BRUCE DICKINSON: ¿PARA QUÉ SIRVE ESTE BOTÓN? – Una autobiografía (Libros Cúpula, Editorial Planeta, 2018)

bruce-castellano-book

El cuanto menos que curioso título del libro puede dar buena muestra de lo que contiene el mismo, una narración en primera persona única y exclusivamente de lo que nos quiere contar o lo que le apetece recordar al protagonista en el momento de su edición, sin excesivo rigor en las formas (que las hay, pero con un orden desaliñado a conciencia) ni en el contenido, aunque siguiendo eso sí una línea temporal coherente desde los albores del polifacético frontman británico hasta prácticamente la actualidad. Pues eso, para muestra, un botón.

Cualquier fan de Iron Maiden que se precie de serlo, y en mayor medida el que lo sea de la carrera en solitario del vocalista más clásico de la Doncella, debe saber de sobra a estas alturas de la película de las actividades paralelas del sujeto en cuestión con respecto a su banda principal, desde sus pinitos como actor de teatro hasta su condición de piloto de aviación profesional, pasando por sus dotes para la esgrima a nivel competición, sus labores como DJ para la BBC durante años o incluso su iniciación a la producción ejecutiva cinematográfica. Tanto para ellos como para el neófito en la materia aquí se dan los detalles, entre anécdotas de todo tipo y con un estilo típicamente británico, como no podía ser de otra forma.

El libro se divide en 45 capítulos, prólogo y epílogo, pero como ya digo no guarda una línea homogénea ni coherente salvo por su cronología, esto es, cada capítulo tiene una duración y desarrollo particular atendiendo a lo que su autor nos quiere contar en él, y una vez conseguido se pasa página para pasar al siguiente, valga la redundancia.

En cuanto a su contenido, y tratando de evitar cualquier tipo de spoiler que empañe vuestra posible lectura, decir que el autor ha obviado en la medida de lo posible hablar directamente de terceras personas, y cuando lo hace es porque lo precisa la historia; por su parte, ha omitido directamente hablar de partes de la historia excesivamente personales, como niños, divorcios, actividades empresariales y demás capítulos que habrían excedido el metraje considerablemente, además de alterar el espíritu del libro, que como ya comentamos se queda finalmente en un puñado de anécdotas en orden cronológico.

brucedickinson-port

Dicho esto, y ya entrando en el plano puramente subjetivo y personal (atención, spoiler, si te lo piensas leer pasa al siguiente párrafo), se echan en falta detalles de ciertas partes de la historia, ya sea de discos concretos (lo de Somewhere In Time tiene delito), de entradas y salidas de la banda de Steve Harris (se hace mutis por el foro tanto de la salida de Paul DiAnno como de la de Clive Burr o del denostado Blaze Bayley) o de episodios más delicados (se omite directamente la enfermedad y posterior fallecimiento de Clive Burr, así como los conciertos que se ofrecieron para recaudar fondos para la causa en su momento), pero como ya digo se trata de una obra esencialmente subjetiva y personal, con lo que cualquier dato adicional incluido es por necesidad tangencial, centrándose el hilo conductor en las vivencias del personaje principal, ya sea en su carrera en Iron Maiden o en cualquier otra faceta de su vida privada.

Para servidor, la parte más disfrutable de la obra en general por motivos obvios es la que abarca el período comprendido entre la entrada del protagonista en Iron Maiden (Number Of The Beast, 1982) y la era Powerslave (1985), la más prolífica de la banda y donde se dan todo lujo de detalles plenamente disfrutables; a partir de ahí, y a pesar de que personalmente considero otras épocas artísticas del protagonista como Seventh Son Of A Seventh Son o The Chemical Wedding esenciales (precisamente por eso), la narración y los detalles, sobre todo musicales, pierden un notable protagonismo, centrándose el autor más en contar su vida extramusical que en lo propio, algo que evidentemente ya va en gustos (sobre todo si lo tuyo es la aviación o el humor progresivo británico). Mención especial merece el capítulo final (El Puto Cáncer), donde se trata una situación tan delicada y vivida en primera persona por el autor / protagonista con dosis de humor y crudeza a partes iguales, y de la que afortunadamente salió ileso, como bien pudimos constatar los que presenciamos la gira The Book Of Souls World Tour, en la que Mr. Dickinson volvió a demostrar una vez más por qué es considerado uno de los más grandes vocalistas de Heavy Metal, en esa ocasión con mayor motivo.

Para qué sirve este botón es un libro particular de un personaje que también lo es; Bruce Dickinson no es Nikki Sixx, ni Ozzy Osbourne, ni Lemmy Kilmister, y por lo tanto cualquier parecido con Los Trapos Sucios, Yo Soy Ozzy o Lemmy es pura coincidencia. Si lo que buscáis es un rato de lectura desternillante con anécdotas salvajes del estilo de los libros mencionados quizá no sea vuestro libro. Si por el contrario lo único que pretendéis es una aproximación a la figura de Bruce Dickinson, a sus inquietudes, virtudes y defectos, este libro os puede servir de buen acercamiento. Seguro que como servidor le sacáis bastante provecho.

Bubbath

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s