WACKEN OPEN AIR 2018 – Wacken (Alemania), jueves 2, viernes 3 y sábado 4 de Agosto de 2018


cartel

Lo primero que me viene a la mente cuando me pongo a escribir esto es un recuerdo de una conversación en el autobús que nos llevó desde el aeropuerto de Hamburgo hasta el mismo festival el año pasado, que más o menos fue así:

Nosotros (N.): “Es nuestro primer Wacken”

Chico desconocido (C.D.): “¿Ah, sí?, entonces volveréis el año que viene”

N: “Ja, ja, ja, ¡qué va! Vamos a ver qué tal está y ya está”

C.D. “Eso decimos todos la primera vez, pero quien va a Wacken siempre vuelve”.

Y un año después, volvimos…

Así que una vez aterrizamos en el aeropuerto de Hamburgo, cogimos los 2 mochilones, salimos disparados (puto Vueling y sus retrasos) a ver si llegábamos al bus que previamente habíamos reservado para ir al mismo festival. Y justitos, pero llegamos, así que era turno de relajarnos con unas cervezas en el bus y esperar a llegar. El chófer un cachondo que iba amenizando el viaje con gritos de “Wackeeennnn!!!” e interactuando con nosotros, con preguntas tipo “¿A dónde vamos?” con la consabida respuesta.

Una de las novedades de esta edición han sido las entradas. Me refiero a las entradas físicas, pues cuando las recibimos, por mensajería, nos dimos cuenta que en la entrada típica de cartón venía una tarjeta, similar a una tarjeta de banco, pegada. Pues bien, la tarjeta era la entrada real al festival y el cartón únicamente era para guardarlo como recuerdo. La verdad es que la tarjeta, por tamaño, es muchísimo más práctica que el cartón de toda la vida.

Pero no solo dicha tarjeta servía para entrar, también la organización puso un sistema de pago llamado Cashless, en el que podías meter saldo y con dicha tarjeta poder ir pagando en los distintos sitios del festival como en el mercadillo, stands de comida, cafetería y por supuesto los puestos de bebida. Por tanto se podía pagar tanto con dinero como con la tarjeta. A pesar de no utilizarlo, lo vi bastante útil, de esta forma te evitas llevar dinero en efectivo encima. Y en cualquier momento podías conocer el saldo restante vía internet o cada vez que pagabas el lector te lo daba.

Así que una vez entramos, elegimos acampar en la misma zona donde estábamos el año pasado, pues disponíamos de todas las comodidades a mano, así que ¿para qué cambiar? Este año como novedad a esa zona la llamaron World Metal Camp, y se trataba de ubicar a la gente del mismo país en parcelas, pero esto era demasiado utópico, ya que podías acampar donde querías, de hecho, nosotros acampados en la zona de Ukrania. Nuestros vecinos de este año, una chica alemana y mexicanos, un montón de mexicanos. Por cierto, en la parcela de al lado, de Bélgica, no había absolutamente nadie.

Enviados Espesiales

Al empezar a montar la tienda, nos interrumpieron unos tipos de la Deutsche Welle TV, que querían hacernos una entrevista sobre nuestra llegada y el festival, así que nos hicieron la entrevista y terminamos de montar la tienda, e inmediatamente fuimos a que nos pusieran la pulsera y nos dieran la Full Metal Bag. No voy a entrar en descripciones detalladas, ya que el contenido de la Full Metal Bag era prácticamente el mismo que el año pasado, añadiendo una salchicha llamada “Wacken Wurst”, así que si quereis, podeis echar un vistazo a la reseña del pasado año. Tampoco describiré la zona de conciertos, ni camping, pues también está todo reseñado en la crónica del año pasado.

Como contraste a la edición del pasado año, la climatología ha sido sol, calor y más sol y más calor. Los verdes campos no eran tan verdes y en muchas ocasiones dentro del festival se levantaba demasiado polvo, había mucha gente que optó por comprarse una mascarilla. Aun así varios tractores con cubas de agua regaban las entradas al festival y el Infield cada mañana. Desde luego, yo si tengo que elegir prefiero el barro al polvo, o lo que es lo mismo, Rain a Shine. Lo peor era que a diario alrededor de las 8:00 de la mañana ya no podías estar dentro de la tienda de campaña por el calor que hacía, el efecto horno era considerable, así que optabas por salir o cocerte, no quedaba otra. ¿No decían que Alemania era un país frío?

Así que una vez con la pulsera y la Full Metal Bag en la espalda, salimos a dar la vuelta de rigor por el pueblo y a cenar con los tíos de Silvia. En el pueblo se respira puro Heavy Metal, los vecinos hacen su agosto en sus casas montando bares, tiendas y discotecas. La calle principal está cerrada al tráfico y por ahí es por donde deambulamos los miles de Metalheads. También se puede ver gente con un cartel interesados en comprar entradas. Para esta edición el sold out se llevó a cabo a mediados de Julio.

nuestra tienda y camping

Nos fuimos más o menos pronto a la tienda, pues estábamos agotados y como he dicho anteriormente a las 8:00 ya estábamos dando tumbos por ahí.

Jueves 2 de Agosto 

Después de una duchita y desayunar hicimos nuestra primera incursión en el Festival, ojeando el mercadillo, haciéndonos fotos con las estatuas de nuestros ídolos que habían por ahí y ojeando que prácticamente todo era similar al año pasado.

METAL YOGA

Este año empezamos a saco y a degüello con el Metal Yoga, ya que el año pasado lo descubrimos el último día y nos pareció muy original. La ubicación fue algo distinta, ya que esta vez la carpa era más pequeña y no tenía suelo, esto es, que pisabas tierra-hierba. Que fue todo un error, ya que cuando empezabas a corretear o saltar se levantaba un polvo que hacía dificultar la respiración.

Aun así aguantamos la hora de cardio al son de Slayer, Judas, Carcass, Dio o Gorgoroth; la verdad es que está bastante bien, y había mucha gente. A ello se añade que la monitora, Saskia, lo hace ameno, entretenido y sobre todo divertido. Lo malo, como he dicho antes, la polvadera que se montaba en ciertas partes. Supongo que la organización habrá tomado buena nota.

Metal Yoga

Llegamos al Infield cuando Vince Neil estaba acabando su descarga, así que pude ver las 2 últimas canciones, “Girls, Girls, Girls” y “Wild Side”, bueno, bien, pero no me gustó nada la voz. Así que ya era turno del bajito cantante alemán en el escenario Faster. 

DIRKSCHNEIDER

Sin duda, no hay que poner ningún pero a su actuación, a pesar del calor UDO lo dio todo, se lo curró como ninguno y sudó la gota gorda, a ritmo de clásico tras clásico de Accept.

En la guitarra había una novedad, se trataba del ex batería de Accept Stefan Kaufmann, que ya había tocado anteriormente con Udo.

Dirkschneider arbamboy

Sin duda me quedo con una inesperada “Love Child” y con los clasicazos “Son of a Bitch”, “I’m a Rebel”, “Restless and Wild” o “Metal Heart”. Creo que Wacken fue el último o de los últimos shows que dio como Dirkschneider, pues ahora mismo está a punto de sacar un nuevo disco como UDO. Así que me siento agraciado de haber podido ver este proyecto un par de veces.

Set-List:

The Beast Inside

Aiming High

Midnight Mover

Living for Tonite

Princess of the Dawn

Restless & Wild

Son of a Bitch

London Leatherboys

Up to the Limit

Breaker

Scriaming for a Love-Bite

Love Child

Russian Roulette

Metal Heart

Fast as a Shark

I’m a Rebel

Balls to the Wall

 

Al finalizar la banda tenía un Meet & Greet con quien quisiera, así que guardamos la cola de rigor y pude tener una muy breve charla con uno de mis ídolos de juventud. Le hice saber que crecí con su música y nos hicimos una foto. Mira que nunca he sido del fenómeno fan, pero poder tener esos segundos de encuentro con UDO (y su banda) me supo a gloria.

Visions of Atlantis un coño...

Nos acercamos al Wackinger Stage a ver algo de la actuación de VISIONS OF ATLANTIS, la verdad es que conocí a su cantante Clémentine Delauney gracias al disco en solitario de Kai Hansen, en el cual pude apreciar su voz prodigiosa. Pero el grupo en sí no me dijo mucho, un metal sinfónico con vocalista tipo Tarja de los que a mí me cansan, dos o tres canciones las aguanto, pero más se me hacen cuesta arriba.

Clémentine repetiría luego con EXIT EDEN en el mismo escenario, pero ya no nos quedamos.

JUDAS PRIEST

Eran el plato fuerte del jueves, y la verdad es que tenía las expectativas muy bajas y muchísimas dudas con el concierto que pudieran dar, sobre todo por el estado vocal de Halford.

Así que tras sonar desde la mesa el “War Pigs”, hizo su aparición el Metal God para hacerme callar la boca con el cañonazo que abre el último disco de la banda “Firepower”.

El estado de Halford era más que bueno, así que nada que reprochar a la descarga de Judas. Sonaron del último disco, aparte de “Firepower”, la épica “Rising from Ruins”, que fue una de las que más me gustaron, y “Lightning Strike”, mezcladas con temas no tan esperados pero muy bien recibidos como fueron “Sinner”, “Tyrant”, un aún menos esperado “Saints in Hell” y una preciosa “Night Comes Down”.

Y por supuesto los grandes éxitos de la banda, “You’ve got Another Thing Coming”, “Painkiller” con un Halford saliendo del paso como pudo, y con la aparición emotiva de Tipton en los bises, tocando “Metal Gods”, “Breaking the Law” y “Living After Midnight”.

La verdad es que dieron un gran concierto, pero me fui con la sensación de que les faltaba algo que no sabría definir. Seguramente sea la imagen icónica que tengo de K.K. Downing y Glenn Tipton y esas típicas poses. Con ello no estoy menospreciando a los guitarristas actuales, pero obviamente, no es lo mismo.

Mención aparte el bueno de Ian Hill, me encantó cómo sonó el bajo durante toda la actuación. Y como viene siendo habitual sin moverse de su baldosín.

Set-List:

Firepower

Grinder

Sinner

The Ripper

Lightning Strike

Bloodstone

Saints in Hell

Turbo Lover

Prelude/Tyrant

Night Comes Down

Freewheel Burning

Guardians/Rising From Ruins

You’ve Got Another Thing Comin’

Hell Bent for Leather

Metal Gods

Breaking the Law

Living After Midnight

 

Viernes 3 de Agosto 

El primer grupo que quería ver era Cannibal Corpse, pero me lo salté, eso de que los pongan a las 12:15 con la que caía podía haber sido un infierno; ídem con Amorphis, en este caso a las 13:25. Así que a una hora ya decente fuimos a ver la descarga de nuestra Metal Queen Doro, quien por cierto, tocó en la iglesia del pueblo el miércoles.

DORO 

Doro hizo una actuación bastante especial, llena de colaboraciones y dedicando gran parte del setlist a su época en Warlock.

Fue un concierto lleno de energía, pues al abrir con “I Rule the Ruins” y “Burning The Witches” sin tregua, ya hacía presagiar la que se nos avecinaba.

Dorotea

Andy Scott y Peter Lincoln de The Sweet fueron los primeros invitados a subirse al escenario para marcarse uno de sus éxitos, “The Ballroom Blitz”, con Doro cantándola y por supuesto coreada por todo Wacken. El rescatado Tommy Bolan hizo su aparición para tocar más temas de Warlock, en especial tengo que mencionar el sentimiento de la balada “Für Immer”, donde la Metal Queen nos hizo corear una parte de la canción.

El cantante de Amon Amarth también subió a escena para interpretar junto a Doro una canción de su banda. Doro también nos anticipó un par de temas de su nuevo disco de inminente salida. Me gustó especialmente “All for Metal”, muy pegadiza. Obviamente también sonó el “All we Are”, y acabó el concierto con una versión del “Breaking The Law”. Gran show de la alemana, con un muy buen estado vocal.

Al finalizar el concierto, la organización le hizo entrega de un premio por su dedicación al Heavy Metal.

Set-List:

I Rule the Ruins

Burning the Witches

Raise Your Fist in the Air

The Ballroom Blitz

East Meets West

Für Immer

Earthshaker Rock

If I Can’t Have You, No One Will

A Dream that Cannot Be

Hellbound

Drum Solo

All for Metal

Wacken Hymne (We Are The Metalheads)

All We Are

Breaking the Law

 

Vimos sentados algo de la actuación de Nightwish con algún que otro tema de la época Tarja, pero sigo sin verle la gracia ni a ella ni a Nightwish.

RUNNING WILD 

Sin duda era para mí la banda esperada, dado que nunca les había visto en directo. La verdad es que se prodigan bastante poco y este concierto de Wacken era el único programado para 2018.

Y ahí salieron Rock’n’Rolf y sus secuaces a darlo todo con “Fistful of Dynamite”, con un sonido perfecto y acabando el tema con un cañonazo que hizo saltar hacia atrás al chico que tenía a mi lado y con más de uno asustado, juntándola con “Bad to the Bone”. Rock’n’Rolf nos dijo que se cumplían 30 años de aquel discazo llamado “Port Royal”, del cual cayeron tres temas, “Uaschitschun”, un colosal “Ragin Fire” y el tema que da título al disco, “Port Royal”.

Running Wild

Momentos álgidos, pues yo me quedo con “Riding the Storm” y por supuesto con “Under Jolly Roger”, que fue una auténtica fiesta. Un tema sorpresa para mí fue “Metalhead” del aquel ya lejano “Masquerade”. También aprovecharon para presentarnos una canción de su nuevo disco, el tema se llama “Stargazer” y me gustó. Suena a puro Running Wild y creo recordar una parte intermedia a medio tiempo con las guitarras doblando muy buena.

Running Wild no escatimaron en pirotecnia, vestuario pirata y por supuesto explosiones y cañonazos por doquier. Me sorprendió ver a gente asustándose por los cañonazos. Han sido las explosiones más altas y brutas que he escuchado en un concierto.

Running Wild02

Set-List:

Fistful of Dynamite

Bad to the Bone

Rapid Foray

Uaschitschun

Riding the Storm

Port Royal

Drum Solo

Metalhead

Blazon Stone

Raging Fire

Stargazer

Lonewolf

Under Jolly Roger

Soulless

Stick to Your Guns

 

Era turno de In Flames, aprovechamos para cenar y verlos relajadamente sentados, la verdad es que el inicio de la actuación prometía, pero a medida que iba avanzando el concierto acabamos hartos. En una de estas me fui al escenario Louder y allí me encontré casualmente con el concierto de Otto & The Friesenjungs. Para el que no lo sepa, Otto es un conocido humorista alemán, que tiene también la mencionada banda dedicada a hacer versiones, con otras letras (en alemán) de clásicos del rock. “Highway to Hell” creo recordar que estaba tocando. Tenía al público en el bolsillo y se notaba que absolutamente todos lo estaban pasando bien.

GHOST 

Nada más y nada menos que a la 01:45 de la noche nos pusieron a Ghost. A mi juicio un horario muy tarde para uno de los cabezas de cartel.

Al igual que en su último disco, la intro “Ashes” dio paso a “Rats”. Noté el bombo muy por encima del resto de los instrumentos, problema que se solventó rápidamente.

He de decir que Ghost han mejorado muchísimo la faceta de directo, llegué a contar 7 Nameless Ghouls en el escenario, con lo cual llevan menos pregrabaciones y suena muchísimo mejor.

ghost01

También he de destacar a Cardinal Copia, pues ha mejorado mucho la forma de cantar de los Papas antecesores (Que sí! Que sé que se trata del mismo personaje!), pero es cierto que Tobias ha mejorado mucho vocalmente.

Tenía muchas ganas de escuchar en directo las canciones de Prequelle, y para mí los momentazos del concierto fueron con “Dance Macabre” y la instrumental “Miasma”, con la aparición del Papa Nihil con gafas de sol al saxo. Vaya ovación se llevó el Papa! Otros momentos estelares fue con “He Is” y por supuesto “Year Zero”, llenando el escenario de fuego.

Gran concierto de Ghost, ha sido musicalmente el mejor que he visto de ellos, pues como he dicho antes, han mejorado mucho el directo. Por poner una pega, una pena que no tocasen “Pro Memoria”.

ghost02

También quiero confesar que me declaro fan de Cardinal Copia, sus movimientos y bailoteos en el escenario son de lo más grande. Supongo que Cardinal Copia es lo más parecido a lo que en realidad es Tobias Forge. También es cierto que aquí vimos al público más joven del festival.

Y tras Ghost vuelta a la tienda a dormir.

Set-List:

Ashes

Rats

Absolution

Ritual

From the Pinnacle to the Pit

Faith

Cirice

Miasma

Year Zero

Spöksonat/He Is

Mummy Dust

Dance Macabre

Square Hammer

Monstrance Clock

 

Sábado 4 de Agosto 

Y llegó la última jornada del festival. Después de desayunar nos acercamos al Metal Yoga, pero sólo con la intención de ver y no de participar. Así que estuvimos un rato viendo como la gente sudaba la gota gorda en compañía de canciones de Maiden, Motörhead, Dying Fetus, Obituary…

Metal Yoga01

Posteriormente nos pasamos por una de las novedades del festival, la carpa ESL Arena, que se trataba de una gran carpa donde podías jugar a videojuegos en PS4 y a juegos de PC conectados en red. También había unas tumbonas muy molonas donde podías descansar y relajarte, la verdad es que de haberlas descubierto antes quizá las hubiéramos aprovechado más veces. Por mi parte no dejé pasar la oportunidad de jugar una partidita al FIFA 2018. Y tras agenciarnos unos deliciosos cacahuetes con miel, nos dimos una última vuelta por el mercadillo para ultimar compras.

ESL putos frikis viciaos

También en la zona Wackinger vimos cómo enseñaban a unos cuantos a luchar con espada, era curioso ver realizar los movimientos con la espada en mano y cómo prepararte para un combate.

La verdad es que si no te gusta ningún grupo de los que están tocando, o bien quieres desconectar un poco, en Wacken puedes hacer bastantes actividades.

VOLTER 

Tenía marcada la actuación de Bömbers, banda del polifacético Abbath de versiones de Motörhead, pero esa misma mañana se cayó del cartel. La rumorología cuenta que el pedal de Abbath era considerable y así no podía salir. Ya digo, rumores que oí en el mismo festival.

Volter

La organización sustituyó rápidamente a Bömbers por Volter, una banda más o menos de la zona también de versiones de Motorhead. Y lo hicieron francamente bien, se notaba que eran un grupo que no tenía nada que ver con los profesionales y eso se notó en la cercanía y en la cara de alegría que llevaban. El concierto, pues obviamente todo clásicos de Motörhead, de la que destaco una genial “Rock’n’Roll”. A destacar también su cantante con una voz muy similar al fallecido Lemmy.

HELLOWEEN 

2 horas y media de show era lo que tenían los reunidos Helloween. El concierto fue muy intenso, abriendo con “Halloween” cantada por las voces de Kiske y Deris. El concierto fue muy similar al reseñado en Diciembre en Madrid. Sigo preguntándome qué hacen “Are You Metal?” y “Rise And Fall” en el set-list.

Lo mejor del concierto, pues para mí fue de nuevo el medley de Kai Hansen “Starlight/Ride The Sky/Judas”, que salió a hacer el medley con una gorra, pero también obviamente temazos como el baladón “A Tale That Wasn’t Right”, con un gran Kiske a las voces, aunque nada le tiene que envidiar Deris, que se marcó un “If I Could Fly” memorable. “How Many Tears” también me gustó por la interacción de los cantantes. Y cómo no, la emotividad en el solo de batería con el homenaje que la actual formación le dedica a Ingo.

helloween01

Me gustó que tocasen la nueva canción “Pumpkings United”, de la que he de decir que en directo gana muchísimo. La gente la coreó como si fuese un clásico más.

Y obviamente, el éxtasis llegó en el final con “Future World” y el himno “I Want Out”, donde volaron globos calabazas por nuestras cabezas. Aunque en realidad prácticamente toda la actuación estuvo marcada por la gente que pasó haciendo Crowd Surfing sobre nuestras cabezas. Hasta hubo momentos de stress en los que tenías que estar alerta, menos mal que entre los que estábamos cerca nos íbamos avisando.

helloween03

Sin duda esta gira de Helloween es una de las que hay que ver sí o sí. Tanto Deris como Kiske están a un nivel altísimo y se compenetran a la perfección. Y Kai esta vez mucho más discreto en su imagen que en Madrid, sin maquillaje, coloretes, ni mechón rojo. Mucho mejor, Kai.

Set-List:

Halloween

Dr. Stein

I’m Alive

Are You Metal?

Perfect Gentleman

Starlight/Ride the Sky/Judas

Heavy Metal (Is the Law)

A Tale That Wasn’t Right

If I Could Fly

Pumpkins United

Drum Solo – Ingo Tribute

Livin’Ain’t No Crime

A Little Time

Why?

Rise and Fall

Sole Survivor

Power

How Many Tears

Eagle Fly Free

Keeper of the Seven Keys

Future World

I Want Out

 

Y aquí se acabó Wacken, al día siguiente a desmontar la tienda de campaña y a tomarnos 3 días de auténtico relax.

Como nota negativa del festival, me gustaría decir que la cerveza es bastante floja, y es que parece mentira que estando en Alemania la cerveza del festival sea la Beck’s. Ya digo, por hacer una comparativa, es como si en un festival español únicamente pudieras beber Cruzcampo. Afortunadamente encontramos un stand donde vendían Coronita, que a pesar de no ser tampoco de mis favoritas, la prefiero a la Beck’s.

Es un lujo y placer poder ver y sobre todo escuchar conciertos en este festival, la calidad de sonido es altísima, al igual que el juego de luces que hay sobre todo en los escenarios Louder y Faster, sólo por eso merece la pena el dinero que vale la entrada. La diferencia con los festivales españoles sigue siendo muy grande en ese aspecto.

logo

Y para el año que viene ya han hecho Sold Out, la gente se ha vuelto loca por el XXX aniversario de Wacken. Si la salud y las circunstancias lo permiten, allí estaremos para contarlo.

See U in Wacken Rain or Shine!!!!!!

Laguless

Anuncios