cadena de trabajo principal, que está compuesta por un ordenador Mac Pro Dual Core, un ProTools HD2 con Interface 96I/O (Plataforma de grabación), preamplificadores de micro UA LA-610, Focusrite Isa 428, Spl Goldmike Mark II, TL Audio Ivory, Art Pro Tube 8, ART MPA Gold… Micros básicamente AKG 414 y C1000, Senheiser 421, Shures sm57 a patadas, Rode NT1000, varios Shure más del tipo beta 56, un AKG 112… Y básicamente esto es lo importante junto a los monitores Genelec 1030 y Tannoy Reveal. Luego pues tengo un montón de aparatos complementarios de esta cadena como medidores de pico, compresores y multiefectos externos, mesa de mezclas para mezcla analógica, centro de monitoraje Mackie, módulo de batería Roland TD9 y Alesis dm5, varios Racks Behringer, un POD XT Pro… Buff, yo qué sé tío, un montón de cacharros como te decía. Y por supuesto, pues batería, amplis de bajo y guitarra, varias guitarras y pedales… Es curioso cómo voy comprando cosas para el estudio a menudo pero rara vez vendo y así me va, ¡¡que cada vez hay menos espacio para personas y más para cacharros!!

0020-9

Me gustaría que explicaras a los lectores de Pitchline cómo serían los pasos que normalmente seguís para una grabación estándar. ¿Sueles llevar algún tipo de patrón con todas las bandas o cada grupo es un mundo? ¿Soléis registrar cada instrumento por separado o todo en conjunto?

En diversas ocasiones me han planteado la posibilidad de poder grabar todos a la vez, cosa que he desestimado rápidamente. No me malinterpretes, si eres BLACK SABBATH, estamos en el año 1972, tienes una sala de grabación de 100 metros cuadrados y varios meses para grabar, pues adelante, seguramente valdrá la pena. Pero claro, no es éste el caso. En mi lugar, tengo una sala de grabación de 14 metros cuadrados, muy pocos días de grabación y unas infraestructuras que permiten hacer más o menos lo mismo sin tener que estar metidos todos en la misma sala. Es decir, la gracia de grabar todos juntos es que el batería esté en una punta de la sala, el ampli de bajo en la otra y el ampli de guitarra en la otra y todos se agrupen cerca y se oigan por cascos, pero eso yo no lo puedo hacer.

En mi sala de grabación, si pongo un ampli de bajo al lado de la batería, cada vez que el bajista toque una nota de bajo la batería vibra que parece que vaya a explotar. En estos casos, lo que suelo hacer es meter al batería en la sala de grabación y el bajista y el guitarra se sitúan en la sala de control y en vez de amplis tocan y graban por línea. Todos oyen a todos por cascos, pero realmente solo estamos grabando la batería ya que las señales de línea de guitarra y bajo son solo de referencia para que a posteriori, se vuelvan a grabar encima como dios manda. Los pasos a seguir en una grabación son siempre los mismos: primero batería, luego bajo o guitarra (graba primero quién mejor lleve los temas o el instrumento que más importancia tenga), finalmente voz y luego mezcla y mastering.

Tu lista de grabaciones está siendo bastante amplia para el poco tiempo que llevas con los estudios, ¿no te parece? Has grabado a bandas como Primigenium, Morbid Flesh, Decapitated Christ, Ataraxy, Teitanblood, Warchetype, Lords Of Bukkake o mismamente la del material de tu propia banda, Graveyard. ¿De qué material te sientes más orgulloso en cuanto a calidad de finalizado?

Sé que sonará a tópico, pero de todas me siento orgulloso y todas tienen su encanto. De hecho, cada vez que acabo un disco siempre pienso que es lo mejor que hicimos hasta la fecha, así que supongo que eso es sinónimo de que la calidad de las grabaciones va mejorando día a día. Piensa que juzgar a una de esas bandas depende de muchos factores: que te guste el sonido, que te guste la música, que te plazca el modo en el que el disco ha sido recibido por la gente y los medios… A esa lista añadiría a KORGULL THE EXTERMINATOR, MEMEST, OUIJA, WOLFHEAD, SURVIVAL IS SUICIDE o AVGRUNN, cuyas grabaciones recientes me dejaron muy satisfecho también.

Por norma general por tus estudios suelen pasar sobre todo bandas de Metal Extremo, quizá rama en la cual te encuentras más inmiscuido por temas externos al estudio. ¿Has grabado bandas o grupos que están fuera de la parte más extrema del metal? ¿Estás abierto a grabar cosas más tipo Heavy Metal o quizá otros estilos? ¿Suelen contactar bandas de este corte?

Es curioso, porque pese a ser un amante del metal extremo, yo vengo del Hard Rock y el Heavy Metal y es ahí donde más cómodo me siento, pero mira, por unas cosas y por otras, siempre acabo liado con grabaciones extremas, cosa que me gusta obviamente, pero echo en falta grabar a más grupos no tan extremos. He grabado de todo, desde grupos de rock’n’roll hasta grupos de punk, hardcore e incluso Pop. Y por supuesto, hice algunas grabaciones de Hard/Heavy que es donde mejor me lo paso. Piensa que en el Metal extremo las cosas son más difíciles de tocar –por norma general- y de grabar. Es decir, para que quede bien, has de tener a unos musicazos de la ostia, de otro modo, casi siempre queda una grabación que cojea un poco y que tiene fallos.

Sin embargo, en el campo del Rock/Hard/Heavy, me he encontrado a unos musicazos de la ostia, músicos de verdad, no solo peña que toca rápido y brutal. Gente con nociones de armonía y demás que te permite trabajar melodías de voz, coros, armonías, arreglos de voz… Y eso me encanta y claro, difícil lo tengo en el Metal extremo. Pero bueno, que no parezca lo que no es, me encanta grabar a bandas cañeras, de hecho es lo que más hago, pero claro, echo en falta cosas más suaves y más “musicales”.

Y básicamente todas tus grabaciones han sido para bandas nacionales, ¿ha habido o hay posibilidades de que registres a alguna banda foránea? ¿Ha llegado a contactar alguna para ello?

Hace un tiempo contactaron los gabachos BLOODY SIGN y casi cerramos el asunto pero mira, se decantaron por otro sitio. Últimamente he hecho algunos remasterings para bandas de fuera como VOIDD, FATHER BEFOULED y un par más que estoy en ello, pero vamos, es raro. Es decir, una banda alemana o sueca, honestamente, ¿a cuento de qué va a venir a España a grabar si en sus países tienen 4343432 estudios mil veces más potentes que el mío? No tiene sentido. Pero es que yo tampoco lo busco, ese no es mi “mercado”, solo con las bandas que hay aquí en España (o Cataluña), ¡¡tengo faena para siglos!! De todos modos, si alguna vez viene alguna banda de fuera, bienvenida será, por supuesto. Pero déjame dudarlo…

¿Qué importancia le das a la remasterización en el sonido de un disco? ¿La crees tan importante y esencial como la grabación en sí? ¿Cómo sueles trabajar tú en este aspecto?

Supongo que te refieres a la masterización. Remasterizar vendría a ser desmontar el mastering y volverlo a hacer o incluso reforzar un mastering ya hecho que no quedó muy fino. El mastering es la fase final de la grabación de un disco y es mucho más importante de lo que la gente cree. Con el mastering, alcanzas el volumen máximo de una grabación sin que ésta sature y no se pierda la dinámica adecuada. También aplicas compresión y ecualización a toda la grabación en general, es decir, a todas las pistas a la vez, en vez de hacerlo pista por pista (que se hace en la mezcla). Puedes también aplicar excitadores de armónicos, jugar con la amplitud estéreo de la mezcla, reverberar la mezcla general, corregir problemas de fase… No creo que sea más importante que la grabación, simplemente, el mastering es la fase final de la grabación, la última pieza del puzzle. Yo por supuesto masterizo, pero cuando se trata de proyectos de cierta envergadura, prefiero dejarlo en manos de peña que controla más y posee mejores herramientas. Masterizar puede hacerlo prácticamente cualquiera que tenga unas nociones de audio considerables.

0022-11

Pero masterizar BIEN sabiendo lo que haces en todo momento ya es otro rollo y se debería dejar en manos de peña con muchísimo oído y muchísimos años de experiencia en el mundo del sonido. Cuando se trata de demos o discos donde el mastering –por lo que sea- no es tan importante (grabaciones donde se requiere un acabado “crudo”), me encargo yo. Pero por poco que se tenga un poco más de presupuesto y se esperen unos resultados guapos guapos, pues tiramos de alguien externo para el mastering.

Varios discos que han sido grabados en los Moontower Studios, caso de por ejemplo el “Faith Through Anguish” de Primigenium o el “The Vanishment and Extermination Of The Deities” de Decapitated Christ, han sido remasterizados en un estudio externo, caso de Necromorbus Studios el primero y Unisound el segundo. ¿Por qué esto? ¿Pensasteis que los citados estudios pueden ofrecer algo que tú en los Moontower no? ¿Fue algo consensuado entre ti y las bandas o cómo fue todo? ¿Tienes buen trato con Dan Swanö y con Tore Stejerna?

Pues por lo que te dije en la pregunta anterior: esa peña sabe cómo darle ese toque final a un disco para que pete de lo lindo. Y también, lógicamente, porque inmiscuir a un personaje de esa talla siempre adquiere un valor promocional para tu disco considerable, para qué te voy a engañar. Por supuesto, sus resultados difícilmente podría alcanzarlos yo, eso es vital. Es decir, si yo tuviera la total certeza de que voy a obtener lo mismo que ellos, sería de tontos pasarle la faena. Por lo general, suelo ser yo quien les ofrece la posibilidad. A veces eso se ha pactado antes de entrar a grabar y otras se ha decidido durante la grabación o incluso al final de ella.

Con Swanö tengo trato desde hace 8 ó 9 años por diferentes motivos y de hecho existe una amistad. Con Tore sin embargo pues nada, trato profesional y poco más, es un tío más seco que Dan. Pero vamos, tú mientras pagues, puedes tener acceso a toda esa gente así que tampoco es nada tan exclusivo. De hecho, si dispones de varios miles de euros, te puedo poner en contacto con el tío que masteriza a METALLICA, eso no es problema, ¡ha ha ha! No olvides que a fin de cuentas estamos trabajando ante todo.

Sueles colaborar muy a menudo incluyendo solos en los discos que registras, como en el caso de los álbumes que citamos en la pregunta anterior. ¿Cómo surge esto? ¿Suele estar hablado antes de entrar a grabar o suele ser decidido mientras se graba? ¿Sueles trabajar mucho los solos?

Casi siempre acabo metiendo algo en todas las grabaciones, ya sea solos de guitarra, teclados, intros, incluso alguna voz… Pero vamos, unas veces me acreditan por ello y otras no, cosa que me trae sin cuidado. Es decir, yo no meto un solo de guitarra para obtener crédito con ello y agrandar mi ego. Si lo hago es porque el grupo me lo pidió y yo creí que el resultado estaba bastante bien. Porque también se ha dado algún caso de yo probar algo y que no quedara bien, entonces fuera, se desecha, no voy a dejarlo ahí por el hecho de que lo hice yo. Casi siempre se improvisa, sobre la marcha. Antes de ayer grabando las guitarras solistas de OUIJA acabé metiendo un punteo por ahí, pero llegamos a ese acuerdo probando cosas, proponiéndole cosas a su guitarra, ofreciéndole la posibilidad de que probáramos meter un tapping en un punteo y mira, les gustó y ahí se quedó. Los solos los trabajamos igual que cualquier otra cosa. Todo depende de las capacidades del músico, del tiempo que dispongas y del equipo que tengas a tu alcance. Hay veces que puedes llevar al músico hasta el límite porque sabes que el tío va sobrado y puede hacerlo perfecto y otras desistes porque sabes que el músico no va a dar más de sí y regrabar un solo 432 veces no nos va a llevar a ninguna parte pues mejor ya no lo hará. Es que depende, es difícil generalizar en estas cosas. Yo soy un adicto a esta música y me involucro al 1000% en cada grabación, no sólo en lo sonoro sino en lo musical, aporto mis ideas, doy mi opinión, propongo arreglos y por supuesto a veces me hacen caso y a veces no, cosa completamente normal.

0002-img_8050

¿Qué tipo de referencias tienes en relación a productores y estudios? ¿Sientes alguna predilección por alguno en concreto? ¿Alguien del que hayas cogido ideas o que te agrade sobremanera su forma de trabajar?

Bufff, muchísimos. Yo muchas veces cojo ideas más que de productores en sí, de discos en concreto. Siempre que voy a empezar a grabar un disco de alguien, me empapo los días previos con discos de grupos cuyo sonido vendría a ser parecido al que deseamos obtener. Y no lo hago por copiar nada, sino para sacar ideas que luego yo llevo a cabo y desarrollo. Para mí, Michael Wagener ha sido el jodido crack. Es que miras su curriculum y se te caen los cojones al suelo. Fue el puto rey en los 80’s y todos los discos que grabó son clásicos del Hard/Heavy. La forma que tenía de tratar las baterías era brutal. Luego hay peña como Mutt Lange o Chris Lord Aldge cuyas grabaciones en los 70 y 80 son dignas de estudio. Óyete un disco de AC/DC o QUEEN y verás todo lo que hay ahí. La gente se queda con la cantinela de que AC/DC son 4 acordes y bla bla bla, pero sus grabaciones con Mutt Lange (“Highway to Hell” y “Back in Black” sobre todo) poseen una de las mejores producciones de la historia. Y qué decir de los discos de DEF LEPPARD que grabó… Te gustará más o menos la música, pero escuchar esos discos en detalle es una pasada. No sé, es que es otro mundo tío.

Un disco de Black y Death Metal lo valorarás por su brutalidad, oscuridad, técnica… Pero a no ser que se trate de un disco de una banda tipo DEATH, MORBID ANGEL o bandas de esa envergadura, a nivel de producción, tampoco hay tanto que observar. Sin embargo, te pillas un disco de una super banda de los 70’s o los 80’s y podrías pegarle 90 escuchas quedándote sólo con pijaditas de producción, arreglos, detalles, capas y capas de sonido… Luego, pues hay muchísimos productores cuyos discos me han tenido horas enganchado frente a la minicadena, gente como Chris Tsangarides, Harris Johns, Dieter Dierks, Dan Swano, Tore Stjerna, Toby Wright, Bill Metoyer, Paul O’Neil… Buff tío, es una lista enorme. Piensa que no se trata tanto de los discos en sí sino de cómo estos fueron grabados y cómo suenan.

Cuando te encuentras registrando un álbum, a ti personalmente, ¿cómo te gusta que suene? ¿Entra en muchos casos tu opinión en el sonido definitivo del grupo? ¿Sueles dar tu opinión al respecto sobre el cómo sonar? ¿Suelen los grupos tener en cuenta tus opiniones sobre el sonido y demás, o sueles dejar total libertad al grupo?

Yo siempre aporto mi opinión. Es decir, no voy a intentar ni que ATARAXY (Old School Death Metal) suenen a lo último de BEHEMOTH ni que AVGRUNN (Death Metal más moderno) suene al “Symphonies of Sickness” de CARCASS, no sé si me entiendes. Y yo ese enfoque intento tenerlo claro desde el primer día. Dado que he escuchado y escucho todo tipo de Metal, unos más que otros por supuesto, creo tener claro cómo ha de sonar el grupo. Otra cosa es que acabemos lográndolo, eso ya es más complicado pues yo tengo mis limitaciones. Pero la idea está clara desde el primer día. Es que si esa idea no está clara, es un puto caos. Has de tener claro desde el primer día hacia dónde va a tirar la grabación, si no la cosa se lía. También es cierto que a veces se dan casos en los que 2 miembros quieren ir en una dirección y otros 2 en la otra y ahí se da el conflicto. Sólo puedes dejar total libertad a peña que lleva muchos años tocando y grabando, gente que sabe lo que quiere y sobre todo cómo lo quiere. Si ese no es el caso has de meterte por medio, por muy egocéntrico que suene.

Esto que te comento sería un problema si yo quisiera cambiar el estilo del grupo, cosa que no sucede. Es decir, si tú quieres sonar a los jodidos VON, pues lo haremos sonar. A mí ese grupo no me gusta y creo que suena a culo, pero si tú lo quieres así pues así será, yo no voy a intentar que tu grupo con intenciones de sonar a VON acabe sonando a DIMMU BORGIR, no tiene sentido.

¿A qué banda te gustaría grabar? ¿Cuál o cuáles te gustaría que pasaran por los Moontower Studios y que por tus “manos” pasara su sonido? ¿Has pensado en cómo reaccionarías si en algún momento te llegara la oportunidad de grabar a alguna de tus bandas favoritas? Y ya que estamos, cítanos unas cuentas bandas clásicas a las cuales les darías una vuelta radical a sus grabaciones a nivel de sonido….

Eso es muy difícil de concretar. Ok, a mí me flipa SAXON o MOTÖRHEAD, pero yo no tengo nada que hacer en una grabación de esa envergadura, es decir, creo que me queda un poco grande todo ello. Prefiero llevarme sorpresas como me llevo a menudo de gente que no conocía de nada y que han acabado encantándome tras grabarles una demo, disco, single o lo que sea. Por supuesto, si tuviera un presupuesto ilimitado, el mejor estudio de USA, un par de ingenieros ayudantes al lado y la nevera llena de cerveza, sería brutal meterse en una grabación de MOTÖRHEAD, pero vamos, eso no va a pasar nunca así que es estúpido planteárselo. Ahora que lo pienso, en esas mismas circunstancias (pero sin cerveza en la nevera por lo que pudiera pasar), habría sido brutal trabajar con una banda como SAVATAGE allá por 1990, su disco “Streets” figura en mi top5, tanto en lo musical como en lo sonoro. Pero insisto, todo esto es hablar por hablar… ¿Bandas que necesitan de una vuelta radical de sonido? Pues todas las que modernizaron su sonido en los últimos lustros, todas, sin excepción. No soy muy dado a las producciones de hoy en día y pese a que “comprendo” su razón de ser (teniendo en cuenta los medios existentes hoy en día, los gustos del gran público Metalero y los standards del mercado), prefiero quedarme con cómo sonaban los discos hace 20 años para atrás. Por supuesto, yo me amoldo a lo que haga falta y de hecho muchas veces acabo haciendo grabaciones que a ojos de otros serían algo sintéticas, pero es que eso es lo que hay y es lo que requieren ciertos grupos que aspiran a sonar lo más modernos y brutales posible. A fin de cuentas, todo esto que digo no va a misa, es cuestión de gustos y perspectiva. (HR: Amén).

Siguiendo con el equipamiento del estudio, aparte de material técnico y demás, ¿qué sueles ofrecer a los grupos que registran sus discos en Moontower? ¿Algún tipo de sala de descanso? ¿Alimentación, bebida?

Bueno, el estudio es pequeño y junto a las 2 salas (control y grabación), tengo un par de estancias más para “acomodarse”, nevera, microondas, lavabo, ducha… Pero todo bastante modesto, que ahora la gente no se piense que esto es un hotel de 5 estrellas. La alimentación corre a cuento de cada uno, ¡faltaría más! Me encantaría poder tener una chacha, una cocina enorme y un menú a la carta, pero por ahora no me lo puedo permitir. En su lugar, ofrezco una amplia diversidad de opciones culinarias: telepizza, Gran Palacio Oriental, McDonald’s, restaurante Ancayo de 6.75 euros el menú y un nuevo descubrimiento que es un restaurante de menú llevado por 2 chinitas y un chino que tiene una mala ostia que te cagas que te comes unos platos combinados de puta madre. Lo de la bebida es caso aparte. Inicialmente, solía dar la bienvenida a los grupos con la nevera llena de cerveza pero hace tiempo que no lo hago, básicamente porque a veces el batería de GRAVEYARD se deja caer por el estudio para chafardear un poco y se bebe todo lo que encuentra en la nevera y eso es una ruina tío. Al lado del estudio hay un supermercado con latas a 30 céntimos y dado que yo no bebo mientras trabajo lo dejo en manos del grupo atrincherarse bien o dejar la nevera vacía.

0010-img_8293

Aprovechando la ocasión no quisiera perder la oportunidad de preguntarte por la actualidad de tus bandas, que todos conocemos que eres un tipo prolífico como pocos. ¿Cómo va todo en Graveyard? ¿Hay planes de grabación – edición? ¿Lux Divina? ¿Wolfhead y demás?

Con GRAVEYARD va todo viento en popa. Hicimos una sesión de grabación hace poco bastante prolífica que pudo serlo más de no ser porque el Julkarn se agarró una turca enorme por la tarde y acabamos todos en el bar como de costumbre desperdiciando todo el domingo de agonía en el sofá. Esos 3 temas junto a otros 5 que grabaremos este jueves que viene de principios de Octubre supondrán todo el material necesario para completar varios lanzamientos previstos para los próximos meses como un Split 7” con los finlandeses WINTERWOLF (A editar por Doomentia Records), un 10” para Purist Records, y otro Split en cinta de k7 con el sello Unholy Domain Records. Con todo esto ya grabado y esperando que se edite, pues empezaremos a preparar el nuevo disco que a este paso imagino que hasta Abril o Mayo no estará listo. Del mismo modo, ya mismo sale la edición en vinilo del “One with the Dead” así como en breve un bootleg oficial en vinilo a través del sello Psychedelic Lotus Order.

Con LUX DIVINA estamos sacando temas nuevos para el próximo disco y empezaremos a preparar una versión de ENSLAVED para un disco tributo. Con WOLFHEAD, pues nada, estamos a la espera de que salga el disco debut a través de Doomentia Records muy en breve. El disco está grabado, la portada hecha, las fotos, el layout… Sólo falta que Doomentia lo edite en las próximas semanas. No sé la fecha exacta pero será antes del 2011 seguro.

Con OF DARKNESS, a falta de que se edite en vinilo “The Empty Eye”, tenemos ya un tema de 20 minutos casi acabado para un Split que está en el horizonte. Y finalmente, DAWN OV HATE editaremos en las próximas semanas nuestro disco debut, por fin, a través del sello Himnes de Nit, tras años de tontear con un sello polaco que nos hizo perder tiempo y esfuerzo. El segundo disco lo tenemos preparado ya, sólo falta grabarlo. Puedo decirte también que hemos puesto en marcha una nueva banda de Heavy Metal con gente de KORGULL THE EXTERMINATOR, ERED, BALMOG y GRAVEYARD. ¡Tiene nombre, logo y 2 temas compuestos, pero hasta que la cosa no esté más avanzada no diremos nada más!

Bien, y tras toda esta charla para las bandas interesadas, ¿qué tiene que hacer un grupo para ver la posibilidad de grabar en los Moontower Studios? ¿Sueles hacer presupuestos personalizados para según qué tipo de grabación se vaya a realizar? ¿Eres flexible en este aspecto? ¿Cómo trabajas en este sentido? ¿Alguien puede escuchar samples o canciones que hayan sido registradas en tus estudios?

Pues nada, llamarme por teléfono, enviarme un email o contactar conmigo vía MySpace (HR: ahora más bien https://es-es.facebook.com/moontowerstudiosbcn/). Lo del presupuesto depende. Yo tengo unas tarifas fijas por día de grabación y alguna vez hago excepciones, sobre todo si se trata de bandas jóvenes de chavales que quizá no pueden costearse una grabación a precio standard, entonces lo rebajas un poco. También suelo ajustarlo en función de la amistad o de que sea la segunda o tercera vez que grabamos. El presupuesto va en función de la cantidad de días que deseas grabar. Es decir, paso de hacer presupuestos cerrados del tipo “maqueta a 500 euros” / “disco a 1000 euros” porque eso es un follón. Vamos a ver, ¿1000 euros a cuántos días te da derecho, a 4, a 5, a 10, a 15 o a 567? Es que no entiendo a los estudios que se meten en esos fregaos, sólo da problemas porque al no estar acordado cuántos días se utilizarán, siempre acaba habiendo discusiones. Yo prefiero tener claro eso, es decir, ¿has pagado por 7 días? Pues a eso nos amoldamos y con esa fecha en mente trabajamos. Que luego hay que meter más horas o añadir días, pues ok, pero por lo menos desde el principio ya sé a qué atenerme.

Si alguien desea escuchar material aquí grabado, que se pase por el MySpace http://www.myspace.com/moontowerstudiosbarcelona para hacerse a la idea (HR: el link de MySpace ya no está operativo). Los temas están a una calidad no muy buena, pero es lo que MySpace permite. Si alguien desea escucharlos mejor, o bien que me los pida vía email o directamente, que me llame, se pase por el estudio y ahí le enseño cosas, ¡sin problema y sin compromiso!

Javi, pues esto es todo. Espero que te haya parecido interesante esta charla y que al menos se haya salido de lo que por norma general sueles contestar. Si te apetece añadir algo sobre algún tema que no se haya tocado adelante, tienes tu espacio.

Pues nada tocayo, gracias de nuevo por el apoyo desinteresado, lo aprecio de corazón, de verdad. Si alguien desea contactar conmigo que lo haga a través de email moontowerstudios@hotmail.com, página web (https://moontowerstudios.wordpress.com/) o MySpace. ¡Saludos y gracias de nuevo!

Entrevista: Mantas

(Publicado originalmente en Pitchline-Zine en Diciembre de 2010)

links_image_main

Anuncios

A tribute to BLAZEMTH

blazemth

Aprovechando su reciente reunión en 2017, tras lo cual reeditarán su escueto catálogo bajo el sello Abstract Emotions y muy probablemente grabarán por fin lo que será su tercera entrega discográfica, hoy rendimos pleitesía a una de las bandas pioneras en practicar Black Metal en nuestro país, la banda catalana Blazemth. Para ello, os dejamos con algunas reseñas de la época de los que por aquí escribimos, una entrevista a la banda publicada tras su primer trabajo, y lo que es más interesante, un vídeo que nosotros mismos registramos de la descarga que nos ofrecieron en la sala Abraxas de Benidorm hace ya dos décadas. For Centuries Left Behind…

Bubbath

5949r

Blazemth – For Centuries Left Behind (1995)

Primera edición en CD de una banda de Black Metal española. Estos Blazemth nos traen un MCD de 5 temas (una intro hablada con unos teclados que me parece bastante buena) de un Black Metal muy apoyado en los teclados, y por norma general no muy rápido, más en plan medio tiempo y pocas partes rápidas. El punto negativo que veo de esta banda en esta grabación son las guitarras, que suenan muy flojas, y que le da a la banda un punto de parecer una banda atmosférica por tantos teclados que incluyen y la forma de utilizarlos. El sonido es bueno, pero pienso que la producción no es muy buena en líneas generales. De todas formas se trata de una buena banda de Black Metal, que con un buen sonido dará que hablar, a ver qué tal su próxima grabación.

Mantas

Entrevista a Blazemth para Crawl Zine by Mantas:

Vuestra banda ha pasado por cantidad de nombres, tales como Undivine, Daemonum y ahora Blazemth. ¿A qué ha sido debido tanto cambio? ¿Con los cambios de nombre ha habido cambio de estilo? ¿Está ahora la formación de Blazemth consolidada o ves algún cambio en poco tiempo?

El caso es que Undivine pertenece a nuestra anterior etapa como Death Metal band. Solamente hemos tenido un nombre anterior al actual, Blazemth; ese fue Daemonum, un nombre casi similar al de Daemonium de Francia; esa fue una de las causas por las que el nombre cambió. En nuestra etapa Black Metal no creo ver muchos cambios en el estilo; quizás los temas nuevos parecen mejor tocados, causante de ellos es la experiencia y quizás algunos son más bruscos que el material anterior. Quiero añadir que no nos hemos pasado al Black Metal porque desgraciadamente esté de moda como muchos bastardos creen, gentuza que quiere destruirnos. El tiempo otorgará la razón al más sincero. Por ahora no hay problemas con la formación, pero quién sabe.

Tenéis un MCD bajo Abstract Emotions, háblanos un poco de él. ¿Habéis quedado satisfechos del trabajo final? ¿Qué cambiarías ahora de él? En mi opinión veo que las guitarras suenan muy bajas. ¿Es ese vuestro sonido o creéis que el sonido final no hace justicia a vuestro verdadero sonido?

No hemos quedado muy satisfechos; estoy muy de acuerdo contigo sobre las guitarras y por supuesto que ese no es nuestro sonido. Pero para la siguiente grabación ya lo sabemos, pues de los fallos se aprende.

¿Qué tal está funcionando la distribución del MCD For Centuries Left Behind? ¿Qué sellos distribuyen copias? Últimamente parece que vuestro nombre está siendo muy expandido entre la gente de fanzines y público en general. ¿Qué tal está respondiendo la gente ante este MCD?

La distribución está yendo mejor de lo que esperábamos, pues el trabajo de Jordi es esencial para la banda en estos momentos. Y se lo agradecemos con el alma. Sobre los sellos no sé nada. La gente responde muy bien, por lo menos en el extranjero.

En muchos sitios os comparan con bandas como Enslaved o Immortal, y personalmente pienso que vuestra música no es tan rápida como esas bandas citadas, citaría a Burzum como vuestra principal influencia. ¿Qué opinas de ello? ¿Qué otras bandas crees que os influencian y en qué?

Vuelvo a darte la razón, aunque el nuevo material es bastante más rápido en algunos casos, y más lento en otros. Nuestras influencias musicales supongo que serán grupos como Bathory, Venom, Enslaved… hasta Lacrimosa, Basil Poledouris, Wagner o Ennio Morricone, por citarte algunos nombres. Respecto a las letras, me influencian las viejas épicas leyendas sobre todo nacionales, mis propios sueños y pensamientos y, aunque te parezca clásico, la noche, la naturaleza, la luna… también son esenciales para mis poemas.

¿A qué es debido que no se hayan incluido las letras en el MCD y sí únicamente las de la intro? ¿No las consideráis importantes? Háblanos un poco del contenido de las letras del MCD.

Decidimos no incluir las letras a causa del poco respeto que se le otorga a este arte. Decidí incluir sólo el primer poema de la introducción. Quizás se edite algún día el CD con líricos para aquellos que como tú respetan todo esto. Si no fueran importantes las letras seríamos una banda instrumental. Las dos primeras, escritas entre Volkhaar y yo, son una especie de poesías oscuras, vistas desde una postura satánica. El fin de la jodida cristiandad que tantos padres y hermanos nuestros arrebataron la vida. La intro y las dos últimas hablan sobre el pasado, un pasado donde el hombre era puro, valiente, donde el honor rendía justicia, hablan de una mente de la guerra en el asqueroso mundo del hombre moderno carecedor de honor y pureza.

¿Vais a seguir trabajando en el futuro con Abstract Emotions? ¿Os han ofrecido algo más que este MCD? ¿Qué trato tenéis con el sello? La gran tirada del MCD ha hecho que este haya llegado a muchos sellos. ¿Habéis recibido alguna oferta de ellos?

Esperemos que sí. Sí, ahora estamos hablando sobre la edición de un CD u otro MCD. No hemos recibido ofertas de nadie, pero por ahora es algo que no nos preocupa en absoluto a la banda.

¿Cuándo tenéis en mente grabar vuestro nuevo material? ¿Vais a seguir en la onda del MCD, es decir, muchos teclados y partes atmosféricas? Háblanos un poco de los temas nuevos.

Muy pronto volveremos al estudio. La onda es la misma, temas épico-poéticos tanto en música como en letras. Hay temas en la onda Immortal / Dark Throne, en cambio hay otros en plan Bathory de la última época, pero es muy parecido todo a For Centuries

¿Qué representa la portada del MCD? ¿Por qué no habéis incluido vuestro logo en ella? ¿Qué portadas de discos te gustan y por qué? ¿Qué dibujos te gustaría incluir en un futuro en portadas de Blazemth?

Es un cuadro de M. Wiegand que representa a Perceval llegando al Santo Grial. Este dibujo quedó plasmado en el cartel de presentación de la obra teatral “Perceval” del mayor creador de música épica de la historia: Richard Wagner. Sobre el logo, decidimos no incluirlo porque todo el mundo lo hacía, aunque la gente ha respondido bastante mal. Para el próximo cd ya lo sabemos. Hay muchas, pero las de Bathory, Manowar y los grupos noruegos que incluyen fotos de su tierra son las que más me gustan. Mis cds preferidos, el que más Reign In Blood, por supuesto, además de Black Metal, Welcome To Hell y At War With Satan de Venom y el viejo Thrash, Destruction, Apocalypse, Sabbat… Las proximas portadas irán en la misma onda que For Centuries… Queremos que la gente vea reflejado en la portada el alma de la banda.

Creo que habéis tocado alguna vez que otra en directo, ¿qué tal os ha ido y con qué bandas habéis tocado? Háblanos un poco de los conciertos.

Hemos hecho dos shows y a mí personalmente no me han gustado, pero esto habrá servido de mucho para toda la escoria que habla mal de Blazemth. Serán castigados en su momento, algunos con la muerte. Hay que limpiar el mundo, dijo Charles Manson (y tenía / tiene razón). Hemos tocado con Cosmocide y Avulsed en el primero, y con Offense, Doomsday y otros que no me acuerdo ahora en el segundo. La falta de respeto gritó su presencia.

Muchas gracias por tus respuestas, si quieres añadir alguna cosa o algún comentario, adelante.

Alzo mi espada y te saludo a ti y a Crawl Zine. Gracias de verdad por tu interés en nuestro arte y espero que te guste lo próximo de Blazemth. Hasta la próxima. Lord Erlick.

Mantas

(Publicado originalmente en el fanzine número 3 de CRAWL, en algún momento de 1995)

crawl

FATHERLAND

Blazemth – Fatherland (1996)

Resulta algo raro ver en una banda que sus dos primeras grabaciones sean dos ediciones en Mini CD. Pues bien, este Fatherland es su segundo MCD, editado por el mismo sello que el anterior. Con el anterior a mí personalmente me surgían dudas de que Blazemth fuese una banda que pudiese despuntar en el extranjero (y más siendo una banda de Black Metal), pero la verdad es que con este nuevo MCD las dudas se han esfumado por completo. Si en el primero parecía que no lograban dar con su sonido real (teclados demasiado altos, un sonido no digno de un CD, al igual que su producción), ahora con Fatherland han conseguido lo que buscaban, es decir, un sonido muchísimo mejor, teclados en su justo punto, voces habladas en plan épico y, lo que es más importante, buenos temas.

Al estilo que más se asemeja es, sin lugar a dudas, al Black Metal noruego, en línea de bandas como Immortal (me recuerdan mucho al tema de esta banda “Blashyrkh”), Satyricon o Emperor. En cuestión de presentación está bien, conteniendo letras, dibujos de guerreros, etc. Resumiendo, que te olvides de For Centuries Left Behind y vayas a por este Fatherland, el cual no te decepcionará si lo que te gusta son las bandas noruegas. Espero ansioso su nuevo material, a ver si algunos temas tienen la evolución que espero.

Mantas

 

Blazemth + Grimuack – Sala Abraxas (Benidorm), 25 de enero de 1997

Noche de espada y brujería, de lo oculto, de misterio. Noche de Black Metal. La verdad es que la sala estaba bastante llena (de muchas caras nuevas, dicho sea de paso), y es que la mayoría de los allí presentes se había desplazado desde otros lugares para ver el concierto, en nuestra localidad no puede decirse que haya mucha afición por este género (bueno, ni por este ni por ningún otro).

Como siempre, el concierto comenzó con retraso (¿cuándo empezará aquí algún concierto a su hora?). En primer lugar subieron a escena los Grimuack, una banda alicantina (de Villena concretamente) que practica un Black Metal extremo y ultra rápido (con alguna que otra parte Death) que, al igual que los catalanes Blazemth, hicieron gala de unos maquillajes de guerra muy propios para la batalla sónica que emprendieron. El grupo se dedicó a desgranar el contenido de su promo tape del ’95 In Nomine Dei Nostri Satanas Luciferi Excelsi (¡Vaya tela!), que si bien la descarga estuvo bastante bien (un auténtico cataclismo sonoro), las partes introductorias de los temas me hicieron bastante gracia (¡Uuuhh, Aaarrgghh!). Además, tuvieron algún problema con el sonido que enturbió un poco la actuación.

Y tras media hora aproximadamente de actuación de los alicantinos comenzó a sonar el tema central de la banda sonora de Conan The Barbarian del genial Basil Poledouris, al que creo admiran estos catalanes, que sirvió de introducción para lo que iba a ser su buena actuación (curioso el efecto del humo, las velas y la intro). Tras la mencionada intro comenzó la descarga, que si bien tuvo temas ultra rápidos como en el caso de Grimuack, también se dio chance a los medios tiempos, a los teclados y, en ocasiones, a las voces normales y audibles, que también se agradecen de vez en cuando. La banda dio un repaso a lo que han sido sus dos Ep’s hasta la fecha, For Centuries Left Behind y el más reciente Fatherland, en el que se nota una mejora considerable en lo que a producción se refiere, con temas de auténtico Epic Black Metal como “Fatherland”, “Majestics Of War”, “For Centuries Left Behind”, “To The Valley Of Winds Master” o “Ceremonial Dances Of Evil”.

Fue un tanto cachondo ver a algún inepto creyéndose estar en un concierto de Napalm Death o algo así, puesto que no paraban de hacer pogo y mosh (como dirían los Blazemth, serán castigados en su momento, algunos con la muerte, jajaja). Me gustó especialmente un tema inédito según el del sello Abstract Emotions, “Born Of Fire” si no me equivoco, que venía a ser algo así como un cruce entre Skyclad y los Bathory más épicos, realmente bueno.

Pues esto es lo que dio de sí el concierto, parece ser que la banda tenía partido de fútbol a la mañana siguiente. Una descarga un tanto desaconsejable para fanáticos de Bon Jovi.

Bubbath

(Publicado originalmente en el fanzine número 1 de BATTLE HYMNS, en algún momento de 1997)

battle1

Morbid Angel – Altars Of Madness (1989)

R-398673-1293304327_jpeg

Más de 5 años tardaron en editar Morbid Angel lo que fue su primer disco oficial. Provenientes de Tampa, Florida (cuna de otras muchas bandas “padres” del género, tales como Obituary, Deicide y Monstrosity), fueron toda una explosión de energía, de brutalidad y de buen hacer con este “Altars Of Madness”.

Acababan de editar una demo, “Abominations Of Desolation” (reeditada más tarde como LP/CD por parte de Earache), donde ya mostraban buenas maneras y auguraban muy buen futuro para la banda. Fue entonces cuando Tom Morris les pilló por banda y los envió a sus estudios Morrisound para registrar uno de los discos “claves” dentro del Death Metal.

El álbum recogía originalmente 10 temas (con el tiempo fue reeditado con 3 temas extras, nuevas mezclas de “Maze Of Torment”, “Chapel Of Ghouls” y “Blasphemy”). El inicial “Immortal Rites” es todo un clásico de la banda, quizá su tema estandarte aún en la actualidad. Comienza con un riff poderoso y melódico a la vez para dar paso a la bestia humana que era David Vincent a la voz y al bajo. Vaya manera de comenzar el tema! Muy cuidadosos a la hora de realizar su música, no se trataba de un tema Death al uso, sino un tema muy muy elaborado, es decir, cantidad de cambios de ritmo, melodías e incluso unos teclados muy tenebrosos en la parte intermedia que le dan un ambiente especial. Le siguen “Suffocation” y “Visions From The Dark Side”. El primero de ellos me recuerda enormemente a temas de su anterior maqueta “Abominations Of Desolation”, quizá sea por los elementos más “sucios” que puedes encontrar a lo largo del tema -excelente y rapidísimo solo de Trey Azagthoth en la parte final-, mientras que “Visions From The Dark Side” quizá sea un tema más lineal y más en la línea del Death Metal convencional.

Avanzando en el disco, con “Maze Of Torment” tenemos a unos Morbid Angel muy retorcidos, con muy buen hacer por parte de Pete Sandoval, un verdadero monstruo manejando el doble bombo. La siguiente, “Chapel Of Ghouls”, también podría ser clasificada como uno de los mejores temas de la banda junto a “Immortal Rites”. Originalmente fue grabada en la demo “Abominations Of Desolation”, pero también decidieron su inclusión en el disco. Su estructura me recuerda bastante al tema inicial, es decir, un riff muy pegadizo con mucha melodía y una parte intermedia de caerse de espaldas. Vaya teclados que incluyen! Eso sí que son unos medios tiempos oscuros y tenebrosos. Excelente esa parte.

Con “Damnation” y “Blasphemy” quizá nos encontremos a los Morbid Angel más potentes. Dos temas muy duros, donde sobresale por encima de todo la labor del principal compositor y guitarra Trey Azagthoth con unos solos rápidos, cristalinos y sobre todo muy intensos. El disco finaliza de una manera inmejorable con “Evil Spells”, con riffs muy retorcidos por parte del citado guitarrista y con un David Vincent escupiendo voces guturales.

Mención aparte pueden resultar las letras, totalmente blasfemas, satánicas, las cuales con el paso del tiempo fueron fuente de inspiración de muchas bandas de Black Metal, reconocido por muchas de ellas, caso de Immortal, Cradle Of Filth o Dark Throne. Y es que a pesar de ser una banda totalmente involucrada dentro de lo que es el Death Metal, Morbid Angel son una banda muy respetada por otros sectores del Metal por todo lo que representaron en sus inicios con su demo, este disco y el posterior “Blessed Are The Sick”.

A modo de curiosidad, comentar que cada disco de la banda siempre se ha iniciado por una letra correlativa del alfabeto, es decir, su primer disco “Altars Of Madness”, su segundo “Blessed Are The Sick”, “Covenant” y “Domination” su 3º y 4º respectivamente, para pasar a “Entangled In Chaos” y “Formulas Fatal To The Flesh”, que son el 5º y el 6º, y el último hasta la fecha, “Gateways To Annihilation”. Realmente innovador.

Concluyendo, un pilar básico en lo que es la historia del Death Metal, y una banda que a pesar del tiempo y de los cambios de formación sigue siendo fiel a su estilo, cosa la cual pocos pueden demostrar con el paso del tiempo.

Mantas

(Publicado originalmente en THE SENTINEL WEB MAG durante el primer lustro de la era 2000)

flyersentinel2

GUNS N’ ROSES – Estadio Vicente Calderón (Madrid), 4 de junio de 2017

guns_and_roses_madrid_2017_cartel

La Historia del Rock está repleta de multitud de variopintas formaciones que nos dejaron un escueto pero colorido legado en formato plástico, fruto de intensos períodos de enorme creatividad artística cortesía cómo no de una confluencia de factores (hay que estar en el sitio idóneo en el momento justo), pero fundamentalmente debido a una suma de talentos individuales que, medianamente controlados mientras se pudo, hicieron posible que a pesar de los años dicha herencia musical persista en nuestra memoria y sobre todo en nuestros corazones. Tal es el caso en nuestro país de los añorados Héroes del Silencio o de los míticos Barón Rojo (entiéndase la formación clásica de estos últimos), bandas que mientras sus componentes supieron o más bien pudieron lidiar con sus diferencias musicales y personales parieron una tras otra piezas inolvidables de nuestro Rock, y que llegado el momento o bien decidieron no mancillar su trayectoria o por el contrario se liaron la manta a la cabeza y prosiguieron su camino hasta el final con todas las consecuencias, creo que huelga señalar cada caso.

Y si a un nivel nacional y de modestas cifras se pueden dar casos como los mencionados, no es de extrañar que en una liga mundial y con egos tan marcados como el de personajes de la talla de Axl Rose (talla XL, permítanme el chiste) nos hayan quedado episodios tan pintorescos como EREs de toda una plantilla, discos de décadas de gestación o forajidos intérpretes con cubos del KFC en la cabeza. Con estas guisas es hasta lógico el nacimiento de productos como Spinal Tap, Steel Panther o Gigatron, y sigo creyendo que por momentos se quedaron cortos. Pero como vida sólo hay una (al menos que sepamos a ciencia cierta) y Axl Rose tres cuartos de lo mismo, el insigne vocalista tuvo que reciclar sus propias palabras con las que dejó claro en su momento que no habría reunión, y con las mismas y previo consenso con sus viejos colegas Slash y Duff, dar nombre a lo que sería la madre de todas las giras (y de los partos), el ya consabido Not In This Lifetime Tour, que a su paso por España nos dejó dos memorables fechas, la de Bilbao y la que nos ocupa. Tyler Bryant y Mark Lanegan eran los encargados de abrir para Guns N’ Roses en dichas fechas, pero lamentablemente al primero nos lo perdimos íntegramente y al segundo lo vimos a medias y en proceso de ubicación (deficiente sonido en cualquier caso), con lo que nos centraremos únicamente en la banda de las pistolas.

La formación

Con un Steven Adler únicamente invitado para unos pocos shows americanos, algo por su parte evidente ya que únicamente formó en la primera época de la banda y cualquier otra cosa a estas alturas y en un marco tan milimetrado sería impensable, un Matt Sorum desentendido (también puede que desatendido) y un Izzy Stradlin sin acuerdo en lo económico (obviaremos directamente al desaparecido Gilby Clarke, que parece no haber existido), el actual Mark de la banda, además de Axl Rose (voz, teclados), Slash (guitarra solista), Duff McKagan (bajo y coros) y el secundario Dizzy Reed (teclados), incluye al guitarra rítmica Richard Fortus, una especie de Gilby Stradlin o Izzy Clarke, como lo queráis llamar, el baterista Frank Ferrer (tío Phil!) y la teclista Melissa Reese, una especie de híbrido entre Lady Gaga y la Chun-Li del Street Fighter, que completan lo que se antoja la alineación más clásica posible a estas alturas de la película, si bien no habría estado mal la presencia de un Sorum que diera empaque visual al conjunto (una y no más, santo Tomás).

El marco

En un fin de semana en el que el Real Madrid se proclama por duodécima vez campeónIMG_20170604_200744_resized_20170606_090925316 de la Champions League y se celebraba en Cibeles a la par, el eterno rival recibía como visitante en el mítico Vicente Calderón a la no menos mítica formación, con un lleno considerable y un escenario de gala, emulando las plataformas de antaño (gira Use Your Illusion) para las carreritas de Axl Rose (ahora más bien paseítos, y gracias) y con una disposición de luces a medio camino entre Las Vegas y el día del orgullo gay de Chueca. Gente hasta la bandera pero con colas controladas tanto en el acceso como en la salida y en las visitas a la barra, y una despedida a lo grande del estadio emblema del Atlético de Madrid, que tras 51 años de fútbol y eventos varios (irrepetible actuación la que presenciamos hace años de AC/DC con Phil y Malcolm todavía al frente) verá cerrar sus puertas en breve, gracias por los servicios prestados. Todo esto unido a una excelente compañía (Juancar In Chains, Alfonso Puerta, Toxic Twins, Saints In Hell, David Oberyn Martell, Raquel Londres y Raquel Nucía, Eloy, Jorge y Cristina) hizo de esta visita a la capital una cita irrepetible (con final de fiesta en Argüelles, claro está).

El repertorio

Con una discografía tan acotada como la de la banda angelina era harto complicado defraudar al personal, y salvando pequeñas aristas y gustos personales creo que nadie de los presentes pudo salir descontento con el repertorio desgranado, que disco a disco sería el que sigue:

Appetite For Destruction (1987): El mayor representado, con “It’s So Easy” abriendo, “Mr. Brownstone” para seguir calentando (sobre todo la voz de Axl), el esperadísimo “Welcome To The Jungle”, que arremeten con decencia, el sorprendente “Rocket Queen”, el inevitable “Sweet Child O’ Mine”, el casi inesperado “Out Ta Get Me” (si no fuera por internet, claro), el épico “Nightrain” (de lo más celebrado por nuestra parte) y en el cierre el clásico “Paradise City”. Personalmente eché en falta un “My Michelle” o ya puestos un “Think About You” (por pedir que no quede), pero es evidente que las van rotando y la suerte no se elige.

G N’ R Lies (1988): Afortunadamente para Vicente Tankard sólo sonó “Patience”, con lo que no hubo que tirar de paciencia. Un disco perfectamente omisible dada su condición de refrito, aunque no hubiera sobrado un “Mama Kin” o un “Nice Boys” en el apartado de covers del concierto.

Use Your Illusion I (1991): Del primer volumen de la faraónica saga producida por Mike Clink sonaron el rítmico “Double Talkin’ Jive”, el celebérrimo “Live And Let Die” de los Wings de Paul McCartney (de lo más laureado por el respetable), el denso “Coma” (yo como tonto obedecí y me metí 3 perritos calientes y un mini de cebada de una atacada) y unos emotivos “November Rain” y “Don’t Cry”, que pese a estar algo manidos no los desaprovechamos para ejercitar la nostalgia (sinceramente dudaba que a estas alturas fuéramos a presenciar todo eso en directo).

Use Your Illusion II (1991): De la segunda parte del álbum de la controversia hicieron acto de presencia el polémico y complejo “Estranged” (hablando del rey de Roma…), que sonó bastante acelerado (como si se lo quisieran quitar de encima cuanto antes), el “You Could Be Mine” de Terminator, cómo no, el siempre contundente “Civil War”, y por supuesto el archisobado cover de Dylan “Knockin’ On Heaven’s Door”, muy celebrado también por el público y que dada su condición de versión ya podrían ir sustituyendo por cualquier otro corte de los propios Illusions.

The Spaghetti Incident? (1993): Del disco-tributo de la portada más asquerosa de la Historia pero de suculento contenido se acordaron únicamente del “Attitude” de los Misfits, supongo que eran los royalties más baratos que abonar a la vez que de los temas más cortos que descargar. Si además Axl puede descansar pues mejor que mejor.

Chinese Democracy (2008): Del disco de Axl, y con el beneplácito personal de Slash, que propuso de primera mano el hacer algún tema de éste, sonaron el homónimo, el pegadizo “Better” y la balada “This I Love”, todas bastante desapercibidas en general pero sin desentonar en demasía con el resto del repertorio, amén de algún arreglo musical que lo propicia, la verdad. Con el tiempo lo hemos rescatado del ostracismo, y lo cierto es que con algún recorte de minutaje por aquí y la omisión de algunos elementos electrónicos por allá habría quedado un trabajo decente, una lástima que el feto estuviera en el vientre tantos años que saliera deforme.

En el apartado homenajes, por si fueran pocos los ya registrados en disco, sonaron un merecido “Black Hole Sun” de Soundgarden en memoria del recientemente fallecido Chris Cornell, de los cuales ya registraran parte del “Big Dumb Sex” para The Spaghetti Incident?, con ese tono nasal tan característico de Axl invadiendo el tema, el solo de El Padrino por parte de Slash, momento inconfundible e inamovible del set, un recuerdo a los Pink Floyd con el memorable “Wish You Were Here”, que puso la nota emotiva en los covers, así como el más novedoso “The Seeker” de los británicos The Who, todo un acierto para el repertorio y que le da un plus de oxígeno al set-list más conservador.

El concierto

Salvados los ajustes iniciales en la ecualización (al comienzo la cosa no sonó mucho mejor que durante la actuación de Mark Lanegan), y teniendo presente dónde estábamos ubicados (lateral izquierda bastante arriba), puede decirse que el sonido durante la mayor parte de la actuación fue decente y bastante alto, teniendo también presentes las dimensiones de estadio y viendo cómo están sonando otros eventos de este calibre (Black Sabbath sin ir más lejos en Verona sonaron a un volumen claramente más bajo).

IMG_20170604_212424_resized_20170606_090920988

Con respecto a la actuación de cada miembro del grupo y la interactuación entre sí, decir que Slash sigue siendo él, esto es, santo y seña del grupo y lo más fiel a la imagen y el sonido de la banda tras todos estos años de standby. Slash es el Rock, nunca pretendió otra cosa, y a él le permitimos incluso alguna nota desajustada porque todo eso lo suple con creces su autenticidad y honestidad brutales. Axl por su parte ha mejorado en los últimos meses, de haberlo visto gordo, barbudo, con trenzas e incluso cantando en una silla de ruedas a verlo ahora va un trecho, y si antaño se fatigaba por las carreras entre pasarelas ahora lo hace por los paseos o simplemente por la edad, con lo cual nos quedamos igual. En cuanto a la actitud, parece que la vida le ha dado una lección, y se le ve con ganas y sin sobreactuar, cumpliendo su papel de frontman como toca y saliendo a su hora (incluso antes). Pues eso, ya era hora.

IMG-20170606-WA0001

A Duff lo vi a medio camino entre Slash y Axl, como con una especie de prudencia, como si no se acabara de creer que está de nuevo ahí, aunque en ningún momento fuera de sitio ni nada por el estilo. A día de hoy se puede entender la banda sin Stradlin ni Adler, pero no me imagino al grupo sin el bueno de McKagan ni en cien vidas. El resto cumplió con su cometido: como decía al principio, Fortus es un clon híbrido entre Izzy y Gilby, al menos visualmente, y dada su labor de guitarra rítmica no desentona; Ferrer es buen baterista, de hecho es un reconocido baterista de sesión, si bien no encaja demasiado con la imagen del grupo ni aporta nada especial, aunque mejor eso que estridencias que directamente desencajen con el resto del combo; por último, Dizzy y Melissa tienen cada uno su momento de gloria, cumplen su función como toca en el acompañamiento (teclas, voces) y aportan un toque coral al resultado final.

Si hubiera que resumir la actuación muy mucho creo que el término sería profesionalidad; apenas hay conexión entre los miembros principales de la banda a nivel feeling, si bien tampoco dan sensación de mercenarios. El show es espectacular por momentos, con los tiempos bien medidos y el set-list bien repartido, con un final de fiesta como se merece la ocasión (la pirotecnia del concierto parecía una competencia con la celebración de Cibeles) y con un Axl que se ganó al respetable con una bufanda del Atlético para despedir al mismo, al estadio y la visita a España, con quien tenía una deuda pendiente que saldaron con creces.

Gira necesaria para sanar heridas y despejar asignaturas pendientes, probablemente con un disco debajo del brazo como colofón final, o al menos eso dicen sus protagonistas. Al margen de que ello finalmente vea la luz (otro caso Chinese Democracy sería demasiado hasta para ellos), el Not In This Lifetime Tour aprueba con nota para los de por aquí, nos deja una sonrisa de oreja a oreja y un recuerdo imborrable, igual que el que supuso escuchar por primera vez “Appetite For Destruction” o los “Illusions” o ver a la banda arrasar con sus mastodónticas giras y sus video-singles en aquella época. Hasta siempre, y que nos quiten lo bailao.

Bubbath

Hace no mucho tiempo, en una galaxia muy cercana…

gnr_spain_correojpg

GUNS N’ ROSES + SEBASTIAN BACH – Pavelló Olímpic de Badalona (Barcelona), 23 de octubre de 2010

Al final de la velada Sebastian Bach, invitado por su amigo Axl Rose, se despedía junto a los actuales integrantes de GnR, en uno de esos instantes por el que hubiéramos pagado lo indecible por vivir en primera persona a inicios de los noventa. Ahora queda en simple anécdota de fin de tour ya que el factor nostalgia pesa mucho cuando hablamos de Uncle Axl. La fría respuesta que recibieron los temas de “Chinese democracy” habla por sí misma y la inercia de la década y media improductiva que el álbum porta detrás ha ayudado a sus cifras de ventas, elevadas para los tiempos que corren. El próximo movimiento de Axl podría ser mortal, si no suicida (este hombre es capaz de todo), y el fantasma de la reconciliación con Slash y reflotamiento de la formación clásica continuará rondando mientras no mueva ficha porque no considere amenazado su estatus. Todo sea que acabe viviendo una situación como la de Seb Bach, destronado de la primera división tras aquel fantástico “Subhuman race” y deshaciendo el camino andado desde entonces con un repertorio plagado de piezas de las dos primeras obras de su antigua banda por puro convencimiento y honra a su legado. Al espigado cantante se le llenaba la boca cuando presentaba cada uno de los clásicos del inolvidable “Skid row” (“Big guns”, “Here I am”, “18 and life”, “I remember you” y “Youth gone wild”) y “Slave to the grind” (el tema título, con la que abrió, y la que sirvió de avanzadilla promocional del trabajo, “Monkey business”). Hasta se hizo extraño ver cómo se desvivía por hacer que coreáramos el nombre de su antiguo combo. Lo cierto es que Bach se encuentra en excelentes condiciones. Continua siendo aquel torbellino que recorre cada milímetro del escenario, se enfrasca en headbangings desquiciados mientras da vueltas a un micrófono que a estas alturas debería haber decapitado a alguno de sus guitarristas y logra hacerse con un público que parece muerto y que acaba con los puños en alto gritando al son que éste reclama. Físicamente, a diferencia de Axl, los años no parecen haber hecho mella aparente en él y técnicamente es infinitamente mejor que en su época gloriosa al lado de Skid Row (Broadway debe de haber sido una excelente escuela). Pese a que sus compañeros de aventuras resultan mera comparsa, el grupo sonó engrasado y sin fisuras hasta el punto de que, cerrando los ojos, podías imaginar sin mucho esfuerzo a “Snake” Sabo, Bolan y compañía junto al frontman. Durante la hora que dispusieron cayeron temas de su carrera en solitario (“American metalhead” de su “Angel down” entre ellos) y una acelerada y endurecida “Back in the saddle” de Aerosmith (también incluida en el citado trabajo). Si, como reza esta última, lo que de veras pretende es tomar de nuevo las riendas esperaremos el retorno al nido con o sin permiso de Solinger.

El morbo en torno a la demora a la que nos sometería Axl, el asunto de moda de la temporada rockera, quedó neutralizado. En esta ocasión el público barcelonés no pagó con otro retraso interminable los aires de grandeza del cantante y en cuestión de una hora “Chinese democracy” daba el pistoletazo de salida a dos horas y media de espectáculo. Cabe comentar que el recinto badalonés es un tanto peculiar y, por su estructura circular y tamaño reducido, el montaje acabó ocupando la mitad del pabellón. Lo positivo es que la visibilidad fue perfecta desde cualquier ángulo. Lo negativo, que si no hay lleno (como ocurrió esta vez), da sensación de pobreza, lo que se acrecienta al tener en cuenta que hablamos de toda una stadium band en sus días de apogeo.

¿Qué son capaces de ofrecer los Guns de 2010? Por un lado, un show espectacular, con los medios justos, pero no falto de la correspondiente dosis de pirotecnia y confetti y un escenario bien ideado, organizado en torno a unas escaleras con plataformas dispuestas a diversas alturas para que cada uno de los siete músicos (especialmente batería, percusionista y teclista) dispongan de su espacio. Junto a los juegos de luces, un telón-pantalla apoya cada canción con un video personalizado. Por otro, una selección de temas interpretados sin margen de error y que no se salen de cualquier guión preestablecido, cuya respuesta es automáticamente delirante al ser lo que todos esperan: tres quintas partes de “Appetite for destruction” (“Welcome to the jungle”, “It’s so easy”, “Mr. Brownstone”, “Rocket queen”, “Sweet child o’ mine”, “Nightrain” y “Paradise city”) y las habituales de los “Use your illusion” (“Live and let die”, “You could be mine”, “Knockin’ on heaven’s door”, “November rain” y “Don’t cry”).

Guste o no a sus detractores, la formación da la talla y difícilmente ni Slash ni McKagan en solitario o como Velvet Revolver respectivamente alcanzarían un nivel similar, por lo que la teoría de que Axl no es condición suficiente pero sí necesaria para dignificar un nombre como el de Guns n’Roses se torna certera. Todos los clichés en torno al frontman se van cumpliendo conforme transcurre el concierto, desde las poses, la colección de pañuelos y sombreros, los bailes y contoneos o el micro rojo con su inseparable pie circular hasta el momento de monopolio egomaníaco absoluto al frente del piano en “November rain” o las arengas al público (no defraudó la impagable ‘d’you know where you are?’ de “Welcome to the jungle” y previsible el yo-canto-nota-vosotros-seguís en el interludio de la de Dylan). De la troupe que le secunda, esperaba algo más de un Ron Thal comedido y hasta algo reservado en comparación con sus colegas, pese a la vistosa doble mástil que le acompañó durante gran parte del show. Por cierto, su parecido a distancia con Santi Millán (si se le quitan unas capas de pelo) es exagerado. Fueron Richard Fortus y, sobre todo, DJ Ashba los responsables de dinamizar la puesta en escena a base de corretear, animar al respetable (o al menos, tratar de hacerlo) y posar de cara a la galería. Curiosas sus semejanzas físicas, el primero como cruce estereotipado Wood-Stradlin y el segundo con el clan Crüe, nada extraño dada su estrecha colaboración con Sixx, y curiosos también los solos del trío de hachas para apaciguar el desgaste del jefe, con las piezas centrales de James Bond y la Pantera Rosa como hilo conductor para Thal y Fortus. Un elegante Dizzy Reed tomó el mando en “Street of dreams” y acaparó las miradas que prácticamente nadie dirigió hacia el enérgico batería Frank Ferrer y Chris Pitman, cuya labor principal residió en apoyar muy eficientemente a Axl en los coros. El bajista Tommy Stinson se erige en único superviviente de la reencarnación XXI (obviando a Reed y Pitman) y solitario cómplice visible del cantante encima de las tablas, compartiendo pequeños retazos de disfrute y transmitiendo el alma del que carecen como grupo.

Retomando el punto de partida, muchos encontraron en los temas de “Chinese democracy” el talón de Aquiles de la noche por el desafortunado cambio de ritmo que imprimieron, una opinión demasiado parcial si se compara con las desquiciantes introducciones que precedieron prácticamente a cada hit de la banda. Tanto los cortes sosegados como los pretenciosamente modernos de la faraónica obra sonaron francamente bien, especialmente “This I love”, donde Axl se vació en una interpretación totalmente histriónica, “Better”, la más aclamada del álbum, y “Madagascar”, siempre intensa. De la fábrica NIN “Shackler’s revenge” paró en peor lugar por el caos que provoca la inmensidad de detalles que tratan de reproducir en directo. Personalmente, hubiese preferido “Nice boys” a cualquiera de los “Illusions”, aunque compensaron esta ausencia general de punch callejero post-“Appetite” por una correcta versión de “Whole lotta Rossie”.

Definitivamente, transcurrida ya una década desde su reaparición en Rock in Rio, constatamos que Axl no era el héroe que el mundo necesitaba. Esta nueva era, respondiendo a la proclama de Dave Mustaine de aquellas fechas, es la de un mundo sin héroes. Ya lo decía Gene Simmons.

J. A. Puerta

(Publicado originalmente en ROCKSCALEXTRIC durante el tercer lustro de la era 2000)