LA MATANZA DE TEXAS (1974)

4733_2

Capítulo 1. Siglo XVI.

Alexander Sawney Bean nació cerca de Edimburgo, Escocia. Su padre era una especie de obrero y tuvo una infancia normal, después Sawney se dedicó al mismo oficio de su progenitor. Pero Sawney era bastante gandul y no se le daba bien esa faena, bueno, no se le daba bien ninguna. La cosa fue empeorando cuando se lió con una mujer de nombre Agnes Douglas, que tenía una forma de pensar bastante perversa. Ambos decidieron abandonar a sus respectivas familias e irse a vivir a una cueva en plan hippie en la costa Bannane Head, cerca de Galloway.

En ese sitio lo que decidieron era follar como conejos, bueno, como todos sabemos en esas épocas no había televisión, mucho menos internet y sobretodo el whatsapp, y como he comentado antes la parejita alegre no querían trabajar, por lo tanto las horas muertas las tenían que pasar de alguna forma, ¿no? De esas mete-saca sessions llegaron a procrear 8 hijos y 6 hijas, y mediante el incesto llegaron a tener 18 nietos y 14 nietas.

Los Bean subsistieron durante mucho tiempo atacando y asaltando a los viajeros que pasaban por la zona de noche. Las víctimas del clan Bean eran asesinadas y llevadas a la cueva, donde sus cuerpos eran devorados por los miembros de la familia. Los restos eran generalmente arrojados al mar y las olas arrastraban dichas partes humanas, depositándose en playas cercanas para horror de los pobladores que vivían en los aledaños de las mismas.

beanesawney2

Su sistema de ataque y de selección de víctimas era este: algunas veces atacaban de cuatro a seis viajeros al mismo tiempo si iban a pie, pero nunca a más de dos si iban a caballo. Eran tan precavidos que tendían dos emboscadas, una delante de la otra, para evitar que alguno de los atacados pudiera escapar por si se había librado de los primeros asaltantes. A raíz de tantas desapariciones y tanto encuentro de cadáveres, la gente estaba acojonada ante tales hechos, y fueron enviando espías y guardias a aquellos lugares para ver si encontraban alguna respuesta para esas macabras preguntas; la mayoría de ellos no regresaron, y los que lo hicieron, después de llevar a cabo minuciosas investigaciones y pesquisas, no pudieron dar con las causas de aquellos misteriosos sucesos.

La buena racha de los Bean terminó cuando atacaron a un matrimonio; si bien la esposa murió en el combate, el marido consiguió hacerles frente exitosamente con su espada y su pistola, y logró mantenerlos a raya hasta que apareció un grupo de viajantes y los Beans debieron huír. En el transcurso de la lucha la pobre mujer cayó del caballo, e inmediatamente fue asesinada ante los ojos de su marido, ya que las mujeres caníbales que estaban en el grupo de asalto la degollaron y empezaron a chupar su sangre con tanto placer como si fuera vino; después le abrieron el vientre y le sacaron las entrañas. El horrendo espectáculo hizo que el hombre redoblara sus esfuerzos por defenderse, sabedor de que si caía en manos de sus enemigos correría la misma suerte.

Como he comentado antes, la suerte se puso del lado de él, y mientras luchaba desesperadamente se presentaba un grupo de veinte o treinta hombres que iban de paso; ante partida tan numerosa, Sawney Bean y su sanguinario clan decidieron retirarse a su madriguera, cruzando un tupido bosque.

Habiendo sido revelada su existencia al mundo, no pasó mucho tiempo hasta que el propio rey de Escocia, James VI, tomase cartas en el asunto y encabezase una partida de cuatrocientos hombres que logró localizar la cueva del clan Bean.

De ella encontraron piernas, brazos, manos y pies de hombres, mujeres y niños colgaban en ristras, puestos a secar; había muchos miembros en escabeche, y una gran masa de monedas de oro y de plata, relojes, anillos, espadas, vestidos de todas clases y otros muchos objetos que habían pertenecido a las personas asesinadas.

Los 48 miembros de la familia fueron capturados vivos y llevados primero a Edimburgo y luego a Glasgow, donde fueron ejecutados sin juicio. A los hombres se les cortaron las manos, pies y genitales, dejándoles desangrarse hasta la muerte. A las mujeres se las hizo ver el suplicio de los varones y luego se las quemó vivas. Si bien las crónicas no hablan de la edad de los Bean, si uno toma en cuenta que estuvieron “apenas” 25 años escondidos en la cueva, es más que probable que entre los ejecutados haya habido niños. Murieron sin dar la menor señal de arrepentimiento; por el contrario, mientras les quedó un hálito de vida, profirieron las más horribles maldiciones y blasfemias.

En el cercano pueblo de Girvan también hay una leyenda que habla de una mujer, hija mayor de Sawney, que abandonó la cueva y se instaló en aquella localidad, siendo aparentemente una ciudadana muy respetada. No obstante, cuando se descubrió la existencia del clan Bean, los aldeanos se enteraron de que la mujer era parte de la infame familia y la ahorcaron en un árbol que ella misma había plantado. La leyenda afirma que quien se para debajo de aquella planta, conocida como el Árbol Peludo, puede escuchar el sonido del cuerpo de la hija de Sawney Bean balanceándose.

Desdichadamente se desconoce la ubicación del Árbol Peludo, aunque actualmente se están llevando a cabo dos investigaciones para descubrirla y así atraer más turistas a Girvan. Las leyendas urbanas hablan que el clan Bean se habían cargado cerca de 1000 personas.

Capítulo 2. Siglo XX.

Edward Theodore Gein, también llamado el asesino de Plainfield, fue interrogado por la policía de Wisconsin, debido a la desaparición del Bernice Worden, dependienta y dueña de la ferretería; encontraron el cuerpo de la malograda Bernice colgada de los tobillos, decapitada y abierta por el torso. Ed Gein asesinaba a Bernice Worden, disparándole una bala con su viejo rifle de caza del calibre 22. También en esta ocasión se llevó el cadáver en la furgoneta, dejando el suelo del local encharcado de sangre. Pero esta vez habría un testigo, un espectador mudo. El libro de contabilidad de la tienda. En su última anotación figuraba el nombre de Ed Gein, a quién habría vendido su último anticongelante.

ed-gein

Entre otros macabros hallazgos que la policía encontró en su casa: diez cabezas de mujer a las que les había quitado la parte superior, pantallas de lámparas y asientos hechos de piel humana, platos de sopa hechos con calaveras, más calaveras en los postes de su cama, órganos humanos en el frigorífico, un collar de labios humanos, una caja de zapatos con nueve vaginas, en el interior de su casa de madera 9 máscaras confeccionadas con tiras de piel procedentes de auténticos rostros humanos y con los cráneos colgados; todas conservaban el pelo y muchos más objetos hechos de partes de cuerpos humanos. Todos estos objetos fueron fotografiados y destruidos.

En el interrogatorio, Gein decía que él robaba tumbas de gente que fallecía recientemente y se las llevaba a su casa. Muchos de los cuerpos que robaba eran de gente conocida que el se enteraba de su fallecimiento por el periódico. Se le fue declarado enfermo mental y sólo le probaron dos asesinatos, el de una camarera y obviamente el de la dueña de la ferretería. Mucha gente decía que siempre que iba al bar donde trabajaba la camarera estaba en un fondo solitario y mirándola fijamente.

Mientras Ed Gein se encontraba detenido, su casa ardió hasta los cimientos, seguramente a causa de un incendio provocado. Su furgoneta fue subastada y el comprador hizo negocio con ella llevándola de tour por varias ciudades, y cobrando por ver su interior lleno de sangre y restos humanos.

edward-theodore-ed-gein

La causa principal de la enfermedad mental de Gein fue su madre, fanática religiosa y ser posesivo, ya que no dejaba a Gein relacionarse con gente y le mantenía encerrado en la casa. Su padre también era un pieza, ya que estaba todo el rato borracho. Con ese cuadro se sabía que Ed no iba a salir bien parado. Los psicólogos supusieron que se trataba de un caso de “Complejo de Edipo”, que Gein estaba enamorado de su madre y que a raíz de su muerte se obsesionó en buscar a alguien que la sustituyera, pues se encontró un extraordinario parecido entre sus víctimas y la madre. De niño buscaba el amor de su madre de manera obsesiva, que le era negado una y otra vez, fue así como en su mente se desarrolló una nueva personalidad, un Ed que odiaba a la mujer.

Capítulo 3. La película.

Estos dos episodios que he puesto sirven para documentar y ambientar un poco cuál fue el origen de una de las pelis de terror definitivas de la historia del cine, “La Matanza de Texas”, ya que tanto de las vidas del clan Bean como de la de Ed Gein se ha creado un género, y a su vez unas cuantas películas de dicho género. Además de “La Matanza de Texas”, también salieron “Psicosis” o “Las Colinas Tienen Ojos”, por enumerar algunas. Toda la película se rodó en Austin, pueblo donde nació Tobe Hopper, el director de la peli.

texas1

Tobe Hooper fue profesor de Técnica Cinematográfica en la Universidad de Texas durante los años 60. El casting para la película se organizó entre los profesores y el alumnado de esa misma universidad. Lo curioso fue de dónde provinieron algunos fondos económicos de la película, nada más y nada menos de los beneficios que generó la película “Deep Throat”, lo que podíamos decir el inicio del cine x y una de las primeras pelis porno que se exhibió en salas de cine.

TobeHooper-e1485359491583

El personaje que encarnaba a Cara de Cuero/Leatherface, Gunnar Hansen, llevaba alzas para parecer más alto, de ahí que no cupiera por las puertas y tuviera que agacharse. Además, los dientes de Cara de Cuero eran una prótesis que hizo el dentista de Gunnar Hansen. Tobe Hooper permitió a Gunnar desarrollar su personaje libremente. Este segundo decidió que sería un retrasado mental que ni siquiera aprendió a hablar, por ello visitó una institución mental para aprender a moverse y hablar como tal. Nunca se reveló la marca de la sierra eléctrica para no tener problemas legales, además de no motivar a ciertos lunáticos a comprar dicha marca. Se llegaron a hacer 3 máscaras para el personaje.

texas2

Muchas de las heridas de Gunnar fueron reales, debidas a que no podía ver lo suficiente tras la máscara. Eso llegó a crear mucho pánico en el rodaje, ya que mucha gente del mismo podía ser presa de algún accidente, ya que la sierra eléctrica era de verdad. La ropa de Gunnar Hanssen no se lavó en el mes que duró el rodaje para no modificar nada (la llevaba puesta 16 horas diarias).

El personaje del abuelo lo hizo un chico de 18 años, en el que se sometió a un maquillaje de 36 horas (se tuvo que hacer todas las escenas en una sesión, obviamente). Los actores Marilyn Burns (Sally) y Paul A. Partain (Franklin) se llevaban tan mal en la vida real como en la película, lo que supuso una ventaja a la hora de rodar. Para contribuir al resultado final del largometraje, Robert Burns (director artístico) utilizó restos de vacas muertas, acentuando más el tono pseudo-realista/documental del film. Los esqueletos de la casa de Cara de Cuero son reales, la razón es que eran más baratos que los sintéticos.

texas3

Muchos habitantes de Texas fueron aterrorizados con el comienzo de la película, ya que pensaron que se trataba de una película basada en hechos reales. En su estreno mundial, mientras se proyectaba la película, en la sala entraba un hombre disfrazado de Leatherface amenazando a los espectadores con una motosierra, lo que provocó infartos y denuncias. La película se mantuvo durante un año entero en determinados cines norteamericanos. El presupuesto fue de 140.000 dólares, y recaudó 50 millones de dólares en todo el mundo. Después del éxito, una segunda parte infumable y una tercera y cuarta parte que no he que querido perder el tiempo en ellas, además de un remake y una precuela que tampoco he tenido el gusto, o no, de conocerlas.

Saints In Hell

(Publicado originalmente en ROCKSCALEXTRIC durante el tercer lustro de la era 2000)

FB_IMG_1496826010943

Anuncios

Amon belongs to them…

them

Capítulo 1. Out from the asylum.

La Abuela regresa a casa después de mucho tiempo. Lo que no saben Mamá, King y Missy es que en la buhardilla “ellos” la están esperando con los brazos abiertos. Ajena a los acontecimientos que pronto les deparará tal visita, Mamá ordena a King y a Missy que se comporten como buenos chicos con la Abuela. No saben lo que les espera.

King Diamond interpreta en la introducción los diferentes personajes de la historia con sus correspondientes voces. A veces puede parecer cómico, pero en realidad es como aquellas viejas películas de terror que esculpieron el género y sin las cuales es inconcebible. No es coincidencia la similitud entre las casas de “Them” y “Psicosis”. Inspiran miedo con tan sólo evocarlas, bien sea en el celuloide u observando la portada del vinilo a la vez que la aguja se presta a desentrañar el primer tema del álbum.

Capítulo 2. Welcome home.

La Abuela descansará en la buhardilla. Todo lo que hay allí es una vieja silla de ruedas y una tetera. No ha pedido nada más. Ni siquiera una cama donde recostar su anciano cuerpo. King acude a la llegada de su Abuela con alegría y ésta le dice que “ellos” han estado a su lado durante todo el tiempo que ha estado fuera de la casa. “¿Quiénes son ellos?”, se pregunta King.

A ritmo de caballería entra la banda al tajo, con los redobles de Mikkey Dee y el bajo de Hal Patino por delante. King cambia de tono a cada segundo y demuestra por que sus fieles le consideran uno de los mejores cantantes de heavy metal. ¿Alguien dudaba de que no llegara a los tonos más altos? El interludio central es sencillamente alucinante: a unas estrofas gloriosas le sigue uno de esos solos con los que LaRocque te deja embobado.

Capítulo 3. The invisible guests.

A media noche King oye unas risas enfermizas que provienen de la habitación de la Abuela. Con sumo sigilo se acerca a ver que está pasando. A través de la cerradura no da crédito a lo que ven sus ojos. La Abuela habla sola, las tazas de te vuelan por el recinto…hasta que de pronto caen al suelo y la puerta se abre. “Ven, mi pequeño amigo”. La Abuela ha descubierto a King. Lo sienta consigo en la silla de ruedas y le dice que mañana habrá olvidado todo lo que ha visto esa noche, no sin antes anticiparle enigmáticamente: “Te dejaré que conozcas el secreto que encierra esta casa, el secreto de Amón”. Ignorando el revelador episodio, Missy y Mamá seguían durmiendo plácidamente en el piso de abajo. Si hubieran visto a King en la silla de la Abuela…

Las guitarras entran con violencia y marcan la tónica del resto del tema. King está fabuloso intercalando unas palabras prácticamente habladas con registro de anciano junto a unas estrofas agudas y delicadamente tratadas. El grupo suena como una máquina perfectamente engrasada. Los cinco minutos se pasan en un santiamén y la música se desliza por los cinco sentidos con una elegancia fuera de serie.

Capítulo 4. Tea.

Han pasado unos días. Nos encontramos a viernes, la oscura noche cae sobre la casa y King está punto de meterse en la cama. Es entonces cuando la Abuela llama a la puerta de la habitación. ¿Qué intenciones tiene? Ha venido para desvelarle a King el secreto de Amón. Suben a la buhardilla y la situación es realmente estrambótica. Mamá ha sido engañada por la Abuela y descansa sobre la silla de ruedas de ésta sin un atisbo de conciencia que pueda prevenirla. En ese momento la Abuela saca un cuchillo y le hace un corte en la mano a su hija. La sangre que emana de la herida se derrama sobre la tetera. Esa misma sangre es la que va a permitir que los espíritus de la casa queden liberados. Mientras tanto, King contempla la escena sumido en un profundo estado de placidez y escucha las viejas historias que “ellos” relatan riendo a carcajada suelta. ¿Por qué se comporta de ese modo? ¿El té de la Abuela, quizás? Efectivamente, es la hora del té…

Es obligado un pequeño descanso en medio de tan horrible relato. Los fragmentos introductorios y el estribillo son la mejor parada donde relajar el alma, sacudida ya tras las dos primeras piezas del álbum. Como siempre, los cambios de ritmo inesperados que progresan en la zona intermedia nos llevan por los senderos más inhóspitos. Tan inhóspitos como el macabro desarrollo de esta intriga.

Capítulo 5. Mother’s getting weaker.

Mamá está muy enferma. No es capaz de levantarse de la cama, tiene la faz blanca y de su boca no sale una sola palabra. A la vista de lo mal que evoluciona, Missy está preocupada y le pide a King que llame por teléfono a un médico para que la atienda cuanto antes. En lugar de eso, King le espeta un manotazo a su hermana y acto seguido corta la línea del aparato telefónico. Missy rompe a llorar e, impotente ante el incomprensible comportamiento de su hermano, le grita enfurecida un “Te odio” lleno de ira.

Los dos guitarristas se compenetran con unas maneras dispares. Una estructura netamente heavy envuelve un puente de armonías caprichosas. King despliega de nuevo todos sus trucos vocales.

Capítulo 6. Bye, bye Missy.

Medianoche del lunes, hora del té. Otra noche de éxtasis en compañía de “ellos”. De repente, Missy irrumpe en la habitación de la Abuela y contempla horrorizada el panorama. Cuando ve a Mamá yacer inconsciente sobre la silla, comienza a lloriquear y en menos de un segundo se encuentra forcejeando con la Abuela. En el lance rompe la tetera y la sangre que la misma contiene se vierte sobre el suelo de la habitación. Unas voces de ultratumba braman con una fiereza sobrecogedora. Son “ellos”. “Debe morir, ha destruido a Amón”. Quieren acabar con Missy. La pequeña sale corriendo escaleras abajo al oír que pretenden matarla.

La estructura es genuinamente Mercyful Fate. Penumbra y sombras negras sobrecargan una atmósfera tétrica. Sin embargo, los acostumbrados breaks de LaRocque tienden a ser más melodiosos que los de Shermann y el heavy de los ochenta se impone a la influencia Sabbath setentera.

Capítulo 7. A broken spell.

Entretanto, King huye de la casa y, cuando se encuentra a una distancia prudencial, percibe que el poder que “ellos” ejercen sobre él ha disminuido ahora que la tetera está hecha añicos. Los sonidos que llegan de la buhardilla son estruendosos, como si los espíritus estuvieran revolviendo el desván en busca de algo. Lo han encontrado. Es un hacha. De repente, como guiado por una mano invisible, sale disparado en dirección a la cocina…Poco después King observa atónito cómo empieza a salir humo de la chimenea. ¿El alma de su hermana? Cuando entra de nuevo en la casa, todo lo que encuentra de la pequeña es el vestido que llevaba. No hay rastro de ella. El hechizo se ha roto definitivamente. En ese instante King se da cuenta del error que ha cometido dejándose engañar por la Abuela.

Unos pasajes de ensueño cubren con un velo de misterio la narración. Las acústicas que aparecen en determinado momento, como siempre cuando menos te las esperas, rompen más tarde en un dueto de solos de los que explican por que la gente idolatra el estilo ácrata de King Diamond.

Capítulo 8. The accusation chair.

King se dirige de nuevo a la buhardilla, con propósitos muy distintos a los que le movían antes. Su Abuela lo espera para someterlo a una dura interrogación. King, tan frío que es capaz de fingir que se siente bien, da a entender que el hechizo sigue controlando su mente. Pero no es así. Su Abuela, confiada de la fidelidad que aún le profesa su nieto, desea dar un paseo junto a éste a la luz de la luna. King no puede dejar impune la muerte de su hermana y aprovecha la oportunidad para perpetuar su venganza personal. Se ensaña con la Abuela profiriéndole un profundo corte en la garganta que termina con su vida. ¿Y que hay de “ellos”? Lo saben todo e intentan que King pierda la poca cordura que le resta. Aterrorizado, King corre por el bosque sin rumbo.

Lo más destacable es la dualidad de gargantas de King y, una vez más, los juegos a las seis cuerdas de la pareja de hachas. Musicalmente constituye el punto más débil del disco.

Capítulo 9. Them.

La mano derecha del Rey descubre el as que suele guardase en la manga. Si alguien es capaz de concentrar en menos de dos minutos una sensibilidad extrema y provocar erizamientos de piel con un corte instrumental, ese es Andy LaRocque. Magistral.

Capítulo 10. Twilight symphony.

A la mañana siguiente la policía interroga a King sobre lo sucedido y éste, ingenuo, les cuenta toda la verdad. Es evidente que no le van a creer y la culpa de lo acontecido en la casa va a recaer sobre su persona. King no ha logrado deshacerse de “ellos” y a cada minuto se encuentra luchando por mantener intacta su salud mental. El doctor encargado de tratar a King, Landau, desautoriza la versión de su paciente y el diagnóstico que emite lo describe como un enfermo psíquico. Pero King anhela regresar a casa. “Ellos” lo están llamando. Ha llegado la hora del reencuentro.

Nos enfrentamos al tema más redondo del disco. Apenas de comienzo te verás irrevocablemente entregado al canto de esta peculiar sinfonía. Sólo una pega: King podría haber abusado un poquito más del estribillo.

Capítulo 11. Coming home.

Y el encuentro se materializa finalmente. King ha vuelto a casa. Allí le espera ansiosa su Abuela. Tras una regañina por lo que le ha hecho, se disponen a subir a la buhardilla maldita para, en compañía de Missy, degustar otra taza de té.

La despedida no es más que una excusa para allanar el camino a la sublime continuación que sucedería a esta obra. Entretanto, las puertas de la casa se cierran con un estruendo que sobresalta y la aguja indica ahora que la primera parte de la historia ha tocado a su fin.

conspiracy 

Dieciocho años separan ambas historias. Nueve de los cuales ha pasado King internado en un centro psiquiátrico bajo la estrecha vigilancia del Doctor Landau. Los nueve restantes los dedicó a meditar en soledad, retirado en algún lugar desconocido. ¿Qué ocurrió con King al final de “Them”? La policía y Landau tuvieron que sacarlo de la habitación de su madre, donde permanecía inmóvil. ¿Y que pasó con su Abuela, Missy y los espíritus que rondaban la vieja casa? No quedó un solo rastro de ninguno de ellos. Tras todos estos años, King regresa a la casa. Han transcurrido dos semanas desde su llegada…

Capítulo 1. At the graves.

King ansía con fervor la vuelta de Missy. Ahora que la pequeña es uno más de “ellos”, los espíritus de la casa la ayudarán a encontrar el camino desde el otro lado. Y así es. Para regocijo de King, Missy aparece pero no podrá permanecer más allá del amanecer, puesto que en ese caso sucumbiría ante la luz del día. Ese es el precio que debe pagar por ser un alma errante. Esto no supone un inconveniente. King sabe que cada noche, en el cementerio, su hermana pequeña lo estará esperando.

En ocasiones he comentado que aquello de “segundas partes nunca fueron buenas” suele cumplirse, aunque sea en parte. Pues bien, “At the graves”, por si alguien tenía alguna duda, aclara que “Conspiracy” va a ser la excepción que confirme la regla. La obra más ambiciosa de King se inicia con un corte que no puede ser más explícito en cuanto a pretensiones. Nueve minutos, duración excesiva teniendo en cuenta las costumbres del cantante hasta entonces, abrían el vinilo y el resultado era asombroso: desde la música de nana con el que se abre, pasando por la entrada de Mikkey Dee (quien también es responsable de los tambores en este disco, aunque en calidad de mercenario como atestigua su inclusión de secundario en los créditos del disco; Snowy Shaw reemplazó al ahora batería de Motörhead para la gira y los trabajos venideros), la agresividad de la voz en los primeros compases o la advertencia de Anders Allhage y Pete Blakk de que los buenos hábitos precedentes no se habían perdido. Estos últimos se intercambian los solos con una agilidad pasmosa y marcan unos breaks antológicos, quedando clavados en la mente tras las escuchas pertinentes.

Capítulo 2. Sleepless nights.

“Ellos” han vuelto a aparecer en la mente de King cantando y apoderándose de él. Pero sin “ellos” King sabe que no podría ver a Missy cada noche. De ahí que ahora sea un noctámbulo incapaz de dormir. Ante el tormento al que se ve sometido noche sí y noche también, “ellos” le proponen un pacto: King podrá ver a su hermana a medianoche si a cambio les cede de nuevo la casa, después de que el hechizo se rompiera y “ellos” se vieran obligados a abandonarla. King acepta y el secreto de Amón les pertenece a “ellos” una vez más.

El danés filma para este tema uno de los videoclips más impactantes que yo haya visto jamás: imágenes de un film antiguo, la banda tocando en el cementerio donde se desarrolla la trama y la vista en blanco y negro acrecientan aún más si cabe la sobriedad de la canción. Una lección de cómo pasar de un pasaje tremendamente fuerte a otro totalmente acústico sin inmutarse es la mejor descripción que se me ocurre. No hay duda de que “Sleepless nights” supuso el shock comercial más notorio de King Diamond hasta la fecha. Nunca me cansaré de repetir la destreza de Blakk y LaRocque para acometer los solos de un modo tan preciso y elegante. El de esta canción es de libro, no tanto por técnica como por sentimiento implícito, que es de lo que se trata al final.

Capítulo 3. Lies.

King visita la consulta del Doctor Landau cumplido un tiempo desde que comenzara con el tratamiento de seguimiento. Superada la ingenuidad que le llevó a esta situación, le hace creer que se encuentra con facultades plenas. Los hechos reales que vivió en primera persona cuando estaba en la casa no son más que un puñado de mentiras que creó su mente. En realidad, las mentiras son las que le cuenta King al doctor para que no le tome más por un desequilibrado. En su interior aquello sigue muy vivo y él lo sabe como nadie. Como consecuencia del buen comportamiento que muestra King, el doctor decide que puede volver a ver a su madre. Entusiasmado con el encuentro, King prepara la casa a conciencia. Limpia todo y se asegura de que no quede ni un indicio de la tetera ni del hacha para que Mamá se sienta como en casa.

Un riff serpenteante desemboca en un estribillo donde King se desgañita a gusto con una interpretación sublime de la charla que mantiene su propio personaje con el Doctor Landau.

Capítulo 4. A visit from the dead.

King sueña con un jardín precioso. Está acompañado por su hermana. No podría tener un sueño más conciliador… De repente un chillido espeluznante le despierta sobresaltado. Es Missy. Está al pie de la cama y le lanza un mensaje a su hermano mayor: “Ten cuidado, King, algo malo va a ocurrirte”. King, asustado, le pregunta con insistencia que es eso que va a pasarle. Pero Missy tan sólo le responde: “Te enviaré un sueño”.

“Conspiracy” reserva un lugar para un medio tiempo, aquel que le faltaba a su predecesor. Bello comienzo de idílicos pasajes acústicos donde tocar el cielo es la sensación más leve que recorre el interior del que suscribe. Hasta que King dicta que esto no es más que un sueño y nos devuelve a la cruda realidad. El corte se torna heavy, excepto el estribillo, que reserva ese aire melancólico irrepetible.

Capítulo 5. The wedding dream.

El bonito sueño del otro día se trunca con una pesadilla horrible: Mamá está a punto de casarse con el Doctor Landau. King debe impedirlo. Todo se precipita. En cuestión de segundos Mamá yace inerte en el suelo y el doctor ha desaparecido de su campo de visión. King lleva en su mano un hacha…el hacha. Quiere que la pesadilla acabe de una vez pero no puede controlarla. No hay escapatoria. Landau vuelve a aparecer en el sueño. Tiene en su poder la llave de la casa. Lo tenía todo planeado. King se ve a si mismo gritando: “Ayudadme, por favor”. La mañana llega por fin. King se despierta cubierto de sudor. No comprende nada de lo que ha sucedido.

Compases de boda y…la pesadilla del enlace entre la madre de King y el doctor se materializa en el subconsciente del protagonista. King debe impedirlo y es entonces cuando el ritmo se violenta de tal manera que acaba convirtiendo el tema en lo más potente y trepidante que encierra el álbum. Como si de un cuento se tratara, finaliza con la misma cantinela del principio.

Capítulo 6. Amon belongs to “them”.

Ha llegado el gran día. Mamá visita a su hijo mayor y éste la recibe con las mejores galas. Sin embargo, King se niega a que el doctor entre en casa. ¿Qué ocurre?, se pregunta su madre. King le explica a Mamá el pacto que ha firmado con “ellos” para que le dejen en paz de una vez por todas, utilizando a Amón como moneda de cambio. Landau, estupefacto, le dice a Mamá, ahora su prometida (la pesadilla era el sueño que debía recibir de Missy), que dialogue con King para ver si puede arreglar el malentendido. Así, Mamá entra sola en casa para hablar en privado con King. Éste piensa que ahora es el momento de convencer a su madre de la maldad que esconde su querido doctor. Se sincera. Le habla del encuentro que tuvo la noche anterior con Missy y cómo “ellos” siguen entonando sus viejos cánticos. No acaba de pronunciar la última frase cuando King siente una terrible punzada. Cae en la inconsciencia más absoluta.

Las melodías encandilan hasta enloquecer y el estribillo es sencillamente perfecto, enganchando con el ritmo central de la manera más natural. Por algo es mi favorita.

Capítulo 7. Something weird.

Aquí tampoco podía faltar la instrumental de turno a cargo de LaRocque. Esta vez nos trae una pieza barroca y muy clasicista que poco tiene que ver en cuanto a contenido con “Them” pero que posee en común una capacidad para maravillar envidiable.

Capítulo 8. Victimized.

King está tirado en el suelo. Mamá y Landau le han conducido hasta la iglesia. El reverendo Sammael se encuentra con ellos. Ese hombre es peor que el demonio. King está realmente atemorizado por lo que puedan hacer con él. De lo que no hay duda es de que ha sido víctima de una conspiración… El doctor y el reverendo son cómplices. Sammael dictamina que King está poseído por el mismísimo diablo y, por ello, debe actuar en consecuencia para evitar que extienda el mal que porta consigo. Las palabras que pronuncia Landau a Mamá confirman el engaño del que ha sido víctima King: “Pronto la casa será nuestra y King habrá desaparecido para siempre”.

La complejidad del estilo del quinteto se hace todavía más palpable. Los teclados de Roberto Falcao multiplican la sensación de dramatismo que invade el tema.

Capítulo 9. Let it be done.

King es introducido en un ataúd. Mientras, el sacerdote mantiene un crucifijo en alto para contener el alma del diablo, que se encuentra dentro de King. El doctor prende fuego al féretro, deshaciéndose así de King, que ha quedado reducido a cenizas. ¿Qué harán con sus restos? Los depositarán en la tumba que lleva el nombre de su hermana pequeña, Missy. Estaban al tanto de todo…la tumba de Missy está vacía.

El preludio al apéndice es una conversación con trasfondo musical de efectos terroríficos.

Capítulo 10. Cremation.

Unos punteos que anuncian el principio del fin dan paso al segundo corte instrumental, evocador de las llamas en las que arde nuestro protagonista y con unas campanas y un piano de iglesia que suenan escalofriantes. ¿Alguien pensaba que King había dicho la última palabra?

Whenever the dark is near

I’ll return from the grave

to haunt you…Godforsaken whore

J. A. Puerta

(Publicado originalmente en THE SENTINEL WEB MAG durante el primer lustro de la era 2000)

flyersentinel2

Metal Extremo: Introducción a 30 Años de Oscuridad y a las Crónicas del Abismo

Metal-Extremo-Portada-LQDesde HOT ROCKIN, como amantes del Metal en general y de sus vertientes más extremas en particular, no podíamos dejar pasar en nuestra sección dedicada a la lectura el trabajo realizado por Salva Rubio, que en 2011 publicase aquella obra de reconocimiento generalizado por crítica y público denominada Metal Extremo: 30 Años de Oscuridad (1981-2011), que como su nombre indica supone un extenso viaje a través de la evolución del Heavy Metal hacia corrientes más extremas y vanguardistas, así como una vasta recopilación de muchas de las bandas que lo hicieron posible.

Tanto ha sido el éxito de la obra de Salva, que además de editarse a finales de 2016 lo que significa ya la quinta edición de Metal Extremo: 30 Años de Oscuridad (1981-2011), simultáneamente y como apéndice a lo que fue dicha obra capital ha visto la luz Metal Extremo 2: Crónicas del Abismo (2011-2016), que prosigue la estela continuista de su predecesor, abarcando evidentemente este último lustro y ampliando cómo no el abanico de formaciones incluidas en aquél.Metal-Extremo-2-Portada-PEQ

Podríamos desgranar la obra aquí mismo, pero narrar una narración no tendría mucho sentido, amén de que ya lo hace el mismo Salva en una Introducción al Metal Extremo de factura propia, que también podéis descargar en la web del autor www.librometalextremo.com, así como informaros acerca de las mencionadas ediciones e incluso del resto de publicaciones de Salva Rubio.

Enteramente recomendable tanto para devotos del género como para neófitos en la materia, ambos volúmenes de Metal Extremo se presentan como auténticos tratados de rigurosa consulta y de gran acervo literario, ideales bien para zambullirse por vez primera en el maremágnum de bandas que dieron forma al entramado metálico más underground, bien para sumergirse de nuevo en la historia de todas ellas y regodearse al son de tanto hallazgo discográfico. A la memoria de Quorthon Seth y Chuck Schuldiner.

Bubbath

A continuación, os transcribimos la entrevista que Mantas le hizo a Salva para la versión cibernética del CRAWL Zine al hilo de Metal Extremo: 30 Años De Oscuridad (1981-2011). Disfruten de su lectura.

 1.      Muy buenas Salva, recibe un afectuoso saludo. ¿Cómo va todo por Madrid? ¿Cómo se te presenta este final y principio de año?

Hola Javi! Muchas gracias por tu bienvenida y gracias por brindarme un espacio en Crawl Zine! El fin de año se cerró con muchos proyectos terminados y alguno pendiente! 2013 ha empezado muy fuerte y hay muchos proyectos por delante!

2.      Por lo primero que me gustaría comenzar hablando es sobre cuándo comenzaron tus inquietudes a nivel musical. ¿Cuándo comenzaste a escuchar música? ¿Cuáles fueron tus primeros discos que compraste? ¿Quién te inició o de qué forma comenzaste a escuchar Metal Extremo? ¿Qué grupos y bandas solías escuchar?

Curiosamente, al contrario que mucha gente, en mi casa nunca se escuchó demasiada música, por lo que llegué a bachillerato sin realmente tener formado unas aficiones o gustos específicos. Fue en la asignatura de “Música” donde comencé a interesarme por distintos estilos, para ver cuál era “el mío”: me pasaron pop, techno, etc, pero reconozco que sentí algo muy especial la primera vez que escuché Metal. Recuerdo claramente cómo me deslumbró un tema de Celtic Frost cuando sonó en un video que me dejaron! Sentí que necesitaba mucha más música como esa y fue un amigo de clase el que me empezó a pasar lo clásico de esa época: Metallica, Megadeth, Slayer… Y de ahí al Death Metal. 

3.      Bien, pues el tema principal sobre el cual quiero girar esta entrevista es lógicamente por tu libro “Metal Extremo: 30 Años de Oscuridad”. ¿Cuándo comenzaste a sospechar la idea de comenzar su creación? ¿Tenías claro desde el principio el concepto que querías llevar? ¿Pensabas cuando lo iniciaste la magnitud que podía llegar a tener y cómo se iba a seguir desarrollando? Es decir, ¿tenías claras las pautas que ibas a tener para ir confeccionando el libro?

Como he contado en alguna otra ocasión, la idea surgió mientras estudiaba Historia del Arte en la Complutense allá por 2003. Una de las asignaturas era, precisamente, “Historia de la Música”, y el profesor era un reputado musicólogo bastante abierto de mente. Le propuse hacer un trabajo para subir nota con el Metal Extremo como tema, y se sorprendió bastante, pues pese a su carrera, no sabía nada de este estilo musical. Finalmente, realicé el trabajo y me propuso ampliarlo y publicarlo a través de una institución, pero él falleció y el asunto quedó casi diez años en el dique seco.

Puede verse, pues, que el concepto del libro surgió poco a poco en mi mente más como un “ideal”, como el libro que yo querría leer, que como algo que podía realizar. Pero cuando me encontré con tiempo y ganas, escribí un capítulo que sirviese de muestra, el del Thrash metal, y lo envié a varias editoriales. ¡Ya sólo la dimensión que tomó ese capítulo me hizo darme cuenta de que sería un trabajo realmente amplio! Y cuando Milenio decidió publicarlo, supe que tenía que hacerlo tan amplio como el material lo necesitase.

4.      ¿En qué te basaste para confeccionar los apartados del libro? ¿Cómo pensaste en cómo estructurarlo todo? ¿Te ibas marcando algún tipo de guión?  ¿Te fue dificultoso el realizarlo de una forma cronológica?

El criterio con el que enfoqué el libro es formalista, es decir, me basé en el sonido y las estructuras musicales para distinguir cada estilo de los demás. Y dentro de cada uno, busqué las posibles variantes sonoras que distinguían a un subestilo de otro, y les apliqué dos criterios más: el ético y el estético.

Sobre el desarrollo, por un momento pensé en hacer una “gran historia” en que cada capítulo fuese un año y repasáramos los 30 años de manera cronológica, pero de esa manera se perdía la división estilística y el libro era mucho menos claro, por lo que elegí la división por estilos que quedó en el libro final.

5.      ¿Cuánto tiempo te llevó toda la confección de lo que fue finalmente el libro? ¿Te has parado a valorar todo el tiempo que te ha conllevado llevarlo adelante? ¿Crees que el finalizado ha valido realmente la pena? ¿Es reconfortante tener el libro en tus manos en contraprestación a todo el trabajo que ha tenido?

Siempre es complicado responder a esta pregunta: como el tiempo dedicado en cada época es variable, es difícil dar una respuesta precisa. Pero pueden contarse muchos años de documentación y casi dos de redacción, y varios meses dedicado en exclusiva, con sesiones de trabajo de doce y catorce horas diarias….

Por otro lado, la recepción del libro en la escena ha hecho que cada minuto invertido en él mereciese la pena, especialmente por las muestras de aprecio por su contenido y por los mensajes de los lectores.

6.      El libro abarca la historia del Metal extremo desde sus raíces allá por los primeros años 80 hasta la actualidad. Ya que no te veo escuchando Metallica con 5 ó 6 años J, ¿cómo te has documentado para generar todo lo relacionado en aquella época? ¿Has consultado otros libros o revistas? ¿Cómo te formaste una opinión de cómo comenzaron todas las raíces de lo que fue el Metal extremo?

Como decía anteriormente, empecé en esto allá por el 91-92, como muchos de los que nos introdujimos en el extremo, gracias al trabajo de Drowned Prod. y Repulse Records. Por lo demás, como decía anteriormente, el enfoque del libro es puramente formalista: utilicé continuamente las fuentes directas que constituyen los discos propiamente dichos y mucho material de referencia (fanzines, libros, webs, etc.) para datos concretos, como fechas de lanzamiento y demás datos concretos.

Como podrá ver cualquiera que lo lea, el enfoque que tiene el libro (alejado del crítico o periodístico) hizo innecesario consultar este tipo de fuentes, que por otro lado, son secundarias y en parte, veladas por la idiosincrasia del momento. Esto hizo que pudiese ver con otros ojos grandes discos que la crítica o los periodistas del momento ignoraron o no supieron apreciar.

7.      En el libro, aparte de tocar toda la historia de lo que ha sido el Metal Extremo, luego lo diversificas con las ramificaciones de lo que ha tenido en sí el estilo (Thrash Metal, Death Metal, Grind Core, etc., etc.). ¿Te fue difícil o complicado comenzar a encasillar todos los estilos y contar la historia de cómo fue evolucionando cada uno? ¿Piensas que se te ha quedado alguno fuera? ¿Y banda?

Me llevó un tiempo encontrar un método para asignar cada banda a un estilo, y como cuento en la introducción, dado que muchas bandas cambian de estilo pasado el tiempo, decidí que las situaría dentro del estilo en que lanzaron su primer disco, el cual habitualmente es el que más impacto causa en la escena.

Sobre los que se quedaron fuera, como igualmente digo en la introducción, salvo algún error reconocido (Terrorizer o Looking for an Answer), para elegir a los grupos que habían de figurar puse un baremo del impacto internacional que tuvieron o hubiesen tenido sus discos en su momento de tener mejor distribución. Podían haberse incluido más bandas o menos (el número final es de 1107), pero la intención no era (nunca lo fue) hacer una enciclopedia, sino hacer una revisión de lo que ha sido el metal extremo en estos treinta años a nivel internacional.

8.      El libro fue lanzado a finales del año pasado, por lo tanto se cumple un año de su edición. La editorial que lo llevó a cabo fue la Editorial Milenio. ¿Cómo surgió el interés por parte de ellos de lanzarlo? ¿Fue fácil ponerse de acuerdo con ellos para sincronizar el cómo editarlo y demás? ¿Cómo fue todo ese proceso?

Aunque una parte del proceso trabajosa, el proceso en sí fue sencillo. Simplemente, me puse en contacto, entre otros, con Javier de Castro de Editorial Milenio, quien dirige una colección de música pop y rock muy prestigiada en esta editorial. Dado que no había libros sobre Metal Extremo publicados en el panorama español, lo consideró muy interesante y lo apoyó desde el principio, sobre todo teniendo en cuenta la extensión del libro.

Por otro lado, Javier me dio libertad y confianza absolutas sobre aspectos tan importantes como la portada, el título o el diseño, algo que también pesó mucho para mi elección de Milenio como editorial.

El proceso en sí fue sencillo: una vez terminado el original, lo envié y su corrector me devolvió, meses después, las galeradas para corregir. Tras ello, el libro se mandó a imprenta y de ahí, a distribución.

9.      A primeros de Diciembre del pasado año realizaste una presentación del libro en la Casa del Libro de Madrid, incluso se llegó a “transmitir” por Internet y esta visible por algún lugar todavía en la red. ¿Cómo fue todo? ¿Fue un buen empujón para la salida del libro? ¿Quién lo organizó todo? ¿Fue mucha gente? Después realizasteis una especie de Fiesta en un PUB con audición de Metal Extremo e imagino que con mucho jolgorio, ¿cómo fue todo?

La verdad es que fue una de las partes más divertidas de todo el proceso. Logramos presentar el libro en la librería más grande de España (Casa del Libro de Gran Vía) y según fuentes de la librería, la asistencia fue enorme, mucha más de la que esperaban!  Y como había que celebrarlo, efectivamente, después montamos una fiesta posterior en el pub Nightfall, en que igualmente lo pasamos realmente bien.

10.   Por cierto, ¿cómo pensaste en la portada del “Transilvanian Hunger” de Dark Throne para la portada del libro? ¿Pensaste en muchas ideas para la portada de libro? ¿Se te pasó por la cabeza algo que tuviera que ver con Chuck Schuldiner o Death? ¿Piensas que la imagen del “Transilvanian Hunger” de un simple vistazo se puede asociar a lo que es el Metal Extremo? ¿Tuviste que solicitar algún tipo de permiso para utilizarla? ¿Qué fue aquello?

Efectivamente, tenía varias imágenes en mente para la portada, lo que no sabía era si conseguiría el permiso para utilizarlas. Desde un principio pensé en “Transilvanian Hunger” como un icono de nuestra música, y creo que es también una declaración de principios sobre el tipo de música underground que reivindica.

El proceso fue muy sencillo: me puse en contacto con Paul G de Peaceville, explicándole qué tipo de libro quería hacer y tras consultarlo con la banda, me dio su aprobación.

Por otro lado, efectivamente, lo he comentado en alguna ocasión: si no hubiese conseguido esta portada, muy posiblemente hubiese usado una de Chuck Schuldiner como un homenaje a su música y su influencia.

11.   Una de las voces más autorizadas en relación al Metal Extremo en España es sin lugar a dudas Dave Rotten, quien realizó el prólogo del libro. ¿Cómo le sugeriste el realizarlo? ¿Teníais relación previa con él o vuestra amistad surgió a raíz de la edición de libro? En el caso de que fuera previa,  con la experiencia que él dispone sobre esta materia, ¿te realizó tanto antes como después algunas recomendaciones de cómo realizar o cómo promocionarlo después?

Aunque el primer concierto al que asistí fue de Avulsed (creo que allá por el 94), yo no conocía personalmente a Dave, nos presentó Phlegeton, amigo común de ambos. Le presenté el libro a Dave y le dije que me diera su opinión, y si le gustaba, le ofrecía prologarlo. Después de leérselo, y de hacerme alguna corrección en su contenido (que fue muy bienvenida), aceptó prologarlo, de lo que estoy encantado. Después, acabó vendiéndolo en Xtreem Music, algo de lo que me alegro mucho, pues siempre he querido que pese a que este libro pueda encontrarse en la FNAC, por ejemplo, nunca pierda el vínculo con lo underground y su venta pueda favorecer a sellos pequeños. Si tenéis uno y queréis distribuirlo, poneos en contacto con Editorial Milenio!

12.   El libro está escrito en lengua castellana, ¿se ha pensado o se ha visto la posibilidad de traducirlo y editarlo en otras lenguas? ¿Es algo en lo que la editorial y tú habéis pensado? ¿Es algo que te gustaría? ¿Ha surgido algún tipo de interés sobre el libro en países donde el castellano no es la lengua principal? ¿Has recibido peticiones de libros en países no castellano parlantes?

La traducción del libro al inglés es un objetivo claro desde el inicio. Por supuesto que me gustaría verlo traducido en otras lenguas de países metaleros (alemán, sueco, etc…), pero está claro que estas traducciones no tendrán lugar si la inglesa no llega antes.

Sigo buscando y moviendo contactos para que esta edición pueda tener lugar algún día, por suerte, el mundo está muy globalizado y sería fácil conseguirlo. Sin embargo, para muchas editoriales extranjeras, un libro sobre Metal Extremo hecho por un español aún es un concepto un poco “marciano” y les cuesta creérselo. Yo seguiré buscando maneras de hacerlo, de eso no hay duda.

13.   Algo que personalmente echo en falta en el libro es que no se toquen estilos y que no se nombre a bandas dentro del género Sludge, Stoner o Post Metal y grupos como Eyehategod, Sleep y otras como Neurosis, etc., las cuales han sido realmente importantes en la concepción de lo que son ramificaciones del Metal Extremo. ¿No lo consideras tú así? ¿No eres personalmente seguidor de estos estilos o no las crees importantes para lo que es la historia del estilo como tal?

Me gusta que me hagas esta pregunta, pues le he dado muchas vueltas, antes, durante y después de terminar el libro.

La respuesta larga es que para escribir “Metal Extremo” tuve que definir de antemano los parámetros con los que iba a definir los contenidos del libro. Esos parámetros fueron la forma musical, la ética y la estética.

Para definir como punto de partida dichas forma, ética y estética, me basé principalmente en el aporte de los pioneros del metal extremo: Hellhammer, Celtic Frost, Bathory y Repulsion. Y para acotar todos los estilos, subestilos, bandas y demás, que vinieron después, me basé en esa forma, ética y estética definida por ellos.

Es por eso que hay estilos y subestilos que no entran dentro de las formas, éticas y estéticas que los pioneros marcaron, y por tanto, quedaron fuera del libro.

La respuesta corta es que aunque la forma musical de dichas bandas es asimilable a la del Metal Extremo, son bandas que provienen de universos distintos a él, como el Hardcore en el caso de Eyehategod, el Stoner en el caso de Sleep, Sludge en el caso de Neurosis… Y podríamos seguir hablando del Heavy Doom de que provienen Candlemass, por ejemplo.

Igualmente, me han preguntado por qué en el capítulo del doom no incluí a bandas como Pagan Altar, Candlemass, Neurosis… es el mismo caso: aunque su forma musical sea similar, sus éticas y estéticas no son las del metal extremo, sino del Heavy Metal, Sludge Metal, Drone…

También hay gente que me ha preguntado por qué no incluyo en el libro el Hardcore metal de Isis, Converge, etc., así como el Metalcore o el Deathcore, y la respuesta es que, aunque su forma musical sea afín al metal extremo, sus éticas y estéticas vienen del mundo del hardcore, no del metal extremo de los pioneros. Por eso decidí no incluirlos, para mantener la coherencia.

En cualquier caso, lo cierto es que esta pregunta me la han hecho muchas veces, suficientes para que esté dándole vueltas a la cabeza el cómo satisfacer a estos oyentes del Doom que se han quedado con ganas de más. -y aquí, quizá, o no, esté dando una pista ;-)-

14.   El libro ya lleva editado como hemos comentado anteriormente un año, ¿tienes datos sobre el número de ventas que lleva? ¿Sabes y tienes conocimiento de cómo se ha distribuido y hasta qué lugares ha llegado? ¿Sabes si ha tenido buena aceptación en Sudamérica y en países de habla hispana? ¿Cuántas copias se han llegado a lanzar del libro? ¿Cuántas ediciones? ¿Es algo que la editora te mantiene informado?

Sobre todas estas cuestiones, de momento sé lo mismo que todo el mundo: que la primera edición se agotó y que ahora mismo estamos vendiendo la segunda. Las devoluciones de tiendas se hacen en el primer trimestre y sólo entonces la editorial sabe cuántos se han vendido, así que para marzo debería tener más datos de venta. Lo que aún no sé es si puedo hacerlos públicos o no, por razones de confidencialidad con la editorial. Lo sabré en su momento.

Sobre la aceptación en países de habla hispana, de momento se vende en México, Venezuela, Uruguay, Chile, Colombia y esperamos que pronto en Argentina, y por los mensajes que me mandan los lectores “de allá”, lo cierto es que parecen satisfechos con el libro y con la presencia que sus países tienen dentro de él.

15.   Uno de los muchos detalles que me ha gustado mucho del libro es la calidad de las fotografías de que dispone. Si no recuerdo mal, antes del lanzamiento del libro y durante la creación de él anunciaste que buscabas fotografías personales de seguidores del Metal extremo que estuvieran dispuestos a cederlas para el libro. ¿Cómo fue todo? ¿Te llegaron a remitir mucho material? ¿Cómo lo seleccionaste todo? ¿Fue duro? ¿Alguna foto en especial que te dolió dejar fuera por algún motivo en particular?

Efectivamente, soy aficionado a la fotografía y contaba con un archivo propio para meter fotos en el libro, pero me apetecía que, si algún fotógrafo de la escena quería usar el libro como plataforma para mostrar su trabajo, pudiese hacerlo. Esta iniciativa surgió muy al principio, cuando terminé de escribir el libro, pero aún faltaba un año para publicarlo, y los primeros fotógrafos que contactaron conmigo fueron los que se llevaron el gato al agua. Hubo algunas fotos muy buenas que quedaron fuera, pero fue sólo por razones de espacio.

16.   En tu web personal indicas: Soy guionista de cine, tv, animación, comic y escritor. ¿En qué trabajo se basa tu día a día? ¿En qué proyectos profesionalmente hablando andas involucrado? En el tema de libros y demás, tengo conocimiento de que has lanzado aparte del Libro del Metal Extremo otro tipo de libro, ¿nos podrías hablar sobre él?

Efectivamente, me gano la vida escribiendo guiones de varios tipos, actualmente estoy contratado para desarrollar cuatro largometrajes que, si todo va bien, verán la luz en los próximos años, pues los procesos del cine son realmente lentos. No puedo decir mucho sobre ellos, solo que una de esas películas es de animación y que recientemente TVE y el ICAA han mostrado su apoyo para que se realice.

El otro libro al que te refieres es una novela titulada “Zíngara: buscando a Jim Morrison” y es una especie de road-movie literaria que tiene como punto de partida la visita que el Rey Lagarto realizó de incógnito a España en el 71. El protagonista, Jaime, es un muchacho disminuido físico que no ha salido de casa nunca por culpa de su enfermedad, y que de pronto, se verá recorriendo España por todos los medios posibles para llevar a cabo esa improbable misión que es encontrar a Jim Morrison.

Por otro lado, la mayor parte de mi trabajo se centra en generar ideas, proyectos y propuestas que puedan interesar a productoras, editoriales, etc… Y dar forma a las que van saliendo.

17.   A nivel estrictamente musical andas metido en The YTriple Corporation, una banda con un par de Ep’s ya lanzados (“Undercover Antibody” en el 2008 y “The Sentinel’s Eyes: A Flashforward” en el 2011). ¿Qué nos puedes contar sobre el grupo? ¿Es un grupo de continuo o se trata de un proyecto únicamente de grabación? ¿Habéis llegado a debutar en directo? Y a nivel general, ¿qué tipo de aceptación estáis obteniendo? Aparte de The YTriple Corporation, ¿estás en algún otro grupo?

Efectivamente, The YTriple Corporation es la banda en la que canto y como podréis ver si visitáis www.ytriple.com, realizamos una mezcla entre Death Metal Melódico y Thrash con influencias que van desde Carcass, a Machine Head, Fear Factory o Arch Enemy.

Como bien dices, hemos publicado esos dos Eps, siendo “The Sentinel’s Eyes” de libre descarga, y recientemente hemos publicado un tema de adelanto de nuestro primer Lp “Medusa Megalopolis”, cuyo videoclip podéis ver haciendo click aquí.

La aceptación está siendo realmente buena: como ejemplo, obtuvimos 1200 visitas al videoclip en sólo 24 horas, lo que creemos que es un buen resultado, siendo como somos una banda nueva.

Algo que tiene el grupo de especial es que está formado en base a un concepto narrativo: cada canción es un “episodio” o “escena” y cada álbum, un libro o película. Queremos ampliar este concepto al transmedia y desarrollarlo en distintos formatos, sobre lo que ya diremos más.

Como se ve, queremos hacer las cosas un tanto diferentes a como se hacen normalmente en el universo musical, en cualquier caso, somos una banda estable y esperamos que  podáis vernos en directo pronto.

Algo que quiero destacar es que tanto el sonido de “Medusa Megalopolis”, como el videoclip, fueron producidos, mezclados y masterizados por Delta314, así que a los que os guste, os aconsejo que conozcáis su trabajo.

Hay algún otro proyecto musical en que estoy involucrado, pero de momento son cosas que corren menos prisa y saldrán en su momento.

18.   ¿Qué gustos musicales tiene personalmente Salva Rubio? ¿Están centralizados en el Metal Extremo? ¿Cuáles son tus discos preferidos de toda la historia de la música? ¿Y bandas favoritas? ¿Piensas que en algún momento te has llevado por tus preferencias personales a la hora de realizar el libro? ¿Qué discos y bandas estás escuchando en los últimos tiempos?

Como puede imaginarse, lo que más me gusta, y la música que más suena por mis altavoces o auriculares, es el Metal Extremo. Normalmente mezclo cosas recientes con clásicos mil veces escuchados.

Por otra parte, también me gusta que suenen por casa otras cosas realmente variadas, por ejemplo, desde Tom Waits, al rock escandinavo de los noventa, el surf de Los Coronas, la música cabaretera, y en numerosas ocasiones, como ahora mismo, pongo BBC Radio 3 para escuchar sus programas de clásica.

Sobre mis discos favoritos, es imposible numerarlos, cada vez que pienso en alguna lista, metería decenas y decenas. Por citar uno solo, uno de los discos que más influencia ha tenido en mi vida es “Symbolic” de Death.

Sobre si mis preferencias personales han influido a la hora de escribir el libro, diría que todo lo contrario, ya que era la gran oportunidad para redescubrir a decenas de bandas que nunca había tenido tiempo, excusa u ocasión para escuchar como es debido, e incluso discos que no me gustaban los he entendido mucho mejor.

Ahora mismo llevo en el iPod entre otros a Gorefest, My Dying Bride, Ihsahn, Death, At the Gates, Ackercocke, Ancient Rites, Confessor, Darkthrone, Enslaved, Entombed, Ghost, Godflesh, Hail of Bullets, Hypocrisy, Immolation, Incantation, Napalm Death, Necronaut, Nocturnus, SOD, Samael, Tragedy… Como digo, un poco de todo.

19.   Ya pensando en el futuro, ¿has pensado conforme ha pasado el tiempo desde la edición del libro en ir actualizándolo con lo acontecido en siguientes años desde el 2011? ¿Hay pensado realizar algo al respecto? ¿Es algo que te gustaría? ¿Y algo realizado en relación a escribir alguna biografía o algo específico sobre algún género?

Sobre la actualización del libro, futuras ediciones, por el momento, corregirán errores, y erratas, pero la ampliación ocasional está fuera de las posibilidades de la editorial, a no ser que en algún momento se haga una edición revisada, lo que es decisión de ellos.

Me gusta pensar, eso sí, en la idea de repetir libro cuando se cumplan los 50 años del nacimiento de nuestro movimiento musical, veremos si por 2031 la cosa se tercia 😉

Igualmente, me gustaría seguir escribiendo libros sobre música, estoy jugando con varias ideas, pero todo depende de que llegue a un acuerdo con la editorial y el trabajo cotidiano me permita dedicarme a ello.

20.   Bien Salva, esto es todo por el momento, ha sido un verdadero placer el realizar esta entrevista. Si te apetece o deseas añadir algo sobre algún tema que no se haya tratado en esta entrevista adelante, tienes tu espacio. Un saludo y gracias por todo.

Perfecto, Javi! Pues por mi parte, sólo recordaros que cada semana actualizo el blog www.librometalextremo.com con artículos y entrevistas sobre la escena española, y de aquí a un tiempo habrá un par de novedades que hace tiempo quiero dar, así que estad atentos!

Y por lo que se refiere a mi banda THE YTRIPLE CORPORATION, os invitamos de nuevo a descargaros nuestro Ep “The Sentinel’s Eyes” haciendo click aqui y a visualizar nuestro videoclip “Cold Architecture of Epsilon”, que adelanta nuestro primer LP “Medusa Megalopolis”.

Y si queréis estar al tanto de nuestras novedades, visitad el blog www.librometalextremo.com, haced “Me Gusta” en la página de facebook de “Metal Extremo: El Libro” o en la de The YTriple Corporation; además, podéis seguirnos en twitter aquí y aquí.

Un abrazo a todos! Join The Corporation!

Entrevista: Mantas

(Publicado originalmente en CRAWL Zine en 2013)

crawl

 

LA HIJA DE LA TORMENTA (Aleta Cómics, 2016)

la-hija-de-la-tormenta

En este cómic hay dos retornos, el de “La Saga de los Reyes Elfos”, la saga de Víctor Santos, padre de la criatura, y Sergio Córdoba, que si mi neura no me engaña desde el número 4 de “Malas Tierras” no se ha prodigado mucho por el mundo del bocadillo. Seguro que habrá alguna historia corta que se me ha escapado, en ese caso tendré que arreglarlo raudo y veloz.

“La Saga de los Reyes Elfos” es, como el mismo nombre dice, una saga fantástica donde la mitología vikinga es el ambiente principal. Originaria del año 2000 y lanzada al mercado por 7 Monos -un grupo de dibujantes valencianos donde están los mismos Sergio y Víctor- y la editorial asturiana Dude Cómics, en este cómic que tenemos entre manos podíamos decir en términos de series de televisión que es un Spin Off, o traduciendo, una historia paralela de Jurgen Ulf, un personaje de la primera parte de la “Saga de Ehren Heldentodsson” denominada “La emperatriz de Hielo” publicada por las editoriales Dude y Dolmen en el 2002.

No soy nada seguidor de la saga de los Reyes Elfos, sabía de refilón de su existencia pero nunca me llamó la atención, aun así no es necesario saber mucho de la saga ya que la obra puede leerse muy bien sin haber leído anteriores cómics de otras sagas. Podíamos decir que “La hija de la Tormenta” es bastante independiente de la obra madre. El protagonista principal, Jurgen Ulf, el mismo Víctor lo define como “Un guerrero con cuerpo del Arnold Schwarzenegger y los ojos de Clint Eastwood”, mientras que en la historia hay un popurrí de referencias desde Conan o Willow hasta Lone Wolf and Cub o el Asesino del Shogun.

la-hija-de-la-tormenta-620x250

El cómic se lee muy bien, demasiado, y desgraciadamente en un maldito suspiro te lo has zampado. Aunque la historia se cierra bien te quedas con más ganas de aventuras de Jurgen. El dibujo de Sergio fantástico, y la historia de Víctor simple y adictiva como una bolsa de kikos. No sé si Víctor y Sergio nos brindarán algún número más, supongo que si las ventas son buenas puede que sigan o definitivamente va a ser un proyecto igual de solitario que el mismo Jurgen. Espero que sigan algún número más y los dos componentes de 7 Monos me quiten el mono de más aventuras de espada y dioses nórdicos.

Saints in Hell