HYPOCRISY + THE SPIRIT – Sala Mon Live (Madrid), miércoles 31 de octubre de 2018

Hypocrisy-Kataklysm

Con los oídos aún pitando tras la reciente visita de Saxon a la capi el pasado 11 de octubre, nos disponíamos a volver a la misma para aprovechar la oportunidad de presenciar de nuevo en directo a los veteranos en mil batallas Hypocrisy, y es que con el culo que gasta el inquieto de Peter Tägtgren es lo que toca, nunca sabes si vas a volver a disponer de alguna más.

Abrían la traca los alemanes The Spirit, motivo adicional por el cual acercarse a la madrileña sala Mon (antigua Penélope) la pasada noche de Halloween. Su debut “Sounds From The Vortex” no ha inventado nada en absoluto, es más, es un ejercicio de copy-paste retro que atufa (a melodic Swedish Black-Death Metal en general y a Dissection en particular), pero les ha salido tan bien y con tanto gusto que ya son una de mis bandas favoritas del género, y es que a veces no hace falta inventar nada nuevo para vencer y convencer.

Su tiempo era corto y los recursos los justos, apenas unas pocas luces y un escenario acotado, ya de por sí escueto; el sonido se intuía más que se oía, pero la banda bajó de la escalinata posterior como el que no quiere la cosa, se descargó su recortado set-list (básicamente su primer trabajo menos un par de temas, a lo sumo, y sin covers que valgan, lo cual atestigua la confianza que tienen en su propio material) y se dejaron huevos y cervicales en la tarima, con una ejecución espectacular a ritmo de quintas endiabladas y una pose hierática pero de headbanging sin tregua. Lo dicho, una pena el más que mejorable sonido, ya estoy esperando con ansias su evolución a nivel discográfico y una próxima visita en mejores condiciones.

IMG_20181031_201636

Lo de Tägtgren y los suyos (el fiel Mikael Hedlund al bajo, la bestia ‘inmortal’ de Horgh a la batería y el guitarrista de directo Tomas Elofsson) es digno de admiración, el ojeroso y polifacético frontman / productor sueco parece haber hecho un pacto con el diablo, el tiempo no parece pasar por él ni por sus cuerdas vocales (el curioso caso de Benjamin Button, como dijo el Jabo), y a pesar de haber disuelto a la banda tras el último disco de estudio (“End Of Disclosure”, 2013), al final la cabra tira al monte y hemos tenido la oportunidad de volver a presenciar (esta era la tercera, la vencida) ese conglomerado Death Metal atmosférico que acuñaron con sello propio y que tan bien ha ido evolucionando con el tiempo, asentándose como un género en sí mismo y dejando por el camino un puñado de discos que sirven ya como referente en el panorama metálico.

IMG_20181031_202324

El sonido ganó enteros por momentos, en el escenario de repente se hizo de día, y uno tras otro empezaron a caer balazos en forma de temas para deleite del respetable. Sinceramente me daba igual lo que sonara, tenía claro que tanto el material añejo como el más reciente iba a sonar igual de bien, como efectivamente sucedió. “Fractured Millenium”, “End Of Disclosure”, el single “Eraser”, el pack brutal de “Pleasure Of Molestation” / “Osculum Obscenum” / “Penetralia” (cuando valían, jajaja), “Fire In The Sky”, “Killing Art” (y tanto), el atmosférico “The Final Chapter” o el ya mítico “Roswell 47” en los bises nos pusieron en el sitio, y dudo que alguien saliera con pegas del bolazo (y con el cogote intacto). Por decir algo, sólo una pega: la próxima vez que se ahorren a Kataklysm y que les dejen tocar una hora más. Los esperamos con ganas renovadas tras el anunciado próximo disco el año que viene, y por favor, que no se retiren ja-más.

Bubbath

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s