WACKEN WORLD WIDE 2020

Fue a finales de Abril cuando oficialmente los organizadores del W:O:A cancelaron la edición del festival de 2020 debido a la pandemia. Pero no por ello se quedaron de brazos cruzados, sino que se pusieron manos a la obra, y sorprendentemente a mediados de Julio nos hacían llegar la información de la celebración de un nuevo invento por parte de los organizadores llamado Wacken World Wide, celebrándose los mismos días que se hubiera celebrado el festival, con el lema de que si no puedes ir a Wacken, Wacken va a ti.

Y así fue, cuando lo fácil hubiese sido tirar de archivo y ponernos varios conciertos (será por archivo…), que fue una de las opciones, también había 2 opciones más que interesantes, una era un directo desde una sala habilitada para la ocasión sin más, con el propio escenario como fondo y si acaso algún telón del grupo como si de un ensayo se tratase. Y la otra opción era igual que la anterior, pero con un escenario virtual que simulaba estar en el mismo festival de Wacken. Y todo ello a precio 0 para el consumidor. Bien es cierto que desde la web oficial de Wacken o la creada para la ocasión te podías comprar alguna camiseta conmemorativa del W:W:W o la pulsera del festival a modo de apoyo.

Y así pasamos el fin de semana, los grupos que vi pues fueron:

Doro en un concierto reciente en un autocine, qué curioso eso de estar en el coche viendo un concierto, no sé, debe ser bastante raro, aunque supongo que una vez entras en materia lo puedes llegar a disfrutar bastante.

Eskimo Callboy, un grupo que no conocía y que derrocha una energía enorme, y eso que estaba en el salón de casa, en directo tienen que ser un cañonazo. Por cierto, era el primer concierto con su nuevo cantante.

Alice Cooper, se trataba de un concierto de archivo de W:O:A 2013. Aquí hay poco que decir, Alice Cooper en estado puro con toda su parafernalia.

Blind Guardian, en escenario virtual, fue el primer concierto que vi en este formato y me gustó bastante. Ahora, no sé cómo se deben sentir cuando dan las gracias y saludan al público, pero bueno, me gustaron mucho y no se me hicieron tan aburridos como las últimas veces que les he visto en directo real.

Ross The Boss, para mí fue el mejor concierto del Wacken World Wide, sólo media hora, pero superintensa con los clásicos de Manowar y un par de canciones de cosecha propia. Decir que al vocalista Marc Lopes le vi menos chillón que las 2 veces que les he visto, diría que ha mejorado muchísimo vocalmente.

Kreator, tocaron también en escenario virtual durante una hora, y fue otro derroche de energía, Mille y sus huestes no fallan, presentaron en directo su nueva canción “666-World Divided” y sí, “Satan is Real”, of course!

Motörhead, concierto de archivo de W:O:A  del que no recuerdo el año, con la aparición del Bomber sobrevolando el escenario, otro cañonazo infalible.

Lordi, con un reportaje de Mr. Lordi mostrándonos curiosidades de Laponia, y un concierto en un bar de 3 canciones, fue lo que menos me gustó.

Y esto es lo que yo vi, pero grupos había muchísimos más, entre ellos Iron Maiden con un concierto de archivo de la gira del  “Book Of Souls”, Judas Priest con otro concierto de archivo de la gira de “Nostradamus”, Powerwolf, Heaven Shall Burn, In Flames, Anthrax, Sabaton, Crisix, etc, etc.

También había multitud de entrevistas y nos presentaron el tráiler del W:O:A 2021 y las primeras bandas anunciadas.

En fin, una grandísima idea por parte de los organizadores, que consiguieron quitarnos algo el mono de Wacken. El futuro está en el aire visto lo visto y hasta que la COVID no se controle veo inviable este tipo de eventos, del cual sinceramente no soy muy optimista a medio plazo. No descarto que se haga otra edición el año que viene, sólo el tiempo dirá. Yo, lo he disfrutado.

Por cierto, los conciertos los retransmitían tanto la web de Wacken World Wide como la de Magenta Musik 360, en esta última aún podéis ver algunos conciertos online.

Laguless