WACKEN OPEN AIR 2017 – Wacken (Alemania), jueves 3 a sábado 5 de Agosto de 2017

wacken-2017

Fue el 12 de Septiembre del año pasado, cuando al abrir el regalo de cumpleaños que me hizo Silvia me quedé estupefacto e incrédulo mirándolo, 2 vales para asistir al W.O.A. del 2017. O sea, la tía me hizo un vale ya que las entradas físicas aún no habían llegado. Pero compradas ya estaban, entradas que por cierto recibimos por correo certificado más o menos a los dos meses, ¡y qué entradas! Imprimidas con cartón duro a todo color y troqueladas, lo único que le veía de malo era su tamaño, demasiado grandes. Para la edición del W.O.A de 2018 la organización ha subsanado ese detalle incluyendo además de la entrada tal cual, otra entrada del tamaño de una tarjeta para la comodidad de todos.

Emoción, incredulidad y algo de temor invadieron mi cuerpo. Nunca me atreví a comprarlas en ediciones anteriores, confieso que he estado cerca, delante del ordenador y a sólo un click de comprarlas, pero el no saber lo que estaré haciendo dentro de un año me echaba hacia atrás, y es que eso, como hizo Silvia, no hay que pensarlo.

De todos es sabido que Wacken agotaba entradas nada más ponerlas a la venta al acabar cada edición, este año había sido la primera vez que no había agotado a las primeras de cambio, un aumento de precio y de capacidad hicieron que el Sold Out se retrasase hasta Junio. Además había novedades, ya que dentro de los 220 € del precio de la entrada estaban incluidos los servicios de duchas y de aseos con servicio de limpieza (de esto hablaré más tarde), que por lo visto en ediciones anteriores había que pagar, aunque desconozco la cantidad. También se había drenado el terreno, que en la zona de camping sí funcionó, pero la zona de conciertos siguió siendo un auténtico lodazal. También se instaló la famosa tubería de cerveza que ha aparecido en numerosos medios de comunicación, una genial idea para evitar que entren los camiones cargados para la reposición y extracción de barriles.

Ha sido un año de ahorro, cuadrar días de vacaciones, búsqueda de vuelos, búsqueda de información –yo soy de los que le gusta leer opiniones de gente que ha estado en otras ediciones-, compra de tienda de campaña (una de nuestras mejores inversiones por sólo 30 €), colchones auto hinchables, almohadas hinchables, etc. Todo debía pesar poco para que entrara en la maleta, y como no, esperar pacientemente que la organización del W.O.A. fuera anunciando grupos (ese mes de Diciembre, con sorteo incluido, nos tuvo a todos en vilo día tras día).

Yo entraba todos o casi todos los días a la web oficial en busca de novedades, la verdad es que tanto en la web oficial como en la App oficial, tenías toda la información necesaria, pero lo he dicho antes, a mí me gusta leer las opiniones de la gente. Porque por ejemplo, llegar a Hamburgo (el aeropuerto más cercano a Wacken) desde Alicante es bastante fácil, pero una vez en Hamburgo, no sabíamos qué era mejor para llegar a Wacken, así que leyendo opiniones hicimos un esbozo de ruta, tren y autobuses que coger.

Y la fecha se acercaba… y entre medias las fiestas patronales de mi pueblo (de esto mejor no hablaré). Teníamos lo que estaba en nuestras manos controlado, los imprevistos obviamente, son imprevistos.

  • Deja las entradas fuera no se nos vayan a olvidar…
  • ¿Has imprimido los billetes de avión?
  • No, con la App de la compañía no hace falta, basta con tener el móvil, ya los tengo descargados…
  • ¿Cogemos algo de ropa de abrigo? Ya sabes cómo es el norte de Alemania…

Y llegó el ansiado día, miércoles 2 de Agosto y todos los despertadores posibles de la casa sonando a las 5 A.M. Cogimos el avión y en menos de 3 horas nos plantamos en el aeropuerto de Hamburgo, una vez aquí teníamos pensado coger la S-Bahn (el metro) hasta la estación de tren de Hamburgo, luego el tren hasta Itzehoe y finalmente el Shuttle (bus) hasta Wacken. Esa era la mejor combinación según habíamos investigado antes, pero aquí tuvimos un gran golpe de suerte, y es que a la salida del aeropuerto y buscando la estación de la S-Bahn vimos un cartel que anunciaba autobuses directos a Wacken, así nos ahorraríamos bastante tiempo, como no sabíamos dónde se cogían vimos un grupo de vascos y preguntamos. Ellos, muy amablemente nos dijeron que iban en un viaje organizado pero que no había problema en subir en su bus, ya que quedaban plazas libres. No aceptaron que les diésemos ni un solo euro, así que allí nos embarcamos. Siempre estaremos agradecidos a ese grupo de vascos.

A medida que nos acercábamos a Wacken veíamos por la autopista que prácticamente todos los coches tenían pintada en su luna trasera las siglas del festival (W.O.A.), y en aproximadamente una hora, vimos la torre de la tienda del merchandising oficial que hay en el pueblo de Wacken, que Silvia y yo ya conocíamos al haber estado allí hace 4 años (aunque no en el festival).

Una vez el autobús aparcó, nos despedimos de los vascos, quedando en invitarles a alguna cerveza si les veíamos dentro del festival –hecho que no ocurrió, ya que no les vimos-. También estábamos invitados a volver con ellos a Hamburgo. Habían quedado el domingo a las 13:00 en el mismo parking del bus, pero nosotros teníamos previsto quedarnos más tiempo por Alemania, así que agradecimos de nuevo su amabilidad. En el mismo parking de autobuses, una chica muy amable de la organización nos indicó el camino a seguir para entrar a la zona de acampada.

Camping

La zona de acampada se divide en áreas con las letras del abecedario, obviamente empezando con la A, al haber llegado en bus encima nos reservaban el área A y B, o sea al lado de una de las entradas del festival. Cuanto más corren las letras, más lejos estás de las entradas. Siendo el área C, también la entrada más cercana a la otra entrada.

Finalmente nos instalamos en el área A, así que montamos la tienda y fuimos a comer lo primero que pillamos, un par de hamburguesas con patatas de una hamburguesería que teníamos al lado. Decir que estábamos muy cerca de un supermercado, cafetería, aseos azules, agua potable, duchas (con agua caliente), cajas de seguridad –la cual decidimos alquilar una pequeña para todo el festival- para poder guardar documentación, dinero y poder cargar las baterías de los móviles, ya que llevaban también un enchufe y también estábamos cerca de los aseos que limpiaban cada vez que algún usuario los utilizaba. ¡Así que estábamos de lujo!, nuestros vecinos de tienda: daneses, finlandeses, noruegos, suecos y británicos. Con todos los que hablamos muy majos, en especial los daneses de la tienda vecina. Según la organización, entre el público, había representación de 80 países de todo el mundo. ¡Ahí es nada!

A pesar de que ya había conciertos en los escenarios más pequeños, la tarde la aprovechamos en que nos pusieran la pulsera –reseñar que en las taquillas habilitadas para ese menester no había cola cuando nos la pusieron a nosotros- . Visitar y cenar en el pueblo invitados por los tíos de Silvia y como no, entrar en la zona del festival para situarnos. Antes de describir la zona de festival tengo que señalar que al ponerte la pulsera, te daban una mochila llamada “Full Metal Bag 2017” que contenía: una postal (que podías enviar desde el mismo festival), un parche con el logo del festival, una pegatina con el logo del festival, una especie de tarjeta para colgarte en el cuello con el logo del festival, un imán que ya está en la nevera de casa, un poncho impermeable (Doña Rogelia), tapones para los oídos (que venían especialmente bien por la noche), un bolígrafo con el logo del festival, una botella plegable de plástico permitida para entrar en el festival, un kit de primeros auxilios que venía dentro de una bolsa de plástico duro impermeable para que el móvil o lo que quisieras no se mojase, que contenía: 3 tiritas, una toallita húmeda, una protección solar y un condón y por supuesto, la misma mochila que en teoría era con la única que podías entrar dentro del festival (podías llevar ropa o lo que quisieras, pero siempre dentro de esa mochila).

Entrada a recinto

Ya una vez dentro del recinto del festival llamado “The Holy Wacken Land”, nos dispusimos a situarnos, dado que era como entrar en una ciudad y cada barrio tiene su nombre. En la entrada que teníamos más cerca (había 2 entradas), teníamos nada más entrar el “Beer Garten Moviefield” con el escenario “Beer Garten”. En este escenario siempre que pasábamos estaban tocando versiones de los clásicos básicos, desconozco si hubo algún grupo con canciones propias, pero ya digo que siempre que entrábamos o salíamos, el grupo que había tocaba versiones, así que recuerde sonaron de AC-DC, Iron Maiden, Deep Purple, Metallica, Kiss, Europe, etc. Una vez pasada esa zona teníamos el “Metal Market”, un gran mercadillo donde podías comprar casi todo lo imaginable, camisetas, vinilos, Cds, vestidos, botas, ropa de niños (ahí aprovechamos para comprarle algo a mi futuro sobrino). Luego llegabas al centro, denominado “Wacken Center” con puestos de todo tipo de comida como asiática, obviamente salchichas, carne, vegana, crepes, pizzas, hamburguesas, etc. Al lado y ya colindando con el final hacia el Este había un puesto de la Cruz Roja y Policía. Hacia el sur tenías la entrada para el “Infield”, o sea, los 3 escenarios principales, dos de ellos pegados con 3 pantallas gigantes en Full HD y separados por el símbolo del festival en lo alto, que por las noches encendían con fuego.

Los escenarios principales se llamaban Harder, Faster y Louder. Los 2 primeros eran inmensos, sin duda los mayores escenarios que he visto, Louder me dio la sensación de ser algo más pequeño, pero aun así una burrada de escenario. Y luego al Norte del Wacken Center estaba el “Wackinger Village”, donde también había tiendas de temática más vikinga y más comida, con 2 escenarios, el “Wackinger Stage”, donde tocaban grupos mayoritariamente de folk-rock, y el “Wasteland Stage”, del que creo que no vimos nunca ningún grupo ahí, y por último al Este de la “Wackinger Village” tenías la “Wacken Plaza”, que tenía una carpa pequeña llamada “Welcome to the Jungle”, donde se realizaba el Metal Yoga (luego hablaré de ello), Wrestling y más actividades, y otra carpa más grande llamada “Bullhead City Circus”, en la que había dos escenarios pequeños, el “W.E.T. Stage” y el “Headbangers Stage”. A todo eso, durante el recorrido había numerosos puestos de cerveza y un par de puestos de Jägermeister, uno de ellos dentro del Infield, con un ciervo gigante que escupía humo y echaba fuego por los cuernos. Y ya estábamos más o menos situados, aunque al principio parecía todo un follón, sobre todo si es la primera vez que vas, poco a poco te ibas situando. Así que una vez acampados, comidos, cenados y sobre todo situados nos volvimos a la tienda a dormir.

Jueves 3 de Agosto

La lluvia hizo su primera aparición durante toda la noche y parte de la mañana ¡y qué manera de llover!, el miedo que yo tenía era si la tienda de campaña iba a aguantar, pero aguantó estoicamente todo el festival. ¡Esto ya era Wacken! Los verdes campos se iban convirtiendo poco a poco en zonas de barro a medida que iba lloviendo y miles de botas pisaban la verde hierba o lo que iba quedando de ella. El campo en breves horas se convirtió en un lodazal.

Barrizal 03

Por la mañana cuando la lluvia paró un poco decidimos ir al mercadillo a comprar unas cosas y dar otro reconocimiento al sitio del festival. Nos tomamos unas cervezas, comimos y volvimos a descansar un poco a la tienda. A las 16:00 tenía marcado en la App el concierto de ROSS THE BOSS, así que nos dirigimos hacia el escenario Harder. Llovía un poco y en el escenario contiguo estaban finalizando su concierto SKYLINE, y justo llegamos cuando había una invitada en el escenario, ni más ni menos que DORO, la cual cantó con ellos una canción antes de llegar nosotros y luego concluyó el show con el “All We Are”.

Decir, y esto va como norma general, que el sonido en los 3 escenarios grandes fue espectacular en prácticamente todas las actuaciones y desde el primer momento, esto me llamó muchísimo la atención, creo que nunca antes había escuchado conciertos tan nítidos, a pesar de que en algún caso hubo viento e incluso lluvia. Había pantallas de sonido delante de los escenarios (como siempre) y luego unas nuevas torres de pantallas de sonido más o menos a la altura de la gigantesca mesa de mezclas. Por tanto tenías sonido en todo el recinto Infield y parte del exterior.

ROSS THE BOSS

Tenía ganas de ver al exguitarrista de Manowar (¡qué bien hiciste de salir de ahí!), ya que las 2 veces que he visto a Manowar me han decepcionado muchísimo y tenía ganas de quitarme esa espina, ¡y vaya si me la quité! Logramos acceder a la 2ª o 3ª fila para ver el concierto, así que todo iba sobre ruedas.

Ross The Boss

Abrieron el concierto como un cañón con “Blood of the Kings”. Marc Lopes no es Eric Adams, ni queremos que lo sea, pero el vocalista estuvo muy acertado interpretando todos los temas. “Death Tone”, “The Oath”, yo estaba en una nube, temas que tenía olvidados en un lugar de mi mente volvieron a sonar como nunca.

Volvieron a subir el listón con “Blood of my Enemies” y “Kill with Power” con todo Wacken chillando el ¡Die, die! Después, otra gran interpretación con “Sign of the Hammer”, luego vino una de las canciones que más aborrecidas tengo, “Fighting the World”, para mí totalmente prescindible, y lo mejor de la tarde para el final con “Battle Hymn”, que me supo a pura gloria. Y la guinda del pastel, “Hail and Kill”, coreadísima por todos los que allí estábamos.

Ross demostró que no hace falta hacer discursos largos sobre el True Metal, ni discursos sobre la masculinidad con mujeres semidesnudas en el escenario, ni tocar unos solos soporíferos e interminables de guitarra, bajo y batería, ni sacar unas castañuelas, ni beberte una cerveza de trago (tirando más de media fuera), ni alargar el final de las canciones hasta aburrir, ni etc., etc., etc. En 45 minutos que tuvo dio todo un recital que ya quisieran otros.

Al final del concierto la organización le entregó un premio a Ross The Boss en reconocimiento a su larga trayectoria y agradeciendo el tocar en su primer Wacken. Todo un detallazo.

Inmediatamente después del concierto de Ross The Boss, en el escenario colindante Faster, tocaba EUROPE.

EUROPE

Reconozco que nunca he sido fan de Europe, ni tan siquiera he seguido su trayectoria, sólo tengo sus Cds “Wings of Tomorrow” y el célebre “The Final Countdown” y ni mucho menos los tengo en un lugar privilegiado de mi estantería.

A Europe ya les vi una vez en el festival Metalway en 2009 en Zaragoza y me aburrieron como una ostra, así que no daba mucho por ellos.

Una hora les dio la organización a Europe, “Rock the Night” fue el primero de sus clásicos en sonar, ocupando el tercer lugar en el set-list, y ya escuché a Tempest algo cascaete. Está claro que no espero que suene igual que en 1986, pero me chocó algo, aún así he de decir que solventó muy bien su voz.

El concierto no estuvo mal, bastante rockero y animado, yo tan sólo conocí la ya nombrada “Rock the Night”, la de después “Scream of Anger”, “Supertitious” y obviamente la canción con la que acabaron el concierto, “The Final Countdown”, con todo Wacken cantando.

Me gustaron más que en Zaragoza, pero los sigo teniendo atragantados.

Set-List:

War of Kings

Hole in my Pocket

Rock the Night

Scream of Anger

Last Look at Eden

Firebox

Sign of the Times

Ready or Not

Nothin’ to Ya

The Beast

Superstitious

The Final Countdown

Optamos por volver a dar una vuelta por el mercadillo y comprar algo de comer, mientras estaban tocando STATUS QUO. Aún así distinguí varias de sus canciones más célebres, desde la pantalla vi que se lo estaban pasando bien tanto ellos como la gente, con muy buen rollo y eso me gustó mucho.

Los siguientes en la lista eran los locales ACCEPT, dos horas les dio la organización y les dieron el privilegio de encabezar el “A Night to Remember”, o sea, uno de los shows especiales de Wacken.

ACCEPT

Por lo leído y anunciado anteriormente Accept iban a dividir su concierto en 3 partes, la primera presentándonos algunas canciones en primicia mundial de su nuevo disco “The Rise of Chaos” que se editaría al día siguiente, una segunda parte con Wolf Hoffmann en solitario con orquesta y una tercera parte de nuevo con Accept con canciones clásicas también con la orquesta. Y realmente eso no fue exactamente así…

Accept arrancaron su concierto con “Die by the Sword” de su nuevo disco y ya la segunda en caer fue el “Restless and Wild” con el Infield de Wacken coreando el estribillo. Nuevamente tocaron otra del nuevo disco llamada “Koolaid”. Realmente las dos canciones nuevas sonaban a puro Accept, tanto en riff como en estribillo, me gustaron. He de decir que desconozco la carrera de Accept con Tornillo, pero por lo escuchado no se le queda atrás a la época de mi querido Udo Dirkschneider, dos canciones de la “época Tornillo” cerraron ésta primera parte del show con el cierre de telón.

Accept 01

Cambio de decorado (o sea, quitar los paneles que simulaban una máquina metálica o algo parecido), apertura de telón y salida de nuevo al escenario del guitarrista Wolf Hoffmann con la Orquesta Sinfónica Checa y el resto de la base instrumental de Accept. Ésta parte se hizo más pesada, no por mala, ni mucho menos, pero Wolf se dedicó a tocar adaptaciones de música clásica y yo no creo que ni el sitio ni el ambiente fuera el mejor para tocarlas. Entre las instrumentales distinguí algo de Chopen, Mozart y Beethoven. A mí me gustó, bastante además, pero ya digo que apalancó un poco a la gente.

Y a partir de aquí ya de nuevo con Mike Tornillo en escena y con la orquesta tocaron canciones de Accept iniciando ésta tercera parte con “Princess of the Dawn”, más canciones de la época Tornillo, que repito, me gustaron. “Breaker” que ya la habíamos oído por la mañana en las pruebas de sonido y para finalizar el trallazo “Fast as a Shark”, “Metal Heart” y “Balls to the Wall”. Toda esta tercera parte se interpretó también con la orquesta.

Accept 02

Accept utilizaron muchísima pirotecnia, llenaron el escenario con la orquesta, algunos de sus clásicos sonaron realmente bien, que por cierto, cuando les enfocaban se les veía concentradísimos, a la vez que sonrientes. Sonrisa que desde nada más empezar el show tenía Wolf en su cara y que permaneció durante todo el concierto.

No quiero entrar en comparaciones, y no lo voy a hacer, pero he de decir que el año pasado vi a Dirkschneider en el Leyendas y ahora acabo de ver a Accept, y la sensación que tengo es que a Accept le falta Udo y a Udo le falta Wolf (malditos egos). Ojo, y con ello no le quiero quitar méritos a Tornillo, ya que saca con nota las canciones más clásicas de Accept.

Set-List:

Primera parte Accept:

Die by the Sword

Restless and Wild

Koolaid

Pandemic

Final Journey

Segunda parte Wolf Hoffman con la Orquesta Sinfónica Nacional Checa:

Night on Bald Mountain (Modest Mussorgsky)

Scherzo (Chopin)

Romeo and Juliet (Tchaikovsky)

Pathétique (Beethoven)

Double Cello Concerto in G Minor (Vivaldi)

Symphony No.40 in G Minor (Mozart

Tercera parte Accept con la Orquesta Sinfónica Nacional Checa:

Princess of the Dawn

Stalingrad

Dark Side of my Heart

Breaker

Shadow Soldiers

Dying Breed

Fast as a Shark

Metal Heart

Teutonic Terror

Balls to the Wall

Después de la descarga de Accept teníamos marcado ir a ver a NAPALM DEATH, así que salimos del Infield y nos fuimos hacia la carpa.

NAPALM DEATH

Napalm tenía 45 minutos de concierto, pero entre que salimos de Accept y llegamos al Headbangers Stage –uno de los escenarios pequeños- ya pillamos su concierto empezado (y a la mitad diría yo).

Estuvimos en un lateral, ya que la carpa estaba a rebosar y en la carpa el sonido no era malo, pero ya no era lo mismo que en los escenarios principales.

Y ahí estaban los Napalm dándolo absolutamente todo. Hay que ver cómo se maneja Barney, parece un chiquillo de lado a lado del escenario, y ahí teníamos también a Shane Embury, que horas antes supongo que tocó con Brujería.

Napalm

Entre las canciones que distinguí estaba el “Scum” y “You Suffer” ¡Esos clásicos básicos! Y por supuesto algo más elaboradas del “Harmony Corruption” como “Siege of Power” y “Suffer the Children” con la que acabaron. Entre medias la versión de Dead Kennedys “Nazi Punks Fuck Off”. Me hubiera gustado que hubiera sonado algo del “Diatribes”, más melódico (si se puede denominar así), tipo “Greed Killing”, pero parece que estos Napalm vuelven a la brutalidad más bruta.

Me gustó, pura energía de la veterana banda. Al día siguiente me di cuenta que era la tercera vez que veía a la banda en directo ¡Todo un fan! Jajaja!

Set-List:

Silence is Deafening

Smash a Single digit

How the Years condemn

When al lis Said and Done

Continuing War on Stupidity

Scum

The Kill

You Suffer

Siege of Power

Dear Slum Landlord

Nazi Punks Fuck Off

Suffer the Children

Para finalizar la jornada de hoy teníamos marcados en el escenario contiguo W.E.T. Stage a MAYHEM, así que aprovechamos la salida de muchos fans de Napalm Death para situarnos por el centro de la carpa.

MAYHEM

Me llamó la atención que la organización pusiera a Mayhem en un escenario pequeño y que al día siguiente Emperor tocara en uno de los grandes. Aun así, Mayhem tuvo numeroso público para su concierto, que no fue ni más ni menos que el “De Mysteriis Dom Sathanas” tocado de principio a fin.

El sonido era bastante bueno, sin llegar a la perfección del sonido de los escenarios grandes, y me encantó la teatralidad del grupo en escena, todo muy tétrico, muy barroco, en una atmósfera muy pero que muy siniestra.

Mayem

Y como he dicho antes, desde “Funeral Fog” hasta “De Mysteriis Dom Sathanas” iban cayendo una a una –ese pasote de “Freezing Moon”- una de las piedras angulares del primigenio Black Metal.

Set-List:

Funeral Fog

Freezing Moon

Cursed in Eternity

Pagan Fears

Life Eternal

From the Dark Past

Buried by Time and Dust

De Mysteriis Dom Sathanas

Y con Mayhem dimos por finalizada la jornada del Jueves. Vuelta a la tienda y a dormir.

Viernes 4 de Agosto

Por la noche hubo viento y algo de lluvia, no muy fuerte, pero sí constante durante toda la noche y parte del día.

Por la mañana desayunamos en una de las cafeterías más cercanas a la otra entrada, y en una de las tiendas que había antes de la entrada opté por comprarme unas botas de agua. A pesar de que iba con unas antiguas y jubiladas botas de senderismo, no era suficiente, ya que el negro barro empezaba a subir por mis piernas.

Entramos de nuevo en el recinto, dimos más vueltas por el mercadillo, vimos un poco de alguien que estaba tocando en el Wackinger Stage un folk-rock muy pegadizo, comimos y volvimos a la tienda, luego regresamos al escenario Louder a ver la descarga de PARADISE LOST.

PARADISE LOST

Realmente tampoco es que tuviera muchas ganas de ver a Paradise Lost, pero como tampoco teníamos nada mejor que hacer ahí que nos plantamos.

Fue un concierto correcto, sin más, realmente cuando no conoces gran parte de su repertorio incluso puede aburrir, pero me gustaron, siguen en esa onda medio Doom medio Heavy con toques muy melódicos, para mí sus mejores canciones fueron las que me sabía como “Embers Fire”, una inesperada “Gothic” y las dos del Draconian Times “Enchantment” y “The Last Time”, que fue con la que acabaron.

Paradise Lost

Además nos presentaron dos temas de su próximo e inminente disco nuevo, “Blood and Chaos” y “The Longest Winter”, que van en la línea de sus Cds más exitosos, incluso algo más heavilones.

Cabe destacar la actuación de Nick Holmes y la cresta de Greg Mackintosh.

Hacía muchísimo tiempo que no les escuchaba y al verles me volvió a saltar esa chispita, así que dentro de poco pondré el Spotify en marcha.

Set-List:

No Hope in Sight

Pity the Sadness

One Second

Gothic

The Enemy

Faith Divides Us – Death Unites Us

Embers Fire

Say Just Words

Blood and Chaos

Beneath Broken Earth

Enchantment

The Longest Winter

The Last Time

Después tuvo para mí la actuación uno de los sinsentidos del festival, no era ni más ni menos que APOCALYPTICA tocando versiones de Metallica con cellos y violines. Tan absurdo como aburrido, así que nos fuimos a hacer tiempo para ver a EMPEROR. Aunque saliendo del Infield y desde el mercadillo escuchamos “Enter Sandman”, “Master of Puppets” y “Sad But True”. ¿De verdad hacía falta esta tortura?

EMPEROR

Otro de los pilares del Black Metal a los que tenía ganas de ver, están inmersos en el Tour del 20 aniversario del “Anthems to the Welkin at Dusk”, así que más o menos, al igual que el concierto de Mayhem, podíamos prever lo que iban a tocar.

Un holograma en 3D de decorado de fondo muy chulo y el logo de la banda nos dio paso a otra de las descargas más brutales de esta edición de Wacken.

Emperor 02

Actualmente Emperor no es una banda al uso de Black Metal, ya que sus miembros no se pintan la cara, es más, su líder Ihsahn, con la barba y las gafas de pasta da aún más la antiestética de Black Metal. Pero obviamente que la imagen y la música no tienen absolutamente nada que ver.

Así pues Ihsahn & Co. nos deleitaron con el “Anthems to the Welkin at Dusk” de principio a fin, para proseguir con “Curse You All Men”, y se dejaron lo mejorcito para el final, acabando el show con “I am The Black Wizards” y el momento cumbre con “Inno a Satana”. De nuevo, tengo que reseñar el gran sonido del que gozaron, así da gusto ver un concierto.

Set-List:

Ye Entrancemperium

Thus Spake The Nightspirit

Ensorcelled by Khaos

The Loss and Curse of Reverence

The Acclamation of Bonds

With Strength I Burn

The Wanderer

Curse You All Men!

I Am The Black Wizards

Inno a Satana

Llegaba el turno, en el escenario contiguo Faster, de uno de los platos fuertes del festival, así que cogimos un buen sitio para ver la actuación de MEGADETH.

MEGADETH

Hace más de un año del lanzamiento de su último trallazo “Dystopia” que están presentando en esta gira veraniega. Un gran disco, muy a la altura de su nombre que les ha vuelto a poner en esa primera línea de batalla.

He visto a Megadeth varias veces en directo y la que menos me gustó fue la última vez que les vi en el Sonisphere de Barcelona de 2013. Afortunadamente aquí me desquité.

Y es que sólo con las 3 primeras e inimaginables –para mí- canciones de su concierto, ya eras consciente de lo que se te venía encima.

La intro enlatada “Prince of Darkness” dio paso a “Hangar 18”, para sin respirar juntarla con “Wake Up Dead” y seguidamente “In My Darkest Hour”. El sonido, no me canso de decirlo, era muy bueno, de telón usaron unas pantallas que a veces no tenía ningún sentido pero siempre había movimiento.

Megadeth 02

“The Threat is Real”, la canción que abre su último disco, fue la primera en sonar de este mismo. Para seguir con “Sweating Bullets”, luego vino una parte donde hicieron sonar 3 canciones del “Dystopia”: “Conquer or Die”, “Lying in a State” y “Poisonous Shadows”, yo disfruté, pero es cierto que la gente que no tiene el disco hubiera preferido otras (el eterno debate). Siguieron el concierto con “Trust” y de nuevo otra del Dystopia, “Fatal Illusion”.

Mustaine muy parco en palabras, de vez en cuando presentaba alguna canción, pero no se dirigía al público, de nuevo continuaron con otra de las esperadas “Tornado of Souls”, para seguir con el tema que da título a su último álbum “Dystopia”, y a partir de aquí a tirar de clásicos, “Symphony of Destruction” hizo las delicias de la muchedumbre, que no las mías, ya que es otra de esos grandes temas que aborrezco –afortunadamente no sonó “A Tout Le Monde”-. Continuaron con “The Mechanix” y el fiel escudero de Mustaine, Dave Ellefson, dio paso a un “Peace Sells” donde salió Vic Rattlehead a escena, la verdad es que fue una delicia escuchar a todo Wacken repetir el estribillo.

Megadeth 03

Al finalizar “Peace Sells”, Mustaine cambió su Jackson blanca por otra Jackson customizada con la portada del “Rust in Peace” pintada, una pasada de guitarra. Y por fin se dirigió al público, agradeció la presencia, dijo que este era el mejor festival de Metal ya que éramos gente de todos los países y bla, bla, bla, para seguir y finalizar el concierto con un brutal “Holy Wars… The Punishment Due”.

Me sorprendió y a la vez gustó que tocasen tantas del “Dystopia”, como he dicho un gran disco. Por otra parte reseñar lo de siempre, Mustaine en directo –ni en estudio- no es un portento vocal, nunca lo ha sido, y hay partes en las que gruñe más que canta, pero esto siempre ha sido así.

También me gustaría reseñar un par de cosas más, la primera es que había una cámara muy puñetera que filmaba imágenes del grupo desde lo alto del escenario, y digo puñetera porque cuando esto sucedía, se le veía el cartón a Mustaine. Y la segunda es que durante el concierto hubo una chica que cada vez que le enfocaban las cámaras se quitaba la camiseta, y cada vez que esto sucedía se llevaba una gran ovación.

Una vez finalizado Megadeth teníamos curiosidad por ver algo de MARILYN MANSON, la verdad es que empezó con retraso (el único de todo el festival) y a la mitad de la primera canción nos fuimos, buff… no sé cómo describirlo, así que mejor me callo.

Entre el lodazal en que se había convertido todo, ya que hubo rachas de lluvia, volvimos a la tienda.

Sábado 5 de Agosto

Y llegamos al último día, y el que personalmente más estaba esperando. Nos despertamos y desayunamos más o menos pronto, y fuimos a ver que era eso del METAL YOGA, que lo hacían todos los días de 11:00 a 12:00.

Metal Yoga 01

Pensábamos que iba a ser algo en plan tranquilo para relajarnos. Pero nada de eso, al entrar a la carpa “Welcome to the Jungle”, la monitora, una chica de pelo rubio largo muy fibrada y que llevaba puesta una camiseta de Suffocation, nos recibiría al son de unos guturales sorteando unas esterillas (no había para todos).

Y empezó el Metal Yoga, y de yoga más bien poco. Puro cardio, una hora de puro cardio, haciendo ejercicio con cuernos, guitarrazos, headbanging, corriendo, etc. Al son de Europe, Accept, AC-DC, Maiden, Metallica, y más grupos de Heavy Metal, Death Metal y Black Metal. Las partes más tranquilas, eso sí, las aprovechaba para respirar.

Metal Yoga 02

No estuvo nada mal, y la verdad es que era muy original y divertido. Lo malo, haberlo hecho con las botas de agua…

Ultimamos las compras que nos quedaban pendientes en el mercadillo y comimos, luego nos dirigimos hacia el Infield para ver la descarga de POWERWOLF.

Al llegar estaban finalizando Heaven Shall Burn, así que cogimos un buen lugar en el escenario Faster.

POWERWOLF

Descubrimos esta banda el año pasado en el Leyendas, dejándonos un muy buen sabor de boca con un gran directo. Indagué por su discografía y me gustó, y mucho además, así que había que verles, ya con las canciones aprendidas.

La intro enlatada “Lupus Daemonis” dio paso a todo un recital de Heavy Metal, “Blessed and Possessed” fue la primera en sonar, a destacar la voz de Attila, en directo aún se supera. Siguieron con “Army of the Night”, donde ya veías a toda la banda muy activa sin parar de moverse, en especial el teclista Falk, cuya forma de vestir/pintar recuerda al Papa de Ghost cuando no va de Papa. Realmente tanto Falk como Attila son los front-men de la banda.

Powerwolf 02

Cachonda introducción la que hizo Attila para presentarnos “Coleus Sanctus”, siguieron el concierto con otra de sus grandes canciones “Amen & Attack”, “Dead Boys Don´t Cry” con ese inicio tan épico fue la siguiente, seguida de “Sacred & Wild”.

Hubo mucha gente, sobre todo chicas, que fueron levantados y entre un mar de brazos llegaban a primera fila. El buen rollo que desprende Powerwolf se vio reflejado antes de “Armata Strigoi”, en la que Attila nos enseño en cómo teníamos que cantarla, primero él hacía una parte y luego el público, pero cuando Attila hizo la primera parte, nosotros coreamos el resto a lo que Attila nos dijo un “nein, nein, nein,… yo canto y luego vosotros” fue un momento muy cómico.

La hímnica “Let There Be Night” fue la siguiente en caer con todo Wacken cantando el estribillo –como en la totalidad del show-. Siguió la cachonda “Resurrection by Erection”, otra que me gustó mucho por la interacción de la gente fue “Werewolves of Armenia” y para finalizar por todo lo alto, otros 3 himnos “All We Need is Blood”, “Sanctified by Dynamite” y “We Drink Your Blood”.

Powerwolf 03

Me gustan Powerwolf, tanto la alegría que dan en directo, como todas sus canciones. Hace poco leí una entrevista en la que decían que para sus discos seleccionaban las canciones más pegadizas que la gente podía corear en directo, y así es. Lo único que no me gusta de ellos es que prescindan de bajista en directo y el bajo lo lleven pregrabado, yo estoy seguro que ganarían en sonido si llevasen a un bajista.

Durante el concierto, el cámara se centró un par de veces en un niño que estaba a hombros, supongo que de su padre o madre y que hacía un headbanging que ya quisieran muchos, con la consiguiente ovación del público.

Y después del festivo Powerwolf era turno del maestro Alice Cooper.

ALICE COOPER

Posiblemente aquí se congregó la mayor parte de público de todo el festival, aun así no estábamos incómodos ni agobiados (aún recuerdo esa reunión de Maiden en La Cubierta).

Es de admirar el cómo Alice Cooper ha sabido adaptarse a todas las épocas y sonidos, ahora venía con disco nuevo bajo el brazo y es una auténtica maravilla poder ver a todo un clásico de nuestro rock girando.

Empezó el concierto con una machacona “Brutal Planet”, en la que me dio la sensación de estar buscando el tono en su voz. Aun así, la aparición de Alice Cooper en escena fue estelar, enfundado en un abrigo o capa negra que no tardó en quitarse, mirando fijamente al público sin sonreir y con el bastón de mando, pura presencia.

Siguió con los clásicos “No More Mr.Nice Guy” y “Under My Wheels”, no me conozco todas las canciones ni discografía de Cooper, así que al final (como he ido haciendo antes), os pondré el set-list íntegro.

Alice Cooper 02

No me gustó que Nita Strauss se marcara un solo de guitarra en un concierto de hora y cuarto de duración, solo que enlazó con la archisobada “Poison”, Wacken se venía abajo. “Feed My Frankenstein” y “Only Women Bleed” fueron otros de los coreados.

Hubo tiempo para una del nuevo disco, “Paranoiac Personality”, canción que me gustó bastante. Pero lo mejor del show lo dejó para el final con “I’m Eighteen”, “School’s Out”, donde intercaló un fragmento del archiconocido “Another Brick in the Wall”, y finalizó con un “Esta canción y concierto va para Lemmy” tocando el “Ace of Spades”, cantada entre él y su bajista, ahora sí que Wacken se venía abajo.

Diría que fue un concierto de menos a más, donde no faltó la teatralidad, la cual quería ver con mis propios ojos y ese momentazo de la guillotina, todo muy entretenido al son de temazos clásicos. Alice Cooper supo hacer un buen repertorio representando prácticamente todas sus épocas.

A posteriori me enteré que Alice Cooper donó 10.000 $ a la Wacken Foundation –fundación que apoya a bandas que están empezando- para que busquen al próximo Lemmy o al próximo Alice Cooper, todo un detallazo.

Set-List:

Brutal Planet

No More Mr.Nice Guy

Under My Wheels

The World Needs Guts

Woman of Mass Distraction

Solo de Nita Strauss

Poison

Halo of Flies

Feed My Frankenstein

Cold Ethyl

Only Women Bleed

Paranoiac Personality

Ballad of Dwight Fry

Killer

I Love the Dead

I’m Eighteen

School’s Out

Ace of Spades

Después de Alice Cooper, la organización, que previamente nos había avisado en los videos que intercalaban por las pantallas entre grupo y grupo, iba a dar un homenaje a Lemmy, que era hacer el himno del festival con la versión que hizo Motörhead del “Heroes” de David Bowie en una especie de karaoke. Así que nos quedamos y salieron los organizadores a explicarnos que íbamos a hacer un karaoke con dicha canción, también dijeron que mientras Wacken exista Lemmy siempre estará presente (totalmente cierto). Por ahí, había una estatua de él y un puesto dedicado a Lemmy para pedir Jack Daniels con cola.

Así que hicieron un par de tomas del “Heroes”, supongo que tendrán que montar todo lo grabado y lo presentarán el próximo año. Y pregunto yo, ¿entre toda la discografía de Motörhead, tenían que elegir “Heroes”? Ahí lo dejo.

Era turno de AMON AMARTH, así que nos fuimos a dar una vuelta y a cenar algo, por las pantallas vi que volvía a aparecer DORO PESCH a cantar como invitada con ellos. Realmente, Doro, aunque no tocase este año hizo un continuo acto de presencia.

AVANTASIA

Era el siguiente grupo que teníamos marcado para ver –o no-, pero entre que no teníamos ganas y hacía frío, optamos por ir a la tienda de campaña a coger algo de ropa que abrigase más para poder ver a Kreator. Volvimos al rato y estaban acabando el concierto, pero lo que pasó es digno de que lo escriba.

Mono

En un momento dado, al finalizar una canción, la gente empezó a corear “Kreator!, Kreator!, Kreator!”, a lo que Tobias Sammet –enfundado con un sombrero de copa- dijo que disfrutasen de su show, que tanto él y Mille eran buenos amigos y que de hecho habían estado esa mañana juntos desayunando, y que no era una competición de grupos ni de fans. Realmente, estoy de acuerdo en que corear el nombre de Kreator fue una falta de respeto, pero lo de “Mille es mi amigo” lo vi de un grado infantiloide insuperable.

Sólo vi el final del concierto, sobre el escenario –muy chulo- estaban Geoff Tate y Jorn Lande en escena. ¿”Sign of the Cross”? ¡Grandioso título!

Así que era turno de KREATOR, y de repente empezó a llover, con la suerte de día que habíamos tenido. Supongo que fue el karma –por meternos con Avantasia- el que propició que durante todo el concierto de Kreator estuviera lloviendo.

KREATOR

Estos en directo no pinchan, no hay manera, y ya son unas cuantas veces las que he visto a Mille & Co.

La intro enlatada –luego hablaré de las intros- “Choir of the Damned” dio paso a “Hordes of Chaos”, caña y más caña que se vio interrumpida en el siguiente tema “Phobia”, uno de mis favoritos de su carrera, pero ahí estaban los Kreator para ponerme la piel de gallina con “Satan is Real” y llenar el escenario de fuego y pirotecnia.

Decir que el escenario estaba muy logrado, con la cabeza del demonio en un efecto 3D chulísimo y pantallas alrededor. La canción que da título a su último CD “Gods of Violence” fue la siguiente en sonar, seguida de “People of the Lie” y de una inesperada “Total Death”.

Kreator 01

Nueva intro enlatada, “Mars Mantra”, dio paso a “Phantom Antichrist”, Mille dedicó a Lemmy la siguiente canción, la emotiva “Fallen Brother”, con las pantallas de fondo mostrándonos a esos caídos. “Enemy of God” y “From Flood into Fire” cerraron este nuevo bloque.

De nuevo otra intro enlatada, “Apocalypticon”, por otra parte, de las mejores intros que he oído, dio paso al tema que abre el último CD, el cañonazo “World War Now”, dedicatoria de Mille al público con “Hail to The Hordes”, para tocar luego a la trallera “Civilization Collapse”.

Y otra vez lo mismo, otra intro enlatada, “The Patriarch”, para dar paso a la coreadísima “Violent Revolution”, y finalizar el concierto con “Pleasure to Kill”.

Kreator 02

Hablaba antes de las intros enlatadas, y es que realmente Kreator se pasaron 3 pueblos, en un festival, creo yo, hay que dejarse estas cosas en casa e ir más al grano, pues cada intro que sonaba era un parón. Aun así, nada más que objetar al concierto, que al igual que Megadeth basaron el set-list en presentarnos su último álbum.

Y a pesar del frío y del cansancio, había ganas por ver la actuación de los españoles LORDS OF BLACK, así que salimos del Infield para dirigirnos al escenario Headbanger Stage, dentro de la carpa Bullhead Circus.

LORDS OF BLACK

Tiene gracia que la primera vez que veo a Lords of Black sea en Alemania. La verdad es que no había mucha gente, y eso creo que hizo que el sonido no fuera demasiado bueno, igual si lo hubieran bajado un poco hubiera estado mejor.

Y ahí salió la banda del internacional Ronnie Romero a comérselo todo con “Merciless”, aquí al igual que con Powerwolf, me chocó que los teclados los llevasen grabados. Aun así, Lords of Black me demostraron que tienen un directo potentísimo.

Lords Of Black 03

“Nothing Left to Fear” fue la siguiente en caer, éramos unos cuantos los que coreábamos las canciones, “Everything You’re Not” y “New World’s Comin´” fueron las siguientes. Ronnie no paraba de animar al público congregado y el resto igual, poniendo caras sonrientes cada vez que nos miraban. La canción que da nombre al grupo “Lords of Black” cayó como un cañón y ahí estábamos haciendo air guitar y headbanging con las pocas fuerzas que nos quedaban, fuerza que gastamos en entrar en los famosos “circles of death”, en versión pequeña y dar un par de vueltas mientras sonaba “Shadows of War”. Dentro del círculo, corriendo, la gente te chocaba la mano y te daba de beber, ¡qué buen rollo!

Lords Of Black 02

Ronnie nos presentó la que sería la última canción del show, dijo que la cantaba uno de sus cantantes preferidos, también agradeció a todos los organizadores y crew de Wacken y ahí empezó a sonar el “Neon Knights” de Black Sabbath, orgasmo puro, con todos los que quedábamos coreando.

Fue un gran concierto, mejorable en el sonido, pero me gustaron más que en Cd.

Y con la descarga de Lords of Black, vuelta a la tienda de campaña que a la mañana siguiente había que desmontar y tomarnos 3 días de absoluto relax en otro pueblecito del Norte de Alemania.

Podía haber visto a más grupos, cierto, y también a menos, pero vimos lo que queríamos ver. Muchas veces no puedes abarcarlo todo por el cansancio, os aseguro que pisar sobre el barro cansa mucho, por el frío o la situación. Pero ya digo, que vimos lo que teníamos pensado ver.

El Wacken es muy grande, no exagero si digo que es EL FESTIVAL, me dio muy buena sensación, tanto organización, servicios, público, etc. Es cierto, que por momentos había que hacer colas tanto en las duchas como en los aseos “limpios”, sobre todo a primera hora, pero era cuestión de utilizar un poco la picaresca y ducharte por ejemplo a mediodía y no tenías que hacer cola.

Quiero destacar también la seguridad, la Polizei (policía) se paseaba tanto a pie como en quads constantemente por todo el camping, había varios helicópteros sobrevolando tanto la zona de acampada como la de conciertos. En la llegada al camping tenías que pasar un control no muy exhaustivo, pero cuando accedías a los conciertos tenías que pasar dos controles más y así cada vez que salías y entrabas tanto en el Infield como en cualquiera de los escenarios. Yo lo vi fenomenal tras los últimos acontecimientos que han ocurrido en el país germánico, guardar la seguridad era primordial. Y se consiguió, no hubo ni un altercado. De hecho, nosotros la primera noche cerramos nuestra tienda de campaña con candado (ya sé que es absurdo), pero a la mañana siguiente lo quitamos.

Crowd

He vivido algo muy grande, era un sueño el poder estar en un gran festival internacional, y gracias al regalazo de Silvia ya se ha hecho realidad. Seguramente haya habido wackens con mejores grupos y también con peores, eso ya es cuestión de gustos. Pero lo vivido en este W.O.A. 2017 no lo voy –ni quiero- a olvidar nunca, y es que 80.000 almas gritando al unísono ponen la piel de gallina.

See U Wacken shine or rain!!!

WAAACCCKKKKKEEEEEEEENNNNNNNNNNNN!!!!!!!!!!!!!

Laguless

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s