Rotten Pumpkin – El Show Del Horror (2017)

rotten

Dicen que en esto del Rock uno no sabe cómo suena realmente hasta que graba su primer material, ya que si bien se puede estar harto de descargar en directo, las particularidades sonoras de cada sala / recinto habilitado a los efectos, el equipo (en ocasiones prestado), el ingeniero (si lo hubiera) y demás factores hacen realmente difícil valorar en su justa medida a una banda sin una edición discográfica bajo el brazo. Afortunadamente la era de las maquetas en 4 pistas pasó a mejor vida (siempre dicho desde el cariño), y hoy por hoy podemos apreciar el sonido de una banda desde el primer día gracias a los avances tecnológicos, pero sobre todo gracias al trabajo y al tesón de quienes lo llevan a cabo.

Y digo todo esto no de forma gratuita, ya que si bien había podido presenciar a la banda que nos ocupa varias veces en directo, no ha sido hasta pinchar su debut “El Show Del Horror” cuando he podido saborear realmente su potencial y su buen material. Enhorabuena a los premiados, grupo y productor (Antonio A. Stenberg), la espera y el resultado realmente han merecido la pena.

He de confesar que tenía a priori un concepto un tanto simplista de lo que es Rotten Pumpkin (grupo punk-con cantante femenina-e imagen llamativa, ya de por sí totalmente respetable), como una especie de revival de Parálisis Permanente / Vulpes / Misfits y Killer Barbies, pero cuando te detienes a degustar como se merece el producto, nombres como Ramones, Bad Religion, NOFX o los Metallica más crossover se te vienen también a la cabeza, con ese toque metalizado que dota al Horror-Punk de Rotten Pumpkin de una contundencia que difícilmente tenían las bandas citadas al principio. Si además no lo dejas en una primera escucha, poco a poco irás apreciando las distintas capas en la producción, los múltiples coros y la nitidez de cada instrumento, además del tratamiento de la voz de Von Raven, que en su conjunto denotan un trabajo realmente bien hecho y con horas de dedicación, amén de un repertorio de lo más variado y bien conjugado.

Ximaria (batería), Álvaro (guitarra), Danuta (bajo y coros, aunque el libreto diga guitarra) y Von Raven (voz) suenan compactos, sin fisuras, sin excesivos alardes y sin falta que les hace. La intro de “Caminantes” bien podría abrir una película como Balada Triste de Trompeta de Álex de La Iglesia, pero en vez de eso da paso a un tema ideal para abrir el trabajo, representativo y con todos los ingredientes del grupo, tanto en temática como en sonido. “Luna Llena” es pegadizo, de estribillos y cambios de tempo (parte prog inclusive), muy ameno, como el resto del disco. “Ouija” sigue la estela de los anteriores, mientras que “El Show Del Horror” recuerda a Ramones o a los Damned de “New Rose”, todo un himno punk que se te quedará grabado a la primera.

En el apartado caña tenemos perlas como “Inolvidable”, el guitarrero “Locura”, que me recuerda ‘horrores’ a la época punk de Iron Maiden con esas melodías de guitarra tan características (bendito “Killers”), “Orfanato”, en el que el hardcore melódico a lo Bad Religion contrasta con la dureza de las letras, o los estacazos de “Inyección Letal”, “Oscuro Camino” y “Reencarnación Del Mal” en la recta final. En “Ufofobia” se atreven con la vida extraterrestre (no estaría mal de sintonía de Cuarto Milenio), y mención aparte me merecen “Maleficae”, un sugerente medio tiempo de arpegios a lo System Of A Down, progresivo y trabajado y de catarsis final, así como el que cierra, “El Monstruo Del Pantano”, de lo más denso del disco (¿existe el Punk-Doom?), con historia a lo Creepy y la colaboración de las guturales de Jabo de Nethertale en el apartado vocal. Y por si se te hace corto, escondido en una pista final se encuentra un excerpt de “Maleficae”, que o me lo parece a mí o está entonado alguna octava más alto que el original por parte de Von Raven.

Lo dicho, debut pero que muy currado, con una presentación exquisita, desde la portada hasta la contraportada, con fotos, ilustraciones, letras y demás zarandajas que siempre agradan, con un sonido impecable y una selección de temas sin relleno que valga, de influencias variopintas y perfectamente asimiladas. Si te gustan las historias de Horror de Tim Burton o Creepshow, el punk y el hardcore melódico, la crónica de sucesos o simple y llanamente el rock directo a las entrañas, Rotten Pumpkin han aglutinado para ti en “El Show Del Horror” toda una amalgama de sabores para pasar un rato… de miedo.

https://rottenpumpkinofficial.bandcamp.com/

https://es-la.facebook.com/RottenPumpkinOficial/

Bubbath

Anuncios

U2 + NOEL GALLAGHER’S HIGH FLYING BIRDS – Estadio Olímpico Lluís Companys (Barcelona), 18 de julio de 2017

U2

3 décadas desde The Joshua Tree, se dice pronto. 30 años de música, de Pop, de Rock, de Gothic Rock, de Punk, de Post Punk, de Hard Rock y de todos sus derivados, 6 lustros de música desde aquel vídeo en la azotea de la licorería de L.A. que nos los descubriera a muchos, un lapso temporal que da para todo y para poco a la par. Un espacio de tiempo donde se desarrollan carreras, musicales y personales. Una génesis y un éxodo, y multitud de revelaciones durante. Y al final un efecto boomerang y todo vuelve a empezar.

Para servidor era la primera, y no sé si la última, pero desde luego la idónea. Diversas ocasiones perdidas, pero ante semejante revival, escenario y estado de forma poco importa ya, desde luego esta vez sí que la espera mereció la pena.

Repertorio ideal, disco emblema de lógico homenaje y unos invitados especiales al setlist también coherentes (sólo habría canjeado las cartas de “Miss Sarajevo” y la nueva “The Little Things That Give You Away” por otras, aunque evidentemente sea una baza personal), escenario espectacular, sonido impresionante y auditorio a rebosar, algo que cabía esperar dada la única fecha en territorio peninsular. A Noel no le hicimos mucho caso, ya padecimos de su pasividad escénica con Oasis en aquel FIB donde les pasaron por la chepa Nick Cave y sus Bad Seeds, aunque en honor a la verdad decir que tarareamos “Wonderwall” y “Don’t Look Back In Anger”. Sinceramente, me importa un bledo si hace las paces de una vez con su hermano o si su colega Guardiola le regala las camisetas del FC Barcelona, it’s not my cup of tea.

Larry Mullen Jr., Adam Clayton, Bono y The Edge sin embargo sí me importan algo más. Al margen de otras músicas y estilos, les hemos seguido con el rabillo del oído desde la edición del disco que homenajean esta noche (Achtung Baby, Zooropa, All That You Can’t Leave Behind, How To Dismantle An Atomic Bomb, o con efectos retroactivos los ineludibles cuatro primeros trabajos previos a Joshua han sonado con frecuencia por aquí desde entonces), su condición de pioneros en muchas cosas les avala, y pese a idas y venidas (suyas y nuestras) es de recibo tenerlos siempre en cuenta.

Esta noche reinterpretaron de forma óptima todos y cada uno de los clásicos, con Mullen y Clayton tan sólidos como de costumbre, con The Edge haciendo de las suyas como siempre a golpe de pedal, y con un Bono rejuvenecido por momentos, tupé en ristre y de salir a por todas, pese a tener la victoria a priori más que asegurada. Por poner algún pero diría que podrían (más bien deberían) haber hecho uso de las pantallas de fondo ya desde el comienzo (pantalla descomunal, a todo esto), ya que no lo hicieron hasta la entrada del tracklist de Joshua, con la consiguiente pérdida de detalles del respetable más alejado en los primeros compases, pero por otra parte le dio un halo de naturalidad y cercanía, como si quisieran hacer del estadio olímpico de Montjuic una sala irlandesa de sus comienzos, empresa harto compleja. Por otra parte, personalmente habría omitido presentar un tema nuevo precisamente en la gira de un disco viejo, y encima para terminar, pero así son U2, siempre haciendo lo que les viene en gana. Merecido fue en cualquier caso el doble homenaje al amigo y recientemente desaparecido David Bowie con “Heroes” y “Rebel Rebel”, todo un detalle y que no alteró para nada el ritmo del concierto.

IMG_20170718_232739

Set-list:

Sunday Bloody Sunday

New Year’s Day

Bad / Heroes

Pride (In The Name Of Love)

Where The Streets Have No Name / California (There Is No End To Love)

I Still Haven’t Found What I’m Looking For

With Or Without You

Bullet The Blue Sky / America

Running To Stand Still

Red Hill Mining Town

In God’s Country

Trip Through Your Wires / Spanish Eyes

One Tree Hill

Exit / Wise Blood / Eeny Meeny Miny Moe

Mothers Of The Disappeared / El Pueblo Vencerá

Miss Sarajevo

Beautiful Day / Starman

Elevation

Vertigo / Rebel Rebel

Ultraviolet (Light My Way)

One / Hear Us Coming

The Little Things That Give You Away

El sonido como decía fue de sobresaliente, alto y claro desde el principio (si a la distancia que estábamos sonaba así imagino cómo pudo sonar centrado a mitad de pista), el repertorio fue lo holgado que se preveía y en cualquier caso corto para el que suscribe (se volatilizó de un plumazo), y por lo demás, de lo accesorio comentar que lo de la entrada nominativa se lo pasaron por el forro, con un acceso al recinto de lo más fluido, y que espero nadie palmara de inanición en una cola en las barras, no he visto jamás personal más inútil en un evento de esta envergadura como el de esa noche (por momentos había más gente dentro que fuera de la barra y la cosa no avanzaba). Ahora, eso sí, 36 euros por un par de zumos de cebada y un perrito (uno, no dos) o 28 por sendas copas y una bolsa de Conguitos es de ser listo. Muy listo.

Y con esas nos despedimos de la Anella Olímpica de Montjuic, mereció con creces tanto la espera como la paliza del viaje express y la vuelta a pata hasta plaza Catalunya, esta asignatura ya empezaba a hacer más sombra que los dos derechos penales juntos y había que despejar, y al final fue incluso con nota. Dentro de 30 años, si todavía seguimos por estos lares, recordaremos con nostalgia cuando en 2017 nos graduamos por fin de varios grupos de los inevitables, de los que los irlandeses están sin duda a la cabeza.

Bubbath

30 años atrás, U2 dieron uno de los conciertos más míticos que se recuerdan en España en la gira de presentación del disco que finalmente les catapultaría al estrellato mundial: The Joshua Tree. Madrid, Estadio Santiago Bernabéu. Más de cien mil almas entregadas a la Banda de Rock Mesiánico por excelencia. Las crónicas, y los recuerdos, narran muy bien aquellos hechos, así que vamos directos a lo acontecido 30 años después.

Todo ha cambiado en el mundo del rock, tan a peor, que mirar abajo desde la grada (realmente estábamos presenciando el espectáculo más arriba imposible) y ver a tantas miles de personas impávidas ante lo que estaba aconteciendo era doloroso. Pero ahí estábamos mi compadre Bubba y yo para demostrar que en este Siglo XXI todavía hay gente que vive un concierto de rock como si no hubiese un mañana.

Porque para quien esta crónica suscribe, ya era la tercera vez delante de los irlandeses; mi compinche se estrenaba esa noche, y ambos salimos del estadio con la misma sensación: hemos contemplado un concierto de rock digno de las mejores noches de otras tantas grandes noches y bandas que hemos tenido la oportunidad de ver.

La pasada noche no hubo limón gigante con ruedas, ni cientos de pantallas de tv escupiendo mensajes subliminales, ni una antena de nosecuantos metros de altura para contactar con la Estación Espacial Internacional en riguroso directo (por supuesto, nunca dejando de lado el aspecto musical, siempre de alto nivel). La noche pasada, cuatro músicos con 40 años de experiencia, sentimiento y profesionalidad a sus espaldas, se plantaron en mitad del Estadio Olímpico de Montjuic, en la clásica plataforma, para tocar cuatro clásicos de toda la vida: “Sunday Bloody Sunday” y “New Year’s Day” (casi nada para empezar), “Bad”, grandísimo tema pero quizá más apropiado para abrir un bis (más) con homenaje incluido al Héroe/Amigo fallecido, David Bowie, y para acabar este calentamiento para lo que iba a ser el núcleo central del show, “Pride (In The Name Of Love)”. La gigantesca pantalla de 8k, novedad para este tipo de shows (Bono siempre a la última), bien apagadita. Música en directo por encima de todo. Pero la sombra del Árbol De Josué amenaza expectante sobre el escenario principal; de hecho, la plataforma desde la que el grupo abrió el concierto tenía su misma silueta. Así que todos de vuelta al escenario principal mientras la ya clásica intro de “Where The Streets Have No Name” sonaba.

IMG_20170718_232738

Piel de gallina…”The Joshua Tree” hace acto de presencia. Íntegro. Por orden, como en el Disco. Adiós al factor sorpresa. Hola a un torrente de emociones. A mí ese disco me cambió La Vida. ¿Hace falta que diga algo más? ¿Tengo que seguir escribiendo o con un “HABER IDO” ya es suficiente? Perdón por la broma que muchos no entenderán, y con razón. Pero yo pasé seguramente una de las horas más felices de mi vida, y todo porque los U2 actuales, que distan mucho de los de Hace Tiempo, hicieron Honor a ese Disco. Incluso el Bono de hoy en día, más actor insufrible que buen cantante, que lo es, estuvo comedido en sus gestos que le caracterizan después de la época “The Fly/Mc Phisto”. Y con esa sección rítmica formada por el tándem Larry Mullen y Adam Clayton se pueden conseguir cotas muy altas en un escenario de semejante envergadura y ante un público tan frío como el de los habitantes del Muro Más Allá del Norte. The Edge, como siempre, perfecto. No hace falta ser Joe Satriani para ser un genio, o algo parecido, con una guitarra en las manos.

IMG_20170718_230416

Después del Árbol que me cambió la vida, llegó representar la etapa que me dejó indiferente por muchos años, aunque con la excepción de “Miss Sarajevo” y una historia personal con una asistente al concierto que ya se me quedó grabada para los restos. “Beautiful Day”, “Elevation” y “Vertigo” hicieron acto de presencia, y por supuesto, el Respetable también lo hizo. Y muy respetable que me parece. Hace unos años, entre escenarios de 360º y antenas espaciales, también a mí me pareció de lo mejor de aquel concierto. U2 están cansados (como tantos otros grandes músicos) de interpretar en directo su viejo material, o lo estaban. “With Or Without You” o “I Still Haven’t What I’m Looking For” fueron interpretadas esta vez a un gran nivel, como dije al principio. Incluso “One” (mal recuerdo tengo de la última vez que escuché esta canción por boca de Bonovox, camiseta azulgrana de por medio, jejeje). Antes de ésta, “Ultraviolet (Light My Way)”. Piel de gallina, la próxima que ya nos sirvan un buen Whisky irlandés y ya sí que saldremos volando del estadio. ¿Podemos soñar con una gira 30 aniversario de “Achtung Baby”? Es solamente el segundo disco que quizá cambió mi vida… Hay más, ¿eh? Y alguno de “rock auténtico” 😉

Y para el final, un tema inédito de su siguiente disco aún sin publicar. “The Little Things That Give You Away”, me dejó indiferente. U2 se caracterizan en directo por acabar siempre con un medio tiempo de corte amargo, cosa que a mí me parece todo un acierto y una apuesta para un grupo “mainstream” de estas características. Pero not this time. Aún y con todo esto, yo seguía en mi nube.

Mi conclusión final: U2 me dieron lo que andaba buscando. Nunca me han decepcionado en directo, pero esta vez fueron puros, una banda “potente” de cuatro músicos tocando Rock. Sí, su Rock al modo U2. Y lo disfruté, vaya que sí. Escuchar “Exit” a estas alturas de mi vida era inimaginable. “In God’s Country”? Por Dios, si casi beso el suelo, como el Papa, mientras la tocaban! Y mira que no comulgo con los evangelios que predican en tantas de sus canciones…

IMG_20170718_205354

Sólo me queda dar las gracias a mi colega Bubbath por acompañarme en la empresa, porque los conciertos bien acompañado se viven mejor, como con Peto hace 20 años ya… (remember, remember ese limón gigante con ruedas! Jejeje). Y hacerme a la idea que las penurias vividas antes y después del Viaje no serán tan importantes como lo esencial, asistir a un buen y único, y especial y etc… concierto/azo de Rock. Esto es todo amigos, y a disfrutar de la música, sin prejuicios. Que luego llegan los arrepentimientos.

Juancar In Chains

PD: Noel Gallagher was there…

DEPILADA – Sala Rockstar (Benidorm), 8 de julio de 2017

En unas recientes declaraciones del que fuera bajista / vocalista de la época dorada de Barón Rojo, José Luis Campuzano ‘Sherpa’, se tildaba de intrusismo musical a todo acto remunerado de cualquier músico no profesional, el cual, según el dictamen del citado personaje, no sólo no debería ver satisfecho su trabajo de forma onerosa, sino que incluso debería abonar por los servicios prestados, supuestamente como peaje obligado en vías a una formación superior, en la que ya sí sería lícito ver recompensada económicamente la labor desempeñada por el músico amateur, o cuanto menos se vería dispensado de tener que pagar el canon estipulado.

Desfachateces sin sentido alguno y mitos caídos al margen (mítico barón, ¿dónde quedó el vuelo fugaz de tu gran avión?), el pasado sábado tuvimos el placer de volver a presenciar el debut de una banda novel aunque de caras sobradamente conocidas, con todo lo positivo que ello conlleva, llámese frescura, innovación, revolución, reciclaje o simplemente relevo generacional (¿de algo de eso iba precisamente el Rock and Roll, no?), justo lo que se dejaron por el camino ciertos jurásicos amargados a los que mejor dejar de tener en cuenta o directamente jubilar.

Los locales Depilada, tras un intento fallido de debut el mes pasado en la misma sala por indisposición de su vocalista Peter Sonámbulo (que no estaba dispuesto, vamos), salieron a matar desde el primer instante, con un respetable tan abultado como expectante dada su inminente aparición en el Low Festival, en el que participarán junto a nombres del calibre de Pixies, Franz Ferdinand o The Hives (¡mucha mierda, chavales!). Para los asistentes que desconocieran de su material editado hasta la fecha (Balconing Ep, 2017) o de las andanzas anteriores de Paco (guitarra), Vicente (bajo), Eric (guitarra), Mich (batería) o el propio Peter (voz), supongo que sería un shock descubrir de primeras ese conglomerado post-punk / post-nuclear que portan como estilo, pero para los que ya sabíamos de ambas cosas nos quedó patente que lo registrado en disco lo suple con creces su demoledor directo, campando a sus anchas a medio camino entre el punk y el metal y sonando por momentos como un tiro con eco en las pelotas.

IMG-20170709-WA0000

A la eficiente pegada de Mich en los parches hay que sumarle el muro sónico formado por el bajo (Buzz!) de Vicente Tankard y las guitarras rítmicas de Paco The Wall, colchón sobre el que se tumban las eclécticas melodías de la guitarra solista de Modern Eric y las voces tratadas de Peter Sonámbulo, que tenía que desactivar el efecto del pedal entre tema y tema porque no se le entendía por momentos.

El set-list fue algo reducido debido a que de momento tampoco tienen más material que ofrecer, esto es, descargaron por completo su Ep (“Fumar Mata”, “París”, “El Día De La Aceleración”, “Disco Bar” y “Sabes Cómo Soy” en la recta final), a lo que añadieron nuevas perlas propias como “Trump Es Mexicano” (con Peter haciendo performance con la careta del recién nombrado presidente), “Playa De Mierda”, “Destruye Ikea” o “Miss Ill”, así como una adaptación del clásico “Back To Dungaree High” de Turbonegro, rebautizado para la ocasión como “Vuelta Al Colocón”, y que les viene como anillo al dedo.

IMG-20170709-WA0011

Salvo un ligero despiste en un tema (no recuerdo cuál exactamente, ni tampoco creo que lo detectara mucha gente) la ejecución fue notable, si bien sólo el rodaje les hará subir nota, como es lógico por otra parte. El sonido fue brutal, un muro sónico como decía antes (lo que se intuye en disco lo corrobora con creces el directo), y las distintas performances de Peter, que no para quieto en el escenario, pandereta en ristre y reparto de vodka caramelo al respetable (Sr. Campuzano, los grupos amateur tienen estos detalles con su público, además de no cobrarnos entrada, tome nota), salivajos a Mich Bocana incluidos, hacen del concierto de Depilada un auténtico show en el que es realmente difícil aburrirse. Puede que el sector más joven y devoto del Indie saliera extrañado, engañado o incluso asustado del bolo, pero dudo que saliera aburrido. Por nuestra parte, y como pedir no cuesta dinero, como sugerencias a la banda les pediría comenzar directamente con algún cañón ya registrado en disco (“El Día De La Aceleración” o “Sabes Cómo Soy” serían buenas cartas de presentación para abrir), al menos hasta que graben el nuevo material, y de postre no estaría mal empotrar un camión contra el escenario a lo WOW como colofón final, creo que el gasto merecería la pena. Por lo demás, todo perfecto.

IMG-20170709-WA0007

Señoras y señores, amantes del Rock en general y de la degradación en particular, Depilada is in da house, y esto sólo acaba de empezar. Más y mejor el próximo domingo 30 de julio en el Low Festival de Benidorm, llévense paraguas por lo que pueda pasar.

Bubbath

Entrevista René Engelaan

René Engelaan, también conocido en los ‘zines, foros y redes sociales como Krokus Headhunter, Metal God o God Of Thunder, es un inquieto y prolífico Metalhead con muchos años de trayectoria en esto del Metal dedicados sin descanso a la edición de fanzines, a su incesante canal de Youtube, al coleccionismo musical y sobre todo a la pasión pura y dura por todo lo que significa el Heavy Metal y sus derivados. Además de ello, René es un colega de esta casa desde hace décadas, y por todo ello quisimos entrevistarle para Hot-Rockin. Sin más dilación os dejamos con lo que nos contó…

Hola René, para empezar si quieres preséntate a los lectores que no te conozcan, dinos a qué te dedicas, cómo y cuándo surgió tu amor por el Metal y cualquier otra circunstancia que te defina como persona y Metalhead a la par.

René: Para empezar me gustaría daros las gracias por la entrevista, es todo un honor poder contestar estas preguntas para Hot-Rockin, web que cada vez es más popular y seguro que después de esta entrevista aún más, lol.

Ahora las preguntas. Me dedico a vender muebles, sobre todo sofás. Tengo mi propia tienda y ahí estoy. El amor por el metal empezó con 14 años más o menos. Primero descubrí los grupos grandes que sonaban por la radio de aquel entonces como SCORPIONS, BON JOVI, AEROSMITH, VAN HALEN, etc., y ya muy rápidamente descubrí bandas algo menos conocidas como ARMORED SAINT, SHOK PARIS, ACID, ADX, SOBREDOSIS… y el underground metalero poco después.

vulmenedPuede que mucha gente no lo sepa, pero aparte de las actividades citadas en la introducción de esta entrevista, René también hizo sus pinitos en el plano de la ejecución musical, militando en bandas como Vulmened o Purgatorio allá por los años 90. ¿Qué recuerdas de todo aquello? ¿Llegasteis a editar algo formalmente? ¿Sería posible una reunión con tus antiguos compañeros de banda algún día?

René: Sí, eso fue entre 1993-1994. Conocí al bajista y guitarrista en el FP -Formación Profesional- de Villajoyosa y primero nos llamábamos PURGATORIO, y musicalmente teníamos influencias de bandas como GOREFEST, PESTILENCE, NAPALM DEATH… y hacíamos versiones de GNR o MANOWAR, algo raro. Sacamos una maketa casera titulada Killing Machine, pero al haber ya grupos con nombres parecidos a PURGATORIO decidimos cambiarlo a VULMENED. En 1994 abandoné el grupo. Los mejores recuerdos con el grupo fueron los ensayos. Íbamos a la caseta del guitarrista, en el campo, y ahí hacíamos el burro. Creo que nadie querría una reunión a estas alturas.

Formaciones musicales aparte, si en algo se ha prodigado René a lo largo de todos estos años ha sido en la edición de fanzines, cuyos comienzos datan allá por los primeros 90. ¿Qué fue lo primero que editaste y con qué fines? Si mal no recuerdo, empezaste con el Metal Mania ‘zine, con su hermano Metal Mania Bestial ‘zine de la mano (algo así como el This Is Rock y el This Is Metal actual), para seguir después con el mítico God Of Thunder. Cuéntanos un poco la trayectoria, las ediciones más representativas o de las que mejor recuerdo guardas y todo lo que supuso su confección y edición.

metalmania01

René: Sí, empecé con el METALMANIA ‘Zine en 1991. Era un fanzine muy primitivo y mucho de lo que salía lo robaba a las revistas de la época. Salieron 8 números en total hasta 1995. En 1993 decidí hacer un fanzine dedicado al Death/Thrash/Black solamente y ese era el METALMANIA BESTIAL ‘Zine. Salió solamente un número, aunque entrevisté a UNBOUNDED TERROR, UNNATURAL y algunos grupos más para un segundo número que nunca llegó a salir -desde aquí pido disculpas a los grupos que me contestaron las entrevistas- (HR: Creo que esto le ha pasado a más de uno…). También por la misma época salió un número bajo el nombre de METALMANIA LIVE ‘Zine con reseñas de conciertos solamente. Como dije, en 1995 salió el último número del METALMANIA, y lo dejé porque me había cansado de hacerlo, pero al año siguiente me entraron de nuevo muchas ganas y empecé un nuevo ‘zine bajo el nombre de GOD OF THUNDER ‘Zine. Quería hacer un ‘zine enfocado de otra manera, donde ya no se copiaran cosas de otras revistas, y donde publicaría mis propias entrevistas, reseñas y comentarios de conciertos a los que iba a asistir. En 1996 salió el primer número. Hasta el número 3 tuve algunos colaboradores como MATA, PETO, BUBBA, SPIDERMAN, BOMBAS… y a partir de ahí ya lo empecé a hacer todo solo. Hasta la fecha llevo publicado 21 fanzines bajo el GOD OF THUNDER. Sobre el 2001 hice también un ´zine bajo el nombre de NWOBHM ATTACK dedicado íntegramente a DIAMOND HEAD. Llegué a terminar casi un segundo número dedicado a PRAYING MANTIS, pero al final no lo publiqué. (HR: Casi nada, eso son muchos fanzines…)

godofthunder10

A nivel fanzine, ¿estás ahora mismo con algún proyecto en ciernes? ¿Qué ha sido lo último que has editado? Si mal no recuerdo, siempre has editado todo tu material a la antigua usanza, esto es, en papel y en ediciones limitadas / numeradas. ¿Nunca te llamó la atención la edición vía internet? Hablamos de web propia, nos consta que sí has colaborado eventualmente con medios ajenos. ¡Cuéntanoslo también!

René: Lo último que he editado ha sido la primera parte de AQUELLOS MARAVILLOSOS AÑOS 90 (1990-1993) y estoy casi acabando el número 22 de mi GOD OF THUNDER´ZINE. Sí, siempre he editado mi material en papel, limitado a 50 ó 100 copias, y lo sigo haciendo. Aparte no cobro por él, lo doy gratis a los que sé que lo van a valorar al 100%. Colaboro en la web de DIARIO DE UN METALHEAD pero no me interesa hacer una web por mi cuenta, nunca me ha llamado.

godofthunder12

Si bien no nos consta que hayas optado por los ‘zines cibernéticos, en estos últimos años has dinamitado Youtube con tu canal Holspa Metal, el cual tiene miles de seguidores y un trillón de visitas, y en el que se pueden seguir desde tus últimas adquisiciones musicales hasta aprender a hacer tortitas holandesas. ¿Cómo surgió la idea de abrir el canal? ¿Cuál ha sido el vídeo con más repercusión desde que empezaste con él? Ahora que la exitosa serie Qué vida más triste ya no se emite ni en internet ni en La Sexta, la cual dio el salto a TV por su gran cantidad de seguidores en internet, ¿no te has / han planteado hacer lo propio con tu llamémosle serie?

René: Sí, empecé en el 2014 con mi canal de YOUTUBE. Veía cómo otros enseñaban sus colecciones o lo que iban comprando y me apeteció hacer lo mismo. Me lo paso bien haciéndolo y gracias a ello he conocido gente de todo el mundo. Algunos de los vídeos más populares han sido los de METAL HUNGARO. El manager de uno de los grupos más grandes de aquel país, después de ver el vídeo dedicado a su grupo, me invitó a ir a su país y pasar tiempo con la banda de gira. Le dije que no porque no me quisieron pagar un sueldo -esta última frase es coña, claro-. También los vídeos promocionales del LEYENDAS funcionaron muy bien al publicarlo en la web oficial del festival. El organizador del festival me lo ha agradecido en varias ocasiones. También un vídeo dedicado al Death Metal vieja escuela ha triunfado a lo grande. Nunca me he planteado el salto a la tv, pero salto a la piscina sí me lo estoy planteando ahora mismo -hace 40 grados- (HR: Jajajajaja).

Centrándonos ya en el plano estrictamente musical, que a fin de cuentas es lo que más nos interesa, ¿qué géneros son los que más te gustan dentro del Hard Rock? ¿Qué discos consideras que han sido los más importantes o representativos para ti a lo largo de todos estos años? No ya los mejores, sino los más influyentes en tu vida. Puedes clasificarlos por género si quieres (no te ponemos restricciones, pero con un puñado de cada estilo creo que es suficiente, jejeje).

René: Estas son mis preguntas favoritas. Dentro del Metal sobre todo me gusta el Hard Rock, el Heavy tradicional y el Thrash & Speed Metal.  Luego también me gusta el Death, Black, Power, etc., pero esos tres géneros que he nombrado antes siempre serán mis favoritos.

Hay cientos de discos que han sido importantes en mi vida. Por ejemplo, cuando empecé sobre todo eran discos de MAIDEN, SCORPIONS, JUDAS, SAXON, POISON, GNR, etc. los que me daban la vida. Ya sobre el 90-91 iba añadiendo cada vez más Thrash y Death, y luego fui añadiendo el Black, Power, etc. Ya sobre el 93 escuchaba todos los estilos dentro del Metal. Sin embargo solamente grupos con raíces tradicionales, no me gustaban los grupos alternativos ni industriales.

Os voy a nombrar algunos discos que han sido muy importantes para mí, y lo siguen siendo a día de hoy. Son discos que nunca se cansa uno de escuchar. Sonaban bien cuando salieron, suenan bien hoy en el 2017 y sonarán bien dentro de 20 años:

POISON – Look What The Cat Dragged In

WRATHCHILD UK – Stakk Attakk

SEPULTURA – Arise

HAMMERFALL – Glory To The Brave

OZZY OSBOURNE – Bark At The Moon + No More Tears

ALICE COOPER – Hey Stoopid

OBITUARY – The End Complete

MORBID ANGEL – Altars Of Madness

VENOM – Black Metal

WASP – WASP

MOTLEY CRUE – Shout At The Devil + Theater Of Pain

JUDAS PRIEST – Screaming For Vengeance + Turbo + Painkiller

KANSAS – Vinyl Confessions

KISS – Creatures Of The Night

METALLICA – Black Album

y un súper largo etc.

(HR: ¡Nos hacemos una idea!)

Sabemos que eres un excelente padre de familia, y parece que a día de hoy ya no te prodigas tanto en materia de conciertos como antaño. ¿Con qué periodicidad sueles asistir? ¿Prefieres los conciertos en sala o los Festivales? ¿Qué conciertos recuerdas con especial admiración o cariño?

René: Sí, ahora que soy padre ya asisto a menos conciertos y sobre todo ya no voy lejos para ver a bandas. Sobre todo asisto a conciertos en salas de Valencia, Alicante y Murcia, y por supuesto cuando se organiza algo por Benidorm. Suelo ir una vez al mes, pero a veces son dos, y prefiero los conciertos en salas. Sobre todo de grupos underground pequeños y no tan conocidos por la mayoría de la peña. Algunos de los últimos conciertos a los que he ido han sido de VESCERA -cantante de OBSESSION, y ex- de YNGWIE MALMSTEEN y LOUDNESS- en Valencia. Dos semanas después fui a Murcia para ver a IRON CURTAIN y los finlandeses RANGER. Me lo pasé como un niño grande en ambos bolos.

1992_11_12_Metallica

Uno de los conciertos al que tengo más cariño fue el de METALLICA en el 92 en Barcelona. También el festival MONSTERS OF ROCK en DONINGTON UK en 1996 (HR: alguno de por aquí se acuerda también muy bien, jajaja), o cuando KISS vinieron por primera vez a España con su maquillaje en 1997 a Madrid. También recuerdo un gran concierto en un estadio de ROBERT PLANT/JIMMY PAGE en Budapest, Hungría, a finales de los noventa. Y recuerdo con cariño todas las ediciones de LEYENDAS DEL ROCK a las que he asistido.

Entrando de lleno en lo que es el apartado del coleccionismo musical, aparte de Youtube te hemos podido ver recientemente en un documental de la materia. ¿Cómo te ofrecieron colaborar en el proyecto? ¿Te gustó el resultado final? Con respecto a tu colección personal, ¿eres consciente más o menos de cuántos discos tienes en la actualidad? Si jugásemos a un conocido juego de los de por aquí, que consiste en visitar al jugador en su propio domicilio y poner a voleo 10 discos para que los reconozca el mismo, ¿crees que saldrías victorioso? (Para aprobar hay que acertar la mitad, evidentemente, y para subir nota hasta 10 pues lo mismo, jajaja)

René: Me ofrecieron participar en el documental -que ha sido publicado en dvd por el sello ROXX PRODUCTIONS- a raíz de mis vídeos en Youtube. Muchos de los que hablamos y enseñamos nuestra colección nos conocemos y uno de ellos comentó hacer un documental sobre la comunidad del vinilo de Youtube, pero solamente los que nos dedicamos a coleccionar metal. Estoy muy satisfecho con el resultado y fue algo que ha dado bastante popularidad a la comunidad.

Sobre mi colección, en la actualidad tengo entre vhs, lps, cassettes, singles, cd´s etc. unas 10.000 piezas. Creo que ese juego que me propones no sería fácil para mí porque hay muchos discos que sólo escuché un par de veces cuando me lo compré -algunos hace 28 años-, pero si tengo suerte y sacas justamente 10 entre mis 5000 discos favoritos quizás tenga una oportunidad de ganar (HR: Cuando quieras echamos una partida, te aseguro que es muy ameno y ayuda a redescubrir cosas propias y sobre todo a ejercitar la memoria, jejeje).

Sabemos de tu admiración por KISS, desconozco si sigues coleccionando su material tan encarecidamente como antaño o si por el contrario ya dejaste de lado su colección particular. A lo mejor tienes más discos que ellos…

kiss2-980x418

René: Sobre todo desde 1992 hasta 1998 coleccioné mucho material de KISS, compraba todo lo que veía, y asistí a varias convenciones de KISS organizadas en Europa como por ejemplo la de MILAN en 1993, donde vimos a Peter Criss, o a la convención de BARCELONA de 1995, donde tenía que aparecer VINNIE VINCENT pero se quedó con la pasta de la organización y no apareció. También fui socio unos años de la KISSTERIA SPANISH KISS ARMY, pero a finales de los noventa ya dejé a un lado lo de comprar todo. Hoy en día sigo comprando lo que va publicando la banda, como directos y también reediciones de algunos de sus trabajos, pero ya no soy un coleccionista de juguetes o revistas por ejemplo como en el pasado. Sin embargo sigo teniendo toda la colección y me encanta.

Por cierto, ¿qué discos o grupos te han llamado la atención más recientemente? ¿Consideras importante que aporten algo de originalidad o frescura a la escena o te basta con que te gusten musicalmente? Por otra parte, ¿consideras que es importante la actitud en una banda? ¿Y el artwork en un disco?

René: Todos los días descubro grupos nuevos. Me gusta mucho el movimiento NWOTHM -NEW WAVE OF TRADITIONAL HEAVY METAL- que lleva unos años dando caña con bandas como ENFORCER, CAULDRON, STRIKER, SCREAMER, HITTEN, SKULLFIST etc. También me gustan bandas súper bestias tipo ABORTED, CATTLE DECAPITATION, CARNIFEX -sobre todo los últimos dos, que suenan más tradicional-, ANAAL NATHRAKH etc. Aparte hay muchos grupos con los que crecí como NIGHT RANGER, WARRANT, GREAT WHITE, STRYPER, TESTAMENT, DEATH ANGEL, el cantante de RATT en solitario, etc. que están aportando guapos discos a la escena a día de hoy.

hitten-state-of-shock

Sí, la actitud es muy importante y la imagen también. Un grupo que toca Glam tiene que tener la actitud e imagen de un grupo Glam. Lo mismo pasa con el Black Metal, tienen que ser realmente satánicos y creer en lo que hacen. Lo mismo pasa con el Heavy Metal tradicional, tienen que tener sus pintas para transmitir la actitud adecuada a la peña metalera.

El artwork es súper importante también, es parte de la magia del Metal. Cada género dentro del Metal tiene su estilo marcado en el artwork. Las portadas del Black Metal son muchas veces oscuras y siniestras, las de grupos Glam son divertidas, las de bandas Thrash son violentas, etc. Todo forma parte de la magia del Metal.

Bueno René, yo creo que hemos tocado un poco todos los palos, si consideras que nos ha faltado algo por comentar ahora es el momento, si no puedes concluir la entrevista como más te guste. Un placer hablar contigo de nuevo, y ya sabes, Stay heavyyyyyyyyyyyyyyyyyy!

habitacionMuchas gracias por la entrevista, me lo he pasado muy bien contestándola. Espero no haber sido demasiado aburrido pero no tengo mucho sentido de humor, jajaja (HR: ¡Eso es totalmente falso! Aunque la paternidad te ha vuelto un poco más serio, todo hay que decirlo, jejeje). En fin, lo único que me queda por decir es que la peña debería comprar más música de sus grupos favoritos. Si nosotros no lo hacemos, ¿quién lo hará si no? Y si queremos que nuestras bandas sigan sacando nuevos trabajos entonces habrá que comprar sí o sí (HR: Tienes más razón que un santo).

Un abrazo a todos los lectores de HOT-ROCKIN.

Un abrazo a ti también, René, y muchas gracias por concedernos la entrevista, el placer es nuestro. Nos vemos en los conciertos, en los bares… o en las redes sociales, jajaja.

Entrevista: Bubbath

AEROSMITH + ALTER BRIDGE + ECLIPSE – Auditorio Miguel Ríos, Rivas-Vaciamadrid (Madrid), 29 de junio de 2017

00.Entrada

Hace un par de décadas largas estuve viendo a Aerosmith en el difunto Palacio de los Deportes de Madrid, en aquella ocasión junto a Extreme. Los primeros andaban promocionando el “Get A Grip” y los segundos el “III Sides Of Every Story”. Creo que era 1993, no lo recuerdo bien y en la entrada que tengo por ahí y que acabo de consultar sólo pone que fue un 9 de junio, pero no el año, así es que ahí dejo la duda. Da igual, la cuestión es que me apetecía volver a verlos, más todavía si es cierto que se trata de su gira de despedida, aunque ya está uno escarmentado con las “despedidas” a lo Scorpions, que son muchos años ya y nos conocemos hasta desollaos.

01.Entrada antigua

Hubo unas cuantas razones más por las que darme la paliza y desplazarme hasta donde da la vuelta el aire (hablando de aire, menuda rasca!) y en día de diario a ver el concierto, pero sin duda una de ellas fue que los teloneros eran dos grupos a los que tenía ganas, especialmente a Eclipse, a quienes sigo desde que publicaron su primer disco “The Truth And a Little More” en 2001, y si de regalo me zampaba también a Alter Bridge (a estos los conozco desde hace menos), pues mucho mejor.

Después de mandar al carajo al TomTom y guiarme por mi intuición, conseguimos llegar al sitio. Mucho aparcamiento que permitía intuir que con eso lleno de coches lo íbamos a pasar mal a la salida, como así fue: Desde las 00:20 hasta la 01:45, casi hora y media con el coche arrancado y haciendo cola para salir. Tampoco fue rápida la entrada, tuvimos que pasar cuatro controles por el lógico temor de lo que todos sabemos. Pero bueno, bien, buenas sensaciones al entrar, buena pinta y mejores hechos. Un sitio cómodo, con baños, barras de bebida y comida y puestos de merchandising suficientes, con holgura entre los asientos de grada, limpio… en fin, muy digno. Si hay que poner alguna pega es que a los asientos de grada les falta un baño de tapaporos y una mano de barniz (más de dos se clavaron alguna astilla en salva sea la parte) y otra es el diseño, en el que la pendiente de la grada es mucho más suave que en un pabellón o un estadio y hace que la distancia entre el escenario y la grada sea mayor y se vea a los músicos en lontananza. En mi caso, que veo menos que un pez de escayola, se multiplicó por N en cuanto la luz fue apagándose. Cosas del astigmatismo, la miopía y la presbicia. Hay que decir que el (peazo) escenario negro y la vestimenta de los músicos, también negra, ayudaron poco en este caso, pero esas son cosas de la edad más que de otra cosa.

02.Control entrada

A las 19:00 h se encendió la pantalla trasera del escenario con el logo de ECLIPSE y dio comienzo la actuación de un grupo que, para quien no les conozca (muchos de los de mi alrededor no sabían ni que existían), decir que son de Estocolmo, llevan unos 18 años funcionando, tienen publicados 6 discos y que en estos momentos la banda está formada por Erik Martensson (voz y guitarra), Magnus Henriksson (guitarra), Philip Crusner (batería) y Magnus Ulfstedt (bajo). Son gente que, aparte de su proyecto principal que es Eclipse, también participaron en aquel otro llamado W.E.T. (un supergrupo formado por músicos de Work of art, Eclipse y Talisman) o, más recientemente, los fantásticos NORDIC UNION junto con Ronnie Atkins, cantante de Pretty Maids.

El viento hizo estragos en el sonido. A veces se escuchaba nítidamente y otras veces había que intuirlo, pero en todo caso cómo sonaron no les hizo justicia. Vale que son teloneros, que el espacio de escenario es el mínimo exigible y tal, pero digo yo que el mal sonido por qué? No es cosa del técnico ni tampoco del viento (Eolo molestó igualmente a Alter Bridge y a Aerosmith), es una cuestión de equipo, de permitir usarlo completo o en parte, no vaya a ser que nos comamos con patatas a las estrellas. Lo mismo pasa con las luces, vale, que sí, que había luz del día, pero encendieron cuatro focos rojos en tres momentos de la actuación y pare usted de contar. Cuando compré las entradas no me preguntaron si iba a ver a Aerosmith o a Eclipse, se supone que la entrada da derecho a disfrutar del espectáculo íntegro, tres grupos que quiero ver y escuchar de forma digna, vientos aparte. Cuando solté la pasta toda ella era de curso legal y cada euro valía lo mismo que el siguiente, vamos, que no había distinción entre unos y otros. Si llego a saberlo hubiera pagado un tercio en monedas de un céntimo, otro tercio en monedas de euro y el resto en billetes. Vaya tela.

05.Eclipse

El auditorio estaba todavía a medias pero al grupo le dio igual, se les veía felices y contentos. Es cierto, yo no les veía las caras porque mi maltrecha visión no llegaba a tanto, pero los comentarios a través del micro, la actitud, la forma de moverse de todos, especialmente de Erik Martensson y, sobre todo la entrega y cómo sonaron fueron suficiente para concluir que la banda estaba mucho más que a gusto en el escenario.

Tuvieron la magnífica idea, en mi opinión, de basar el repertorio en su disco de este año “Monumentum”, es decir, una presentación de su último parto como es debido. De las 11 canciones con las que contaba el setlist conté hasta 7 del último disco (“Vertigo”, “Never Look Back”, “Killing Me”, “Jaded”, “Hurt”, “The Downfall Of Eden” y “Black Rain”), otras tres del anterior “Armageddonize” de 2015 (“The Storm”, “Stand On Your Feet” y la inevitable “I Don’t Wanna Say I’m Sorry” que sirvió para cerrar el concierto) y el espectacular “Wake Me Up” que puso al público patas arriba.

Buenísima la voz de Martensson, su actitud (humildad en su presentación de Alter Bridge y Aerosmith diciendo “nosotros también estamos aquí”), su forma de llevar al grupo, su presencia… un gran frontman. Muy compacta también la base rítmica y un enorme trabajo de Magnus Henriksson a la guitarra. Sólo por verles mereció la pena ir. Si os gusta el rock potente con melodía, tipo Pretty Maids, estáis tardando en haceros con la discografía de este pedazo de grupo. En ese caso también se recomienda para quien a estas alturas no los conozca, como he dicho antes, echarle una oreja a los dos discos de W.E.T. (“W.E.T.” de 2009 con Marcel Jacob en el bajo, fallecido justo después, y Jeff Scott Soto cantando, y “Rise up” de 2013) y al de Nordic Union (publicado en 2016). Vais a flipar.

Una lástima que el tiempo tan limitado no les permitiera incluir temas de sus otros discos, sobre todo del “Are You Ready To Rock” de 2014 que es, para mí, uno de los discos importantes dentro del estilo. Espero verlos pronto en un concierto en solitario con su repertorio al completo.

Setlist ECLIPSE:

  1. Vertigo (del LP “Monumentum” de 2017)
  2. Never look back (del LP “Monumentum” de 2017)
  3. The storm (del LP “Armageddonize” de 2015)
  4. Wake me up (del LP “Bleed & Scream” de 2012)
  5. Killing me (del LP “Monumentum” de 2017)
  6. Jaded (del LP “Monumentum” de 2017)
  7. Hurt (del LP “Monumentum” de 2017)
  8. Downfall of Eden (del LP “Monumentum” de 2017)
  9. Black rain (del LP “Monumentum” de 2017)
  10. Stand on your feet (del LP “Armageddonize” de 2015)
  11. I don’t wanna say I’m sorry (del LP “Armageddonize” de 2015)

 

Aprovecho el parón para acercarme a por algo de comer. Como siempre en estos casos, carísimo, pero tengo que decir que me sentó de maravilla. Entre el concierto de Eclipse, el bocata, la cerveza, la compañía y la buena temperatura hicieron que el paisaje árido y pelao que se veía al fondo, de los alrededores de Rivas-Vaciamadrid, me pareciera hasta bonito, fíjate tú…

A la hora programada, ni un minuto antes ni uno después, salen a escena ALTER BRIDGE, otro grupo que tenía ganas de ver en directo. No soy o, mejor dicho, no era muy fan del grupo. Ahora sí. Había escuchado algunas cosas sueltas pero no tenía ningún disco suyo en mi estantería. Me hice con el último “The last hero” (2016) justo cuando compré las entradas para el concierto, hace ya bastantes meses. Me empapé de él, me lo aprendí de pé a pá, pero en la práctica sólo pasaron de puntillas por él. Una pequeña decepción personal que se vio rápidamente compensada por el gran concierto que ofrecieron ante los tres cuartos de aforo que presentaba en ese momento el Auditorio Miguel Ríos.

06.Alter Bridge

Este grupo gusta de afinaciones graves y armonías en menores soportando melodías muy claras, lo que le da un aire muy personal a las composiciones. Vamos, que no sabes si llorar o dar saltos o las dos cosas a la vez. En mi caso, como estaba sentado y cascaba Lorenzo a ratos, pues ni una cosa ni otra, no me daba tiempo. Bastante tenía con intentar distinguir las figuras que suponía que eran los músicos sobre el escenario. Porque esa es otra, aparte de los cuatro músicos, el escenario parecía una reunión de antiguos alumnos del seminario con tanta gente vestida de negro que entraba, salía y pululaba por allí. Me pone negro, nunca mejor dicho. El escenario tiene que ser para los músicos y punto, joder, que ya no sabe uno ni a donde mirar. Un respeto al artista.

Como he dicho antes, no es un grupo al que haya hecho mucho caso antes de verlos en directo. Esperaba escuchar algo parecido a lo que hicieron Eclipse, es decir, la presentación del último disco con presencia masiva en el setlist, pero no fue así. De “The Last Hero” sólo tocaron “Crows On A Wire” hacia mitad de concierto y “Show Me A Leader” casi al final, ésta con gran respuesta del respetable. Se apoyaron mucho en su primer disco de 2007 “Blackbird” que, supongo, para quienes ya llevan más tiempo siguiéndoles sería un auténtico gustazo. Sin embargo el momento cumbre fue cuando hicieron sonar “Addicted To Pain”, para mí su mejor tema, con todo el auditorio entregado y el grupo atronando. Lástima que ni el sonido ni las luces acompañaran, aunque hay que decir que gozaron de mejores medios que Eclipse. Parece ser que no era la noche del espectáculo. Tampoco lo critico, prefiero escuchar que ver, aunque un equilibrio de ambas cosas sería lo óptimo. No fue el caso, ya digo.

Los músicos estuvieron correctos, Myles Kennedy tiene un vozarrón muy personal y sonó de lujo. Mark Tremonti demostró ser un guitarrista competente, no para tirar cohetes, pero cumplidor. Hizo lo que tenía que hacer, lo mismo que Brian Marshall en el bajo y Scott Philips en la batería, por lo tanto muy bien todo. El grupo sonó y, aunque yo hubiera preferido que tocaran más del último disco, reconozco que los temas estuvieron bien elegidos para una actuación de apenas 50 minutos. Fue un pequeño muestrario de lo que ya tienen hecho y lo que saben hacer. Yo salí más que satisfecho.

Setlist ALTER BRIDGE:

  1. Come to life (del LP “Blackbird” de 2007)
  2. Farther than the sun (del LP “Fortress” de 2013)
  3. Addicted to pain (del LP “Fortress” de 2013)
  4. Cry of Achilles (del LP “Fortress” de 2013)
  5. Ties that blind (del LP “Blackbird” de 2007)
  6. Crows on a wire (del LP “The last hero” de 2016)
  7. Isolation (del LP “AB III” de 2010)
  8. Blackbird (del LP “Blackbird” de 2007)
  9. Metalingus (del LP “One day remains” de 2004)
  10. Show me a leader (del LP “The last hero” de 2016)
  11. Rise today (del LP “Blackbird” de 2007)

 

Tres cuartos de hora por delante para que los técnicos preparen el escenario para lo que debería ser el momento fuerte de la noche. Ese rato se puede aprovechar para muchas cosas y eso es exactamente lo que hice. Con todas las cositas hechas se está mucho más a gusto, aunque no contábamos con la presencia de un invitado sorpresa: el frío. Parece increíble que un rato antes te lamentaras por no haberte llevado una sombrilla y un abanico, y en ese momento te lamentaras de no haberte llevado una manta… Pero así es, hasta el mismísimo Steven Tyler se lamentó también de llevar la pechuga al aire en un momento de la actuación.

10.Aerosmith

Se encienden algunas luces y empieza a sonar “O Fortuna”, el preludio de “Carmina Burana” de Carl Orff, mientras en las pantallas gigantes va apareciendo un recorrido por la vida y discografía de Aerosmith. Ya estaba yo ligando mentalmente el “Back To Back” de Pretty Maids que viene después… pero no, de repente una voz cazallera suelta un “qué pasa tíos” que quedó bastante ridículo, y presentó a AEROSMITH, que se tiran al escenario literalmente y arrancan con “Let The Music Do The Talking”. Para mí inesperada, lo admito, pensé que empezarían con algo mucho más contundente, así es que esa fue la primera sorpresa del set.

Sonido más definido y todas las luces ya funcionando, aunque vuelvo a decir que no fue el fuerte del concierto. Correctas, eso sí, pero sin la espectacularidad de otros momentos. La caja de la batería suena horrorosa, como un bote de Nesquick con una cuchara. Pensé que lo arreglarían a lo largo del concierto, pero no, así es que supongo que ese debió ser el sonido que quisieron sacarle. Tyler con gafas de sol y una de sus típicas batas largas junto a Perry y uno de sus también típicos sombreros se colocaron delante del escenario, mientras el resto de la banda, mucho más discretos (como siempre) hacían su trabajo al fondo.

Por el escenario pululaban también cámaras de vídeo que retransmitían en vivo por las pantallas (menos mal, porque a esa distancia veíamos bastante poco) y que en algunos momentos resultaban bastante molestas. Hay que decir que, de punta a punta, el escenario podría tener unos 100 metros aproximadamente, una parte central en la que discurría el concierto y dos pasarelas a ambos lados por las que se paseaban los músicos para saludar al personal de los extremos. En el frente otra pasarela más que terminaba en una plataforma de la que Mr. Tyler se adueñó en los momentos culminantes del concierto.

09.Aerosmith

La siguiente en sonar fue “Nine Lives”, otra sorpresa para mí. Pensaba que en la gira de despedida se iban a dedicar a hacer sonar sus greatest hits de toda la vida, pero no fue así. Y no sé si esto es bueno o no, quiero decir que a mí me gustó de todas formas, incluso agradecí algunos momentos mucho más de grupo de músicos que de estrellas del rock, pero también es verdad que muchísima gente fue a ver por última vez a una banda que tiene tantos temas famosos que no caben en un único concierto. Faltaron muchos de los que podrían haber estado, pero también sobró alguno y algún otro estuvo mal colocado en el setlist.

Por ejemplo, la trilogía siguiente con “Love In An Elevator” (brutal, aunque con sonidos pregrabados, que fue una constante durante toda la noche), “Livin’ On The Edge” (locura colectiva) y “Rag Doll” (temazo que les quedó impresionante) puso el listón tan alto que al sonar la siguiente “Fallling In Love (Is Hard On The Knees)” que es un temazo, dejó en evidencia que estaba mal colocada en el set porque bajó un poco el nivel, que terminó de caer con la jam de temas de Fleetwood Mac que mucha gente no entendió, hasta tocar fondo con “Remember (Walking In The Sand)”, una de las prescindibles. Yo la escuché y la disfruté, pero mucha gente aprovechó para ir a mear, las cosas como son.

Sobre la jam, “Stop Messin’ Around” y “Oh Well”, decir que es una buena idea para un grupo que le saque partido a su faceta como músicos y no tanto como estrellas del rock, pero Joe Perry como guitarrista sigue siendo un poco desastre y a estas alturas no va a cambiar. Creo que fue el momento en el que dejó a la vista muchas de sus carencias. En ese sentido yo no lo hubiera hecho, forastero. Sin embargo, por otro lado, dejó ver la faceta menos galáctica y más humana, a la vez que sonaron como si en lugar de estar ante 25.000 espectadores estuvieran en cualquier tugurio humeante delante de 70 borrachuzos, y eso mola, sobre todo viniendo de una banda que lo ha conseguido todo. Hacen lo que les da la gana y eso, en ocasiones, es muy bueno. Insisto, para quienes llevamos en esto ya unas cuantas décadas fue genial, para los recién llegados, que los había, y muchos, fue un poco ¿ein?

“Sweet Emotion” no terminó de levantar el ánimo del todo, cosa que sí hizo “I Don’t Want To Miss A Thing” con todo el auditorio cantando a coro. La versión de “Come Together” que sonó después es un clásico en su repertorio desde hace muchos años y con la siguiente, “Eat The Rich”, la tipa que estaba detrás de mí se puso a chillar como un cochino en una matanza, hasta el punto de tener que perderme el inicio de la canción tapándome los oídos por peligro de taladro de tímpano. Madre mía qué agudos… Con una espectacular “Cryin’” y una super-cañera y llena de efectos pregrabados “Dude (Looks Like A Lady)” terminaron el set principal y se metieron a refugiarse del viento helado que nos estaba martirizando.

Un descanso mucho más largo que de costumbre dio paso a Steven Tyler sobre el piano blanco que colocaron en la plataforma al final de la pasarela central, en el que interpretó un fragmento de “Angel” que empalmó con la tremenda “Dream On”, buenísima, creo que lo mejor del concierto. La voz está más aterciopelada que antes, es normal, tiene 69 tacos y la garganta muy castigada, pero sigue llegando a los agudos del final del tema como si nada. Y sigue corriendo por el escenario sin parar, y sigue haciendo las piruetas erótico-festivas a que nos ha tenido acostumbrados durante casi 5 décadas y… en fin, que firmo llegar a esa edad en esas condiciones.

08.Aerosmith

Que por las pantallas apareciera un rótulo diciendo “Madrid, you’re number 1”, que las pantallas se transformaran en gigantescas banderas de España, que Joe Perry saliera con una camiseta con el toro de Osborne (o algo parecido) y tal, aparte de lo pintoresco y lo cutre de dichos momentos, a más de uno nos hicieron sentir vergüenza ajena, así es que paso de puntillas por estas chorradas porque no creo que merezcan ni un renglón más.

Para terminar, la versión de James Brown “Mother Popcorn”, también prescindible (a cuento de qué viene ese tema? y en los bises!!) y la, esta sí, imprescindible, “Walk This Way” con la que pusieron punto final y le dieron al Enter.

Me hubiera gustado escuchar una vez más por ejemplo “Toys In The Attic”, o “Permanent Vacation”, o “Mama Kin” o… tantas, que cuando miro el reloj y veo lo pronto que han pasado las dos horas entiendo que esta despedida sí que jode, pero es la de verdad, el grupo al completo (sí, Tom Hamilton, Joey Kramer y Brad Whitford también existen) se planta frente al escenario y tardan unos minutos en irse, como si estuvieran diciendo Aero Vederci, baby!, pero de verdad de la buena.

Esta creo que fue una despedida al estilo Aerosmith, un grupo que consiguió todo lo conseguible y que hizo lo que le salió del bolo durante toda su carrera. Estuvieron en la cuerda floja por pasarse de la raya, volvieron con más fuerza que nunca y, con algún altibajo, han llegado a la jubilación con unas ganas y un estado de forma que harán que sigamos viéndoles en alguna que otra ocasión una vez que “echen los papeles” a la Seguridad Social. Por cierto, intuyo que les va a quedar una buena pensión.

Setlist AEROSMITH:

  1. Let the music do the talking
  2. Nine lives
  3. Love in an elevator
  4. Livin’ on the edge
  5. Rag doll
  6. Falling in love (is hard on the knees)
  7. Stop messin’ around (versión de FLEETWOOD MAC)
  8. Oh well (versión de FLEETWOOD MAC)
  9. Remember (Walking in the sand) (versión de SHANGRI-LAS)
  10. Sweet emotion
  11. I don’t want to miss a thing
  12. Come together (versión de THE BEATLES)
  13. Eat the rich
  14. Cryin’
  15. Dude (looks like a lady)
  16. Angel-Dream on
  17. Mother popcorn (versión de JAMES BROWN)
  18. Walk this way 

 

Que nos salgan más de estos, YA!

Salud.-

Alvar de Flack